A dos días

Por Venezuela Real - 30 de Noviembre, 2007, 18:38, Categoría: Electorales

Gerardo Blyde
El Universal
30 de noviembre de 2007

Salgamos, votemos y defendamos juntos nuestra opinión

En qué espectáculo vergonzoso e inexplicable se nos ha convertido la patria. Mientras en los liceos y escuelas los maestros y profesores enseñan la clásica división de poderes que de tres han devenido en cinco con supuesta independencia y autonomía, las monolíticas actuaciones de sus miembros, arropados bajo el mismo manto revolucionario y respondiendo a una sola voz, golpea el rostro de esos mismos muchachos y muchachas que no pueden ver en la práctica lo que sus maestros y sus textos predican.

Decenas de funcionarios de hoy, que apenas ayer se autodenominaban defensores de los derechos humanos y reclamaban su respeto por parte de los funcionarios de ayer, lucen ahora como degradados funcionarios empeñados en la fundamentalista defensa de una reforma que confisca esos derechos por los cuales quebraron lanzas y algunas cosas más en el pasado.

¿Comodidad por los niveles de vida inexplicable y súbitamente adquiridos?; ¿miedo a perder ese nuevo status?; ¿miedo a la agresividad y repulsión que de seguras le propinará el líder de sentirse traicionado? La lista de razones puede ser amplia: compromisos adquiridos; expedientes repletos de asuntos no publicables sin merecer la cárcel; regodeo en el ejercicio del poder ilimitado que se ejerce de manera abusiva sin nada ni nadie que lo limite; sed de venganza que los impulsa a cobrarle a la vida y al país de un solo golpe todo aquello que el pasado les hizo o les negó.

¿Cómo pueden ponerle un silenciador a sus conciencias para que de sus bocas salgan las defensas más sorprendentes e insólitas de la violencia provocada y auspiciada por ellos mismos, o por su líder, apelando a cualquier argumentación manipuladora y rastrera para engañar a incautos que, aún con la esperanza de que algo cambie en sus vidas, prefieren creerles a admitir la dura realidad de que esos cambios nunca llegarán mientras ellos gobiernen?

Pero no son ellos los únicos que silencian sus conciencias. En estos días hemos visto como supuestos empresarios que no emprenden ninguna empresa que no esté pegada a la teta del Estado, con la única finalidad de seguir llenado sus alforjas y chupar de ella un tiempo más, hasta que el Estado se adueñe de todo, con riesgo calculado en capital e intereses a devengar, prestos a abandonar el barco cuando éste se comience a hundir, se pronuncian respaldando el establecimiento constitucional de un poder hegemónico que impida a la verdadera empresa existir, crear riqueza y generar empleos. ¿Cómo carrizo pueden dormir y verse la cara al espejo cuando se afeitan por las mañanas?

Hay otros tantos para los cuales la responsabilidad para con el país y para con los demás no existe. Con la mayor naturalidad y desparpajo, antes de quedarse este fin de semana a cumplir, tomarán a sus vástagos y bolsos y se irán para sitio seguro, en donde nada les pueda hacer daño, que se joroben los otros; si se logra la victoria, regresarán para beneficiarse y celebrarla, y si no se logra, esperarán a que las cosas estén calmas y regresarán para planear su salida definitiva. Justificarán su cobardía diciendo que los estudiantes, los medios y los políticos la volvieron a poner y nunca dirán que no haber cumplido con su deber puede ser causa fundamental de lo que suceda. Son los tibios de los que habla la Biblia, que serán rechazados en el reino de Dios, ni calientes ni fríos. No asumen posiciones, no actúan, pero terminan siendo luego los más duros jueces de los demás. Reaccionen y actúen este domingo para que la historia sea distinta. No silencien sus conciencias para luego culpar a otros.

Más allá de todas las razones, válidas o no, que se tengan para justificar individualmente el acompañar al Presidente o permanecer en la abstención como protesta unos o por propia comodidad y cobardía otros, evalúen que de manera mayoritaria y contundente existe un país que se resiste a ser encadenado y amordazado. Existe un pueblo que se merece progreso, libertad y justicia.

Ya es tiempo de enterrar las cuentas viejas que quieren unos cobrarle a la vida; ya es tiempo de pensar en que no existen planes B ni C fuera de nuestra patria; ya es tiempo de activarnos todos, como ciudadanos, para detener la ola de descomposición y destrucción que de seguir por el rumbo que va, no dejará ni el más apartado rincón de la patria sin ser alcanzado y pulverizado.

Si aún tiene dudas, no crea que todos los demás no las tenemos. Pero aún así, aun bajo la más enérgica protesta, aun con la sensación extraña de saber que no existe votación alguna que pueda legitimar la supresión de derechos fundamentales, es necesario saber que muchas veces uno no elige el campo donde le toca dar las batallas. Esta vez el campo por el que tenemos que pasar será el referendo. Salgamos, votemos y defendamos juntos nuestra opinión.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Noviembre 2007  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30   

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog