Contra los venezolanos - Amenazas de Fidel

Por Venezuela Real - 1 de Diciembre, 2007, 17:48, Categoría: Injerencia de/en Venezuela

El Editorial
El Nacional
01 de diciembre de 2007

Cuando los venezolanos nos estamos preparando para unas elecciones pacíficas, desde el Gobierno se disparan las alarmas con el fin de manipular la opinión pública a través del miedo, la intranquilidad y el terror. Incluso, el ministro de la Defensa, el de las "candelitas", anunció como si se tratara de una elección en la época de Pérez Jiménez, que se suspendían los portes de armas. Los venezolanos no somos gafos y sabemos que las únicas armas que circulan libremente son las de los partidarios del oficialismo.

Tal cinismo institucional nunca se había visto en democracia, porque el único sector que hoy está desguarnecido es el de los civiles, el de los jóvenes y los trabajadores que son asesinados en los barrios por las bandas de delincuentes, el de los vecinos de las urbanizaciones que son víctimas frecuentes de asaltos y secuestros, y de los comerciantes que ven con horror como sus vidas y sus bienes corren inmediatos peligros. Pero el ministro de la Defensa sólo está preocupado por "apagar candelitas" estudiantiles y protestas populares.

El general anunció además "estricta ley seca, acuartelamiento policial y cierre de las fronteras con Colombia". Es decir, una serie de medidas para controlar a la población como si Venezuela estuviera ardiendo y los enfrentamientos en las calles fueran perennes y sangrientos. No es así: los civiles han estado manifestándose con rabia y coraje, pero sin llegar a la violencia cobarde e insensata de disparar contra grupos de jóvenes desarmados. Al contrario, han tenido que pedir la protección de las autoridades para evitar ser masacrados. Pero esas "candelitas" no las quiere apagar el ministro general. ¿Por qué? Así como la Fuerza Armada Nacional se declara unilateralmente (sin consultar a los civiles) como el fiel de la balanza, sería aconsejable que se pasearan por la posibilidad de que su intervención como árbitros no estuviera bien vista por aquellos venezolanos que, desde su democrático punto de vista, apreciaran sin ánimo de molestar a nadie, que el ministro de la Defensa y su alto mando militar deben obediencia ciega al Jefe del Estado, quien es por supuesto el Comandante en Jefe, como lo dispone la Constitución.

A este punto, los civiles nos preguntamos ¿Quién define lo que son "candelitas", y dignas de reprimir por la FAN, o simples manifestaciones cívicas de descontento? ¿Quién apretará el gatillo? ¿El ministro o el Presidente de la República? ¿En manos de quién está que se nos ataque a tiro limpio, o que se nos trate como ciudadanos pacíficos que protestan? Muchas de estas cosas tiene que ver con la sumisión presidencial a las órdenes de La Habana.

Ayer, Fidel Castro vaticinó una guerra civil en Venezuela y un magnicidio. ¿Hasta cuándo este señor, experto en encarcelar a sus opositores, en clausurar la libertad de prensa en su país, y sumirlo en la miseria y la desesperación, además de organizar invasiones a Venezuela, interviene en nuestras vidas? ¿Por qué el ministro de la Defensa no apaga esa candelita? Demasiado camisón...





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Diciembre 2007  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31       

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog