Rafael Uzcátegui: "Reclamamos una dirección colectiva de la revolución"

Por Venezuela Real - 30 de Noviembre, 2007, 18:26, Categoría: Gente de Chávez

PEDRO PABLO PEÑALOZA
EL UNIVERSAL
30 de noviembre de 2007

Entrevista // Rafael Uzcátegui, secretario nacional de organización de Patria ParaTodos
"Defendemos al Gobierno porque lo quieren derrocar. Con una oposición distinta, el debate fuera otro, lo aseguro"

Tan sólo doce días después de conquistar la reelección, el presidente Hugo Chávez encontró en el Teatro Teresa Carreño una manera bastante peculiar de celebrar el triunfo con sus aliados: "¡No se caigan a mentiras! ¡Esos votos son de Chávez! ¡Esos votos no son de ningún partido!".

A aquel grito siguió la orden de crear el PSUV, la disolución del MVR y una agria discusión que desgajó las estructuras de Podemos, PPT y PCV.

El secretario nacional de organización de la tolda azul, Rafael Uzcátegui, pronostica que después del proceso electoral de este domingo tampoco sobrevendrá la calma. "Aquí viene un enorme debate en el campo de la revolución, referido al socialismo y a su propia institucionalidad", anuncia Uzcátegui.

-PPT y PCV plantearon la creación de un comando de campaña unitario y la respuesta del Presidente fue nombrar a un equipo integrado exclusivamente por líderes del PSUV. ¿Por qué cada vez es más difícil para el chavismo conformar entes donde confluyan todos en igualdad de condiciones?
-No hay otro análisis en este momento que el del posreferendo. Para nadie es un secreto que hubo una polémica, en la cual participó el PPT así como otras organizaciones del proceso como el PCV. Hubo posiciones encontradas, diversas y contradictorias, pero hoy tenemos un cuadro político distinto al del 15 de diciembre de 2006. Hacer un balance en este momento sería un poco incómodo y, además, inconveniente cuando tenemos encima el referendo.

-¿Qué escenarios avizora para después del 2 de diciembre?
-Será un escenario que nos compromete al Presidente y a quienes lo acompañan desde el Ejecutivo nacional a darle el vuelco profundo, radical, a las deficiencias que tiene el Estado y el Gobierno para superar problemas como la vivienda, la productividad y la eficacia. No habría argumentos, ni presupuestarios ni políticos ni sociales para no avanzar en términos rápidos, porque tendrías el respaldo y la legitimidad de quien ganó la contienda. Además, tendrías las posibilidades que te da la modificación de artículos que impiden que los cambios se den con celeridad. La responsabilidad sería mayor.

-¿Los espacios para discutir en el seno del oficialismo se han reducido?
-Nosotros en la revolución tenemos diferencias. No compartimos el llamado a un solo partido porque consideramos que debe prevalecer la diversidad. Creemos que en el socialismo debe haber y existe la diversidad. Existen intereses históricos que, algunas veces, se contradicen: No es lo mismo ser obrero que ser patrón, se llame patrón Estado o capitalista. El día que resolvamos esa contradicción, habrá la unidad perfecta. Mientras no haya sido resuelta, la unidad será programática, una consigna. No todo en la revolución bolivariana es unidad. Además, consideramos que la unidad de por sí no es positiva, de por sí es una perversidad.

-¿Cómo es eso?
-Bueno, tú no puedes convertir la unidad en una especie de imposición. Nosotros somos unitarios y disciplinados, tanto que el 11, 12 y 13 de abril nos dibujamos y nos convertimos en pueblo porque había una sola consigna: El regreso del presidente de la República y la Constitución. Tú no puedes ocultar la ausencia ni la presencia (del Comando Zamora). Hubo una ausencia y hay una nueva presencia, eso indica que parece que en el camino revolucionario hay nuevas lecturas. De alguna manera hay una autocrítica tácita sobre las limitaciones que el propio proceso creó.

-¿Pero subsisten en el chavismo posibilidades para las expresiones diversas?
-Reclamamos y exigimos una dirección revolucionaria, porque no existe. Una dirección colectiva y compartida. Uno de los más serios errores de este proceso ha sido la ausencia de esa dirección colectiva y compartida. Sin dirección no hay ni conducción ni teoría revolucionarias. Nuestro proceso tiene características particulares, un liderazgo que trasciende nuestras fronteras, pero en este caso los tiempos comienzan a agotarse. El primero que tiene que reconocer la necesidad de esa dirección es nuestro líder.

-¿Qué quiere decir con que "los tiempos comienzan a agotarse?
-Comienzan a agotarse. El Presidente lo ha señalado varias veces: Las revoluciones se agotan o se estancan. Incluso, él le da a la reforma un sentido de esfuerzo para evitar el estancamiento. Parte de esa reflexión, sobre evitar el estancamiento y darle sentido y pertenencia histórica a este proceso, es el problema de la dirección. El debate de la dirección es distinto al del partido, porque hay actores que consideran que no es un partido sino un bloque histórico.

-Si se aprueba la reforma, el Presidente tendrá más facultades constitucionales y un enorme poder político y social. ¿Puede avanzar un debate en esas condiciones?
-En el campo de la revolución vamos a continuar exigiendo que las instituciones que nazcan de la revolución se respeten. Viene un enorme debate en el campo de la revolución que tiene que ver con su propia institucionalidad. El primer debate debe ser sobre el socialismo y sus implicaciones. El primer escenario está en la construcción del Poder Popular. Todos tenemos derechos a participar en los consejos comunales y allí se desarrollará un debate histórico.

-La discusión en los consejos comunales la protagonizarán las bases. ¿Qué se debatirá arriba?
-En el supuesto de que se dé la reforma, la vida cambia en Venezuela totalmente. Habrá una mayor intensificación del debate político y de la politización, en el sentido sano de la palabra. Nosotros tenemos una visión del Poder Popular que difiere de algunos voceros o actores del campo revolucionario.

-Tomando en cuenta el poder que acumulará el Presidente, ¿no teme que se cierren los espacios para la diversidad y se pretenda imponer un sólo criterio?
-Apoyados en la historia de las corrientes revolucionarias en el poder, pudiéramos tener ese temor. Nosotros creemos que esos temores hay que superarlos. En este momento, reivindicamos la diversidad revolucionaria expresada en movimientos y organizaciones sociales. No somos lo mismo que el PSUV, pero nuestra existencia no es un capricho. Ahora, y por mucho tiempo, tenemos coincidencias y tareas históricas que hacer. Marchamos con diferencias y esas diferencias nos pueden llevar a peligros. Los peligros del sectarismo, la prepotencia y el autoritarismo han sido parte de los procesos de construcción revolucionaria en el mundo.

La condición de militante del PPT es ser revolucionario, ahora, eso no nos va a confrontar con Chávez en los intereses históricos de la revolución venezolana. Reconocemos nuestra condición de minoría, pero las mayorías tienen la obligación de conducirse como tal y no aplastar a las minorías. Las direcciones revolucionarias no pueden ser unidimensionales.

-Pero cada vez habrá menos espacios para disentir.
-Los espacios no se reclaman, tú los conquistas. Aquí todavía sobra espacio y tiempo, vendrán acontecimientos que pondrán a prueba la voluntad patriótica, democrática y revolucionaria.

-¿El proyecto de reforma allana el camino hacia el socialismo? La oposición dice que sólo sirve para otorgarle más poder al jefe de Estado.
-El Presidente pidió más poder para él y nosotros no se lo negamos. Ahora, como Presidente y líder revolucionario, tendrá que ser responsable y consecuente con el poder que le estamos otorgando.







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Noviembre 2007  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30   

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog