La fuerza del NO

Por Venezuela Real - 9 de Diciembre, 2007, 17:02, Categoría: REFORMA CONSTITUCIONAL

Domingo Fontiveros
El Universal
09 de diciembre de 2007

Punto de partida de grandes victorias patriotas posteriores

El rechazo electoral a la propuesta de Constitución ha sido un acontecimiento mundial, porque más allá de la magnitud de los guarismos sumados "irreversiblemente" por el CNE, revela un cambio drástico en la correlación de fuerzas que se mueven en la política interna y alterará también por esto la incidencia venezolana en algunos segmentos de la escena internacional.

Los hechos más sencillos son a veces inmensos. Lo sencillo en este caso es que el NO al cambio constitucional ganó en las urnas por un margen definitivo. Lo inmenso es que este 2 D, por primera vez en casi 9 años, el país no obedeció lo que se le mandó desde las alturas del poder.

Para minimizar su enorme significado, el régimen ha llamado victoria "pírrica" al triunfo del NO, con una doble connotación: que fue estrecha, y que será inservible para detener el avance de la propuesta constitucional. Pírrica puede tomarse por estrecha coloquialmente, pero realmente implica lo inútil de la victoria, como la de los griegos hace más de 2.000 años bajo el mando de Pirro sobre los todavía emergentes ejércitos romanos, que resultó tan costosa que de allí en adelante la antigua Grecia jamás pudo recuperarse.

El régimen se equivoca al usar esta despectiva expresión. Porque en la fuerza del NO está la energía de un pueblo, no de un Pirro. Esa fuerza rechazó al comunismo, movilizada por los gallardos estudiantes-ciudadanos y potenciada por muchos dirigentes que abarcan mucho más que la oposición tradicional.

Porque las fuerzas emergentes de ahora no son las del Gobierno sino las de la ciudadanía que triunfó por encima de todos los recursos del poder para reclamar su propiedad democrática. Pírrica hubiera sido la victoria del SÍ, en ambos significados del término, porque el régimen con su poder envejecido y hálito de logros duraderos concretos, hubiera tenido que enfrentarse gastado con la enorme y mayoritaria resistencia del cuerpo social a su proyecto de concentración absoluta y permanente de poder político y económico en un solo jefe, un solo partido y un solo propietario.

Porque las fuerzas del NO, lejos de haber agotado sus reservas humanas y morales, tienen a su disposición la capacidad para atraer y movilizar aún más recursos y entusiasmo para la consolidación de esta tendencia a la recuperación democrática que se inicia en este punto de inflexión sobre lo que había sido antes un curso indetenible de acumulación sucesiva de poder chavista.

De modo que la victoria del NO puede haber sido estrecha, pero jamás pírrica. Todo lo contrario. Es un triunfo ciudadano alcanzado en lucha desigual, que traduce una nueva correlación de fuerzas opuestas al socialismo autocrático, con un primer momento fulgurante cuando el CNE por fin anunció los resultados. Que proviene de un cambio de fondo en la actitud de la ciudadanía frente a la pretensión hegemónica, que se expresó por encima de temores y desconfianzas, amenazas y presiones. Y que revela una modificación importante en el patrón de votación, en que muchos supuestos simpatizantes del gobierno se abstuvieron de votar o votaron NO, y muchos de sus adversarios prefirieron no votar. En lugar de pírrico, este triunfo parece más bien bolivariano, como el de Boyacá. Sorpresivo, en desventaja, y punto de partida de grandes victorias patriotas posteriores.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Diciembre 2007  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31       

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog