Vender Citgo en pleno boom...

Por Venezuela Real - 27 de Noviembre, 2007, 14:06, Categoría: Petróleo/Energía

Gustavo Gil
TalCual
27 de noviembre de 2007

Para el economista Pedro Palma es insólito que Venezuela venda sus refinerías y estaciones de servicio Citgo, en Estados Unidos, en pleno boom petrolero, abandonando el mercado más rico en consumo de combustible

En Venezuela sólo la gasolina es más barata que el dólar, de allí que se hayan disparado las importaciones y el consumo; por ello, nada de extraño tiene que el gobierno haya logrado colocar la totalidad de 849,6 millones de dólares del paquete de bonos El Venezolano II, a una tasa de 124,1% del valor nominal.

–Ese tipo de cambio que involucra un subsidio enorme por parte del Estado, obviamente, estimula a la industria en general a importar maquinaria y equipos a un precio artificialmente bajo. Eso explica esas importaciones todavía relativamente altas. Igualmente el consumo está creciendo en forma muy intensa por lo que aquellas empresas que se están acercando a su límite máximo de capacidad de producción, ven este como un excelente mo mento de ampliar su capacidad de producción, están en este momento importando maquinaria subsidiada y artificialmente barata con el dólar a 2.150–, explica Pedro Palma, tal vez el economista más reconocido en el país y a quien todavía hoy muchos extrañan por sus apariciones por TV.

Palma ha visto al país pasar del dólar de 4,30 a la vorágine vivida la semana pasada con la puesta en el mercado de El Venezolano II, un bono compuesto la mitad por un bono internacional que vence el 2038 y la otra mitad en partes iguales por dos bonos locales Vebono denominados en bolívares, uno al 2013 y el otro al 2014.

–Hablando de subsidios, aquí se benefician de estos mecanismos desde los estudiantes hasta los pensionados del IVSS. Y los empresarios, no son la excepción. ¿Esto puede continuar en 2008? –
Los subsidios son costosos para el Ejecutivo y por lo tanto constituyen una carga presupuestaria importante. En la medida en que continúen y se profundicen eso implicará mayor rigidez en el gasto público y mayor dificultad a futuro que impedirá que el gobierno tenga posibilidades de maniobrar. Cuando el petróleo no dé los recursos para mantener este ritmo expansivo de gastos el gobierno se verá más limitado. Aquí entra en juego el tema de la pérdida de la autonomía del BCV, porque cuando escaseen los recursos, en vez de adoptar un proceso de disciplina fiscal, muy probablemente el gobierne obligará al Banco Central a financiar este gasto generando dinero inorgánico y por ende mayor presión inflacionaria. Esto fue lo que originó la hiperinflación en las economías del cono sur en los años sesentas, setentas y ochentas–, señala.


ATÓNITO ANTE EL MUNDO

Palma, al igual que el país entero, ha visto atónito como al presidente Hugo Chávez le han enmendado la plana internacionalmente, figuras como la presidenta chilena, Michelle Bachelet, quien le reprochó las declaraciones ofrecidas a la prensa acerc! a del co nflicto marítimo que mantienen Chile y Bolivia.

Igual cosa sucedió con el presidente español, Rodríguez Zapatero quien exigió sindéresis al mandatario venezolano ante su atropello contra Aznar y anterior a todo eso lo había hecho el presidente de la OPEP, Mohamad al Hamli, quien le reclamó sobre lo volátil que podía resultar el tema del dólar en un cumbre de presidentes de Estado la OPEP.

–¿Qué opina de la política petrolera trazada por Venezuela?
–Aquí hay dos ópticas a tomar en cuenta. Una, la política petrolera en sí y otra, el manejo de los recursos provenientes del petróleo.


En primer término, vemos un plan de expansión de la producción que va de aquí hasta 2012 y que implica cuantiosísimas inversiones porque esos yacimientos están concentrados en la Faja Petrolífera del Orinoco.

La gran contradicción estriba en que estamos atacando a las empresas transnacionales socias en estas exploraciones, muchas de la cuales se fueron del país. Al mismo tiempo estamos creando empresas mixtas con participación mayoritaria de PDVSA, por lo cual el peso mayor de la inversión recae sobre la empresa estatal.

La pregunta es: ¿una compañía comprometida con los proyectos sociales y que financia un gasto público desbocado, está en capacidad de hacer esta inversión? Lo que se presume es que PDVSA entrará en un proceso masivo de endeudamiento para afrontar este reto, pero eso no está claro, como tampoco la materialización de esos planes de expansión.

–¿Y en cuanto a la manera como se invierte el petróleo qué opinión le merece?
–Son cuantiosos los recursos provenientes de la explotación petrolera.


Pero, Venezuela, a diferencia de Noruega y otros países exportadores de petróleo, no está ahorrando parte de esos excedentes en forma de un Fondo de Estabilización Macroeconómica que permita afrontar años más difíciles, en el futuro. Lo que está haciendo el gobierno es ahorrar esos recursos en fondos que están destinados a financiar el gasto! público . Se está acumulando dinero proveniente no sólo del petróleo sino también de las reservas internacionales para financiar gasto público y eso se va a traducir en que cuando llegue la época difícil no tendremos recursos para afrontarlas, señaló Palma.

Lo paradójico de todo esto es que Venezuela compra otros 500 millones de dólares en bonos argentinos, en un mercado donde nadie quiere esos papeles, Y, por otro lado vende sus refinerías y estaciones de servicio Citgo, en Estados Unidos, en pleno boom petrolero, abandonando el mercado más rico en consumo de combustible.

–La política petrolera venezolana de los años ochenta y noventa pretendía precisamente abonar ese camino que permitía hacerse de una buena tajada de ese mercado tan apetecido, pero todo eso está siendo desmantelado por el actual gobierno. Estados Unidos es, con mucho, el mercado más importante de hidrocarburos del mundo y ahí tenemos todavía afortunadamente una serie de refinerías de conversión profunda que son precisamente para manejar los crudos pesados venezolanos. Salir de esos activos tan estratégicos e importantes significa echar por la borda un negocio que asegura el posicionamiento de los crudos pesados que a largo plazo estaremos explotando.

¿Cómo se explica que con un PIB más alto que los colombianos, por primera vez en la historia, los tachirenses no pueden viajar a Cúcuta porque la paridad cambiara es de 39 centavos de pesos por bolívar? ¿Cómo se explica que con la más alta renta petrolera, no se consiga leche? Mientras tanto, dos mujeres que van a bordo de una camionetica por el centro de Caracas, comentan horrorizadas que la comitiva venezolana que acompañó a Chávez, alquiló todo un hotel cinco estrellas para alojarse en París. Maldiciones y blasfemias sirven de aderezo a sus deseos: aquí lo que falta es que venga una hambruna. La más reciente la padecieron sus ancestros a finales del siglo XIX.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Noviembre 2007  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30   

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog