John Magdaleno: "El gobierno alienta la abstención"

Por Venezuela Real - 27 de Noviembre, 2007, 18:11, Categoría: Política Nacional

Juan Pablo Arocha
TalCual
27 de noviembre de 2007

Sólo el voto permite construir una "nueva mayoría", asegura el politólogo John Magdaleno, quien pide a la oposición no sobrecargar a los estudiantes de responsabilidades y aprovechar la división que evidencia el oficialismo tras los pronunciamientos de Podemos y el general Baduel
John Magdaleno, profesor de la USB, explica que el oficialismo encuadra la campaña en el presidente Chávez porque sus seguidores rechazan la reforma

El referendo sobre el proyecto de reforma constitucional puede marcar una diferencia en la concepción histórica del Estado en Venezuela, pero este hito importante que se pondrá en juego durante la jornada del próximo 2 de diciembre, pasa desapercibida para un sector de la población. Aunque las últimas encuestas registran una disminución en la abstención, el número de ciudadanos que parece entusiasmado con la idea de seguir la actividad comicial desde la poltrona de su casa podría generar una nueva derrota opositora en las urnas.

El politólogo John Magdaleno, profesor del área de ciencias políticas de la Universidad Simón Bolívar, predijo el triunfo del presidente Hugo Chávez antes de las elecciones de 2006 y la necesidad de recomponer la oposición para "construir una nueva mayoría". Pero a pocos días del referendo sobre la reforma cree que es un error optar por la abstención cuando existe una "escisión" importante dentro del chavismo.

–Los abstencionistas soportan su tesis en la idea de que hubo fraude en el referendo de 2004 y las elecciones presidenciales de 2006.
–Yo estoy absolutamente en desacuerdo con la tesis del fraude continuado y masivo: Las cuatro encuestadoras más importantes del país (Datos, Datanálisis, Consultores 21 y el IVAD) daban ventajas relevantes al presidente Chávez antes de esos dos procesos electorales, era una distancia relevante entre 11 y 13 puntos porcentuales. Incluso, en un exit poll que realizó el IVAD el 15 de agosto de 2004 –que nunca se divulgó– la ventaja puntual era de 14% para el gobierno.


–Pero parte de la oposición tampoco cree en los rectores del Consejo Nacional Electoral.
–El organismo electoral no contribuye a generar confianza entre la oposición, y creo que lo hace deliberadamente. Las medidas que toma el gobierno, como el nombramiento de Jorge Rodríguez como vicepresidente, alientan la tesis del fraude.

–¿Se resuelve algo con la abstención? Existe el antecedente de las elecciones parlamentarias de 2005.
–No sólo los comicios del Parlamento, también las elecciones de gobernadores y alcaldes de octubre de 2004. En este último proceso se perdieron alrededor de 4 ó 5 gobernaciones básicamente por la baja disposición a movilizarse de los electores de oposición. La reflexión es ¿a quién favorece la percepción de fraude? Yo creo que al gobierno, a ellos les interesa desmovilizar a los sectores que no los apoyan. La abstención contribuye a que cada ciudadano se encierre en la esfera privada de sus decisiones individuales y no permite construir una nueva mayoría.


–Los grupos más radicales, como el Comando Nacional de la Resistencia (CNR), planean una aplicación del artículo 350 de la Constitución: una protesta "sin retorno".
–La experiencia práctica en el pasado indica que no es posible deslegitimar al gobierno con la abstención.


Se deslegitiman instituciones en la medida en que logras construir una mayoría que se opone y que desea un cambio político. Este sector no dibuja una ruta clara tan pronto se produzca la elección, me llama la atención que en una de las marchas convocadas por la CNR dijeran que el método de resistencia sería con Gatorade y chocolate, ¿cómo le vas a decir a tus propios electores que de esa forma se hará la resistencia civil? Para mí eso invalida, por el contenido poco serio que tiene la propuesta, la opción de la abstención.

–¿Los nuevos actores políticos de oposición, como los diputados de Podemos y el general (r) Raúl Baduel, pueden refrescar a la dirigencia?
–Esto revela una escisión importante dentro del oficialismo, es una oposición que será creíble para buena parte del chavismo. Un problema que tienen los sectores críticos al gobierno es que no tienen credibilidad para parte del segmento que respalda a Chávez. Esta oposición podría tener mucho mayor impacto dentro de esta audiencia y podría abrir la puerta para construir esa nueva mayoría. Un nuevo grupo tiene que aglutinar necesariamente a partidarios de la oposición y disidentes del oficialismo.

–¿La disidencia oficialista ataca al electorado oficialista?
–Sí, porque legitima las posiciones contrarias dentro del oficialismo.

Hasta ahora, cualquier posición de disenso había sido negada con éxito en el gobierno. La posición de Podemos y del general Baduel permite tener incluso diferencias con el presidente Chávez.

–Pero parte de la oposición se empeña en recordar la actuación de Francisco Arias Cárdenas en 2000 para restarle méritos al pronunciamiento de este sector.
–Es una lectura convencional de oposición. Los últimos pronunciamientos del general (r) Baduel, por ejemplo, te permiten ver que no ha sido la misma actuación de Arias Cárdenas. El militar ha sido muy consistente en sus actuaciones.


–Días antes de la elección presidencial de 2006 usted ya anunciaba el triunfo de Chávez, así como planteaba para la oposición el reto de reconstruirse luego de los comicios. ¿Cómo ve el proceso a tan pocos días del referendo?
–Hay una oportunidad que no se presentó en aquella fecha, hay una ruptura en el seno del oficialismo. Existe evidencia en estudios donde se registra que una parte del chavismo está en desacuerdo con la reforma tan pronto la conoce, la probabilidad de que la reforma genere desacuerdo es muy elevada. Esto permite entender por qué el gobierno está encuadrando la campaña en el presidente Chávez, si usted apoya o no al presidente.

–Las últimas encuestas registran una disminución de la abstención.
–Sí, es cierto. Ahora el tema del debate está en agenda, aunque lamentablemente la mayor parte de los venezolanos la desconocen. La diferencia con respecto a las presidenciales de 2006 es que hay una ventaja concreta desde el seno del oficialismo que permite predecir que se puede reducir la diferencia que siempre se ha registrado entre gobierno y oposición –entre 60% a 40%–. Las encuestas están registrando que uno de cada tres chavistas votarían contra la reforma.


–¿Cómo contribuyen los estudiantes a disminuir esta ventaja?
–Los estudiantes son ahora uno de los actores sociales más legítimos, hay sectores que están a favor de la abstención pero estaban esperando la decisión de los universitarios para decidir si van a votar. Mucha de la movilización electoral puede estar en manos de los estudiantes, pero no hay que cargarlos demasiado. Buena parte de la responsabilidad en este momento la tienen los actores políticos, sería injusto que los estudiantes cargaran con la responsabilidad de cualquier desenlace.

–¿Cuál puede ser el escenario del 3D?
–La idea es utilizar la elección en este momento para dejar un sentimiento de rechazo a la reforma. También para poder preparar a la ciudadanía para lo que viene: una resistencia seria, no con Gatorade y chocolate, todo en el supuesto negado de que se apruebe la reforma constitucional.







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Noviembre 2007  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30   

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog