Cómo se falsifica la historia

Por Venezuela Real - 29 de Noviembre, 2007, 9:05, Categoría: Política Nacional

Antonio Ledezma
Ultimas Noticias
29 de noviembre de 2007

Montado sobre la estrategia de ofrecerse como el vengador de los venezolanos llegó Chávez a la Presidencia de la República.

Fustigó sin piedad el cuadro político que discurrió a lo largo de la estigmatizada Cuarta República. En sus discursos, fue empalagoso para muchos sectores que llegaron a babearse ante la arenga de un dirigente carismático, a veces socarrón, y por lo general astuto para usar la demagogia como parte de su arsenal táctico.

Después de casi ocho años en el poder, deja de ser el vengador, una que otra vez, para exhibirse como el mártir. ¡Me quieren matar! grita, y de esa manera busca justificar sus errores.

Trata afanosamente de acusar a la oposición de no dejarlo gobernar. Aquí se ve uno de los mayores descaros con que procede un gobernante que tiene en sus manos todos los hilos del poder.

Y eso hay que hacérselo ver a la gente, a esos ciudadanos que no son ajenos a una realidad latinoamericana donde, como lo acentuó Carlos Rangel, es extremadamente vulnerable a las interpretaciones históricas y a los proyectos políticos construidos sobre la mentira, o que apelan a la verdad sólo a medias.

Eso es lo que constantemente hace Chávez: adulterar o falsificar la historia, lanzar a una quebrada todos los textos en los que se recopilan los capítulos protagonizados por las distintas generaciones en estos últimos dos siglos.

Chávez quiere hacer su propia historia; quiere imponérsela a rajatabla a los venezolanos de hoy y prevé hacerlo con los del mañana. Por eso no es una simple terquedad o capricho llevar adelante la reforma educativa. Él sabe que el mejor laboratorio para capturar la mente de un ser humano es un aula de clases.

Desde allí, como también lo apuntó Carlos Rangel, se puede declarar execrable lo mejor de nosotros mismos y poner a admirar lo peor de nuestra realidad. El pueblo se muestra indócil ante las pretensiones hegemónicas de Chávez.

La gente está al tanto de que con esta nueva reforma constitucional no se van a mitigar los problemas que agobian al país: el hambre, el desempleo, la inseguridad y la ineficiencia de los servicios públicos.

Simplemente, Chávez quiere ser Presidente vitalicio. Todavía no se atreve a establecer en la Constitución la figura del Emperador, tal como lo hizo Napoleón Bonaparte, pero por ahí van los tiros.

Ex alcalde de Caracas





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Noviembre 2007  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30   

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog