Apenas el comienzo

Por Venezuela Real - 4 de Diciembre, 2007, 17:50, Categoría: Política Nacional

ANDRÉS CAÑIZÁLEZ
El Nacional
04 de diciembre de 2007

Ha sido muy simbólica la victoria electoral de este domingo. No sólo se derrotó a Hugo Chávez, sino que también –y eso me parece hasta más importante– se derrotó una forma de hacer oposición en Venezuela. El triunfo del No, por mínimo que sea, es, a fin de cuentas, una enorme victoria. Una victoria que terminó imponiéndose sobre unas instituciones (CNE, TSJ, Fiscalía, Defensoría) que, plegadas a la voluntad del líder, han desoído demandas ciudadanas; es un triunfo que terminó ganándole a un Estado que hizo uso de todos los recursos a su alcance y nos invadió hasta el espacio del metro de Caracas; es una victoria legítimamente democrática, porque una parte importante del país le dijo al líder, por más Presidente electo que usted sea no puede gobernar a su antojo y hacer un Estado a su medida. También el grueso de seguidores del presidente Chávez que terminaron absteniéndose, como él mismo reconoció, le ha enviado un claro mensaje, un mensaje democrático.

Ha sido importante este resultado para evidenciar que el presidente Chávez no es invencible, y eso tiene un valor simbólico cuando tenemos a la vuelta de la esquina elecciones para gobernadores y alcaldes. Este resultado, que es apenas el comienzo de una larga caminata electoral y democrática de los próximos años, le dice, también, a un sector no menos importante de la oposición que el camino es el voto, que sólo cuando la gente sale a votar puede gritar fraude (si lo hay), que sólo con el poder del voto ejercido conscientemente, como ha sido el caso de este domingo, es que puede avizorarse una salida democrática, constitucional y pacífica al enorme conflicto que subyace en nuestra sociedad. El gran reto para quienes adversan al presidente Chávez es construir una mayoría, por los canales democráticos y sin dejarle toda la cancha al proyecto chavista, tal como ocurrió con el período posreferendo de 2004, con desastrosos resultados para la oposición y especialmente para el país: casi todas las gobernaciones rojas, rojitas; las alcaldías en su mayoría con Chávez y una Asamblea Nacional unicolor.

Como hemos sostenido en otras oportunidades, para que un proyecto político totalizador, con intenciones de construir una hegemonía, como es el caso del chavismo, pueda lograr su cometido no basta con que lo intente, depende también de la respuesta política opositora, y especialmente depende de la reacción popular. El resultado de este domingo viene a confirmar las dos últimas condiciones. La abstención no es la vía para derrotar un modelo personalista y autoritario. Esa práctica de "autoasfixia", que implica dejarle todo el terreno al adversario, no nos llevó a ningún lado.

Las cosas cambian con este resultado, y no sólo en el chavismo; cambian también en la oposición, que pese a su desarticulación y ausencia de liderazgos consolidados e incluyentes, alcanza una victoria que le da oxígeno, y le ayuda a ver con claridad el camino a seguir, que no es otro que el camino democrático, la ruta electoral. Nadie dice que será fácil, pero no se vislumbra otra salida a largo plazo para lograr un mínimo de convivencia en un marco de pluralidad, en Venezuela. La victoria ha sido para ratificar la Constitución de 1999, pero es evidente la fractura del país en dos pedazos. La ruta de la oposición deberá esquivar el uso de la violencia, el desconocimiento del otro, no debe desalentar la participación, y menos promover la irrupción contra el orden constitucional. Se trata de todo lo contrario. Y este 2D es apenas el comienzo.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Diciembre 2007  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31       

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog