Una derrota endógena

Por Venezuela Real - 9 de Diciembre, 2007, 17:24, Categoría: Electorales

PEDRO LLORENS
El Nacional
09 de diciembre de 2007

Pido paciencia a los lectores que comienzan a dar muestras de aburrimiento ante la avalancha de análisis (muy sesudos todos) para explicar el triunfo del No en el referéndum sobre la más absurda patochada jurídica propuesta en consulta alguna realizada (insisto en citar a Enrique Jardiel Poncela) "en el universo y otros planetas".

Por los vientos que soplan, no necesariamente malos, más tardará el Consejo Nacional Electoral en reconocer su derrota (hizo de todo por evitarla) que Chávez en enlodar (o enmierdar) el charquito de felicidad que los resultados nos han proporcionado. "El hombre que ha cometido un error y no lo corrige, comete otro error mayor" (dicen que dijo Confucio).

El Presidente no ha dejado de escupir pa´ arriba y ahora está empeñado en bajar del podio de ganadores a Dios, el comandante supremo, acusado de saltar la talanquera y jugar a favor del rector Ugalde (ya era hora) y también al pueblo, el segundo al mando, al que supuestamente había consultado su proyecto hasta en el más mínimo detalle (pregunten a Cilia y a Desirée), tildado ahora de "inmaduro y no estar preparado para un proyecto socialista".

Petare, La Vega, Caricuao, San Juan, San José, San Pedro, Santa Teresa, San Bernardino y La Pastora contribuyeron a la "victoria de mierda" que obtuvo el No. Y es que al maníaco depresivo que se metía debajo de la cama le ha dado ahora por andar en las cloacas, a pesar de la advertencia de que "eso ensucia", hecha por Ugalde, y no en balde despacha (insultos) desde La Hojilla.

La carita de santurrón que escogió la madrugada del lunes pasado para referirse a su derrota y felicitar al adversario es la misma que utiliza para saludar a las viejitas y a las niñitas (de vaina no le cantó "Las Mañanitas" a la oposición). En esos casos intenta ponerse fino: trata de pronunciar bien las eses, las cees y las zetas (con un ceceo espantoso) y sustituye la criolla expresión "¿ah?" o "¡ah!" por la, más que española cubana, "¿eh?" o "¡eh!".

Un poco más y olvida el papel de tartufo que desempeña, y le ocurre lo que a Rómulo Betancourt (ni siquiera el nombre del parque que construyó aceptó dejarle el muy envidioso) cuando dirigía, todo ternura y delicadeza, unas palabras a un grupo de niños en Miraflores y un asistente se le acercó al oído para informarle de la detención de un importante empresario en una reunión conspirativa. "¡Jódanlo!", se escuchó, a través del micrófono, en todo el salón. No sé porqué tanta arrechera: cierto que falló el comando de tramposos, el CNE defraudó, los militares ni se diga (gracias, Baduel), pero buena parte de la derrota fue endógena, roja rojita.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Diciembre 2007  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31       

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog