Semana decisiva

Por Venezuela Real - 23 de Noviembre, 2007, 10:52, Categoría: Oposición/Resistencia

Gerardo Blyde
El Universal
23 de noviembre de 2007

"Es insostenible imponer los profundos cambios con un margen pequeño de votos"

El movimiento estudiantil acudió hace dos semanas masiva y pacíficamente al Tribunal Supremo e interpuso una acción de amparo con el propósito de diferir la celebración del referendo. Otros recursos están también pendientes de decisión. Los decanos de las principales facultades de Derecho de las universidades más importantes del país también acudieron esta semana ante la misma Sala Constitucional solicitando la declaratoria de inconstitucionalidad de la pretendida reforma e igualmente solicitando que dicte medida cautelar que suspenda la celebración de ese referendo mientras se deciden las nulidades planteadas.

La próxima semana es decisiva y es necesario estar ocupándonos de todos los planos de acción que estarán ocurriendo a la vez. Lo racional, lo justo, el deber ser jurídico sería que, ante la grotesca violación del texto constitucional en el procedimiento de formación de esta modificación constitucional que pretende cambiar la estructura constitucional del Estado venezolano y los principios fundamentales de la Constitución mediante reforma, la Sala Constitucional sentenciara la suspensión inmediata de esa consulta. Los voceros abstencionistas tiene razón en el deber ser, pero eso no sucederá en un país en el que el deber ser quedó atrás hace tiempo. Que lo haga el TSJ no depende de lo jurídicamente correcto sino de lo políticamente necesario. Por ello se requiere que analicemos el panorama político.

Todos los estudios de opinión serios señalan con rotunda claridad que es mayor el rechazo a la propuesta que su aceptación en la población venezolana. Ese crecimiento del NO se produjo de manera abierta durante el último mes, en la medida en que el contenido de la propuesta ha venido siendo explicado y conocido, aun en contra del Gobierno que ha basado toda su campaña en el apoyo a su líder y no en explicarle al pueblo por qué y para qué se quiere cambiar la Constitución. El pueblo intuye que todo el atropello para salir cuanto antes de este asunto es porque allí hay gallo tapao y, de manera instintiva, se niega a aceptar a ciegas lo que no se le quiere explicar.

El Gobierno hoy sabe que, aun ganando, ya ha perdido políticamente esta confrontación. Sabe Chávez y saben sus colaboradores que sólo la abstención haría parecer a una pretendida victoria como clara y despejada para implantar su socialismo autoritario; venderían las cifras de los participantes que voten afirmativamente y en contra y, por supuesto, omitirían en la propaganda oficial (interna y externa) la cifra de los que no acudan a votar. Es por ello que tanto el Gobierno como el árbitro electoral juegan y apuestan a esa abstención.

Pero, de disminuir la abstención, al Gobierno le quedarán dos caminos: o trata de reagrupar a sus fuerzas para lo cual simulará magnicidios, intentonas o insurrecciones que hagan parecer que la cabeza del líder está en peligro o, en última instancia, permitirá la suspensión "temporal" de la consulta mediante decisión judicial.

Las bases chavistas se fracturaron al abusar de ellas. El eterno candidato inició el año con una confrontación constitucional para sí mismo y no gobernando para todos. Sólo inventando que él esta en juego podría reagruparse.

Sabe que políticamente es insostenible imponer los profundos cambios que desea con un margen pequeño de votos a favor y, sabe también que, de salir derrotado en la consulta, no podrá presentarla nunca. Sería una derrota política que cualquier demócrata aceptaría sin complejos, pero la soberbia y la manera autoritaria como ejercen el poder no permite esta democrática aceptación.

Es por ello fundamental que nadie ceda ante ninguna tentación o peine que tratarán de ponernos en el camino, que nos movilicemos con contundencia a todos los actos de calle pacíficos que se realizarán durante los próximos días, que cada testigo de mesa esté conciente de su inmensa responsabilidad, que se entrene y no abandone hasta el final; que aun bajo la protesta más firme acudamos todos a votar habiendo padecido las condiciones más desventajosas que hemos tenido que enfrentar pues esa es la estrategia planeada para desmoralizarnos.

Se requiere coraje cívico para regresar a los centros electorales, apoyar a los testigos y observar junto a ellos el escrutinio público, el sorteo manual de cajas, la apertura y auditoría de las mismas.

La presión de calle antes del proceso podría frenar la consulta, podrían usar la vía de escape jurídica para salir del entuerto. Pero, si persisten en su desenfrenado y desbocado afán de controlarlo todo, si continúan actuando como hasta ahora y llevan a este pueblo a la consulta, que quede patente allí la contundencia del rechazo, que tengan que hacer la trampa numérica. Allí comenzará otra historia.







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Noviembre 2007  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30   

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog