Con votos es la cosa

Por Venezuela Real - 24 de Noviembre, 2007, 15:07, Categoría: Electorales

Miguel Sanmartín
El Universal
24 de noviembre de 2007

El voto y su defensa son deberes y responsabilidades individuales

Muchas son las razones, todas de indiscutible peso, que pudiera alegar otra vez la sociedad democrática venezolana para ausentarse de las urnas electorales el próximo dos de diciembre. Casi todos esos argumentos se vinculan con la falta (generalizada) de confianza en el auto calificado "árbitro", léase CNE, que persiste en comportarse sin un verosímil equilibrio, la debida imparcialidad y la necesaria transparencia.

Hoy hay unas cuantas razones más para seguir poniendo en duda la ecuanimidad de un organismo cuya directiva es manifiesta y mayoritariamente partidaria de una de las "opciones" en liza, así como lo son también todos, o casi todos, los funcionarios clave en la operación y control del proceso comicial en puerta. Igualmente sigue habiendo motivos para sospechar de las condiciones (algunas ventajistas y otras sobrevenidas) que regirán el muy cuestionado (su validez jurídica) referendo constitucional.

Si las normas electorales dictadas por el CNE ya fueron desfavorables para la oposición en procesos anteriores, sin duda empeoraron para el referendo constitucional: Exclusión de la observación internacional, participación mayoritaria en el Plan República de una reserva militar partidizada (inscrita en el gobiernero PSUV), mayor desequilibrio en la campaña proselitista, censura de la propaganda del sector contrario a la reforma, insuficiente información al electorado (suspendidos los debates televisados) sobre la materia a ser consultada, acceso ilimitado del oficialismo a los recursos del Estado y al sistema de transmisión de data por la red de la telefónica nacionalizada, etc., son parte del catálogo de renovados contratiempos añadidos y que imposibilitan que el proceso resulte ecuánime, cristalino y creíble. 

Pero no importan las dificultades. Ni los impedimentos. Ni siquiera la sospecha de que el ventajismo oficial pudiera intentar desviar la voluntad popular. Esta vez hay una condición diferente. Está cuantificada. Y confirmada. El régimen es consciente. Sus propias encuestas revelan lo mismo: El SÍ es minoría. El país no compra la propuesta imperial. Muchos rojo rojitos lo admiten aunque no lo reconozcan públicamente. Emblemáticas figuras del "proceso" (gobernadores, alcaldes, parlamentarios, funcionarios del gabinete y de empresas públicas) son parte de lo que para el monarca es una "conspiración": no comparten la reforma constitucional, por lo que no han hecho campaña por su aprobación.

Este cuadro le plantea cuatro responsabilidades a la sociedad democrática, incluso al chavismo no autoritario, no autocrático, no militarista: presentar testigos de mesas, votar, vigilar los escrutinios y defender la que sea la voluntad popular mayoritaria. Este es un deber personal y de todos los ciudadanos, independientemente de su ideología o afiliación política.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Noviembre 2007  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30   

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog