Ahora, sigue la lidia

Por Venezuela Real - 5 de Diciembre, 2007, 17:10, Categoría: Política Nacional

VenEconomía Opina
05 de diciembre de 2007

La vocación democrática del pueblo que impuso el triunfo del No, paró el cambio constitucional propuesto por Hugo Chávez y dio un respiro a los venezolanos que quieren paz y libertad. Sin embargo, la pausa ha sido breve.

El discurso de Chávez pos referendo hace presagiar que buscará atajos para imponer su proyecto comunista y que pasará por encima del rotundo rechazo a su propuesta de cambio constitucional que expresó una inmensa mayoría de venezolanos este 2 de diciembre. Es cierto que Chávez aceptó el 3 de diciembre en la madrugada la derrota del Sí, pero toda su actuación a posteriori indica que su talante totalitario ni es un mito ni se ha acabado.

Cabe recordar lo que decía el ex embajador de los EE.UU. John Maisto de "no hacer caso a lo que dice, sino a lo que hace.".

Ahora, todo indica que el Presidente, los parlamentarios que le siguen y los "empresarios" subordinados a la renta del Gobierno, no aceptarán que No pueden imponer un Estado comunista por la vía de los poderes presidenciales habilitados. Parece que no quieren entender que la propuesta de cambio constitucional que nació en Miraflores de espaldas a la Constitución de 1999 y que se desarrolló en el Parlamento en base a ilegalidades murió en los comicios del 2 de diciembre de 2007. Parece que no quieren aceptar que casi la totalidad de sus 69 artículos de la nonata constitución revolucionaria y sus 15 disposiciones transitorias son ilegales bajo la Constitución vigente de 1999.

Lo cierto es que tan sólo unos nueve de los artículos incluidos en la propuesta de cambio podrían ser aplicados en el marco de la Constitución vigente, incluso porque algunos de ellos aún los tiene en mora la Asamblea Nacional para ser desarrollados. Entre ellos se tienen: al Fondo de Seguridad Social para los trabajadores no dependientes y la reducción de la jornada laboral.

Lo que no tiene cabida en la Constitución vigente es la reelección presidencial indefinida o la transformación de Venezuela en un Estado socialista con una economía comunista. Venezuela es y tiene que seguir siendo una nación plural, democrática, con un Estado de Derecho y de Justicia. Tampoco el Voto universal, directo y secreto, podrá ser minimizado y llevarlo a un voto indirecto, delegado y secuestrado por el Gobierno.

Entre otras muchas cosas que no podrán hacer en el marco de la legalidad es cercenar el derecho de la propiedad privada y la libre iniciativa, ni el derecho a la libertad de expresión. El trabajo no lo podrán regimentar a la usanza del comunismo.

No cabe legalmente centralizar todo el poder en unas pocas manos, nombrando a discreción vicepresidentes para subyugar a las autoridades electas. No entra la posibilidad de imponer la nueva geometría del poder, ni crear una confederación de naciones, para fusionar a Venezuela con Cuba y otros países comunistas amigos de Chávez.

No puede legitimar la falta de autonomía del Banco Central, ni podrá progresar el intento de quitarle la autonomía a las universidades. No podrá tampoco imponer la ideologización en las aulas de clase a los niños y jóvenes venezolanos.

No se podrá dentro del marco constitucional quitarle la institucionalidad a la Fuerza Armada Nacional, ni designar a toda la oficialidad con el dedo presidencial, ni someterlos a parcialidad política alguna.

Hoy se impone que toda la sociedad democrática se ponga de nuevo en estado de alerta para la larga lidia que aún le espera.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Diciembre 2007  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31       

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog