GUSTAVO GARCÍA : "En un mes veremos que la reconversión fue un engaño"

Por Venezuela Real - 10 de Diciembre, 2007, 11:14, Categoría: Economía

ANDRÉS ROJAS J.
El Nacional
10 de diciembre de 2007

GUSTAVO GARCÍA denuncia que el Gobierno no está dispuesto a bajar la inflación
El economista advierte que el bolívar fuerte perdió 20% de su valor durante el período de transición que estableció el Banco Central de Venezuela. "Por eso lo llamo bolívar flojo, porque justo en los tres meses de introducción de la reconversión monetaria, se produjo una aceleración de la inflación y una presión cambiaria brutal en el mercado paralelo", comenta

Ficha personal: Economista egresado de la UCV con posgrado en la universidad de Boston. Investigador del Centro de Políticas Públicas del IESA

Pasó el tema de la reforma constitucional, y ahora sigue la segunda etapa de la reconversión monetaria: la entrada en circulación del bolívar fuerte. Sin embargo, desde octubre, la población, cada vez que compra algo, evidencia cómo un precio de un artículo que vale 3.000 bolívares, también se lo indican con un 3.

"En estos tres meses, las empresas se prepararon de antemano, aprovechando el elemento del redondeo, para aumentar aún más los precios de bienes y servicios, recargándoles el costo de los cambios en los sistemas de información y todo el proceso de reconversión monetaria", afirma Gustavo García.

Menciona cómo en la transición a la nueva moneda, en noviembre, la inflación mensual fue de 4,4%. "Es la tasa más elevada que se haya registrado sin que hubiera un ajuste cambiario ni una maxidevaluación, y ese aumento de precios que tuvimos en un mes equivale a la inflación anual de muchos países latinoamericanos", asevera.

-Con ese resultado de la inflación de noviembre, ¿están dadas las condiciones para la reconversión monetaria?
-Evidentemente que no.


-¿Por qué?
-Por varias razones. Vamos a cerrar 2007 con una inflación ligeramente superior a 20% y en medio de desequilibrios económicos como la escasez de alimentos, una política cambiaria que no es sostenible a mediano plazo si se ve la disparidad entre el tipo de cambio oficial y el de permuta, y el severo crecimiento de las importaciones. La experiencia de América Latina muestra que los cambios en la moneda, cuando había persistentes desequilibrios monetarios y financieros, y sin que la inflación hubiera sido controlada, terminaron en grandes fracasos.


-El ministro de Finanzas cita el Plan Real en Brasil, que tuvo éxito.
-Ese plan fue hecho una vez que la inflación fue reducida.


El ministro debe acordarse que antes del Plan Real hubo el Plan Cruzado y también el Cruceiro, que terminaron en tremendo fracaso. En Brasil se hizo una reforma monetaria exitosa después de que se dominó la inflación y se rompieron las expectativas inflacionarias.

-¿Entonces una reconversión es la última etapa de una reforma económica?
-Pareciera paradójico, pero es más fácil resolver una hiperinflación que una inflación persistentemente elevada como se presenta en Venezuela porque se han creado mecanismos muy rígidos de indexación, entonces hay un problema grave de inercia inflacionaria. Hubiese sido conveniente que el Gobierno implantara un plan antiinflacionario con las medidas correctas que pudieran ser percibidas por el mercado y la sociedad como sostenible y creíbles en el largo plazo; y resuelto el problema de la inflación se cambia la moneda.


-El ministro Rodrigo Cabezas también dice que la reconversión va acompañada de un plan de responsabilidad fiscal, no de ajuste; y asegura que prefiere convivir con problemas del crecimiento económico como la inflación en vez de una recesión.
-El ministro no se da cuenta de que le está diciendo al mercado que el Gobierno no está dispuesto a bajar la inflación y que no existe ningún plan de responsabilidad fiscal porque el presupuesto que se aprueba en un año se le terminan adicionando los créditos adicionales. Además, no basta con el Gobierno central, también está el gasto de Pdvsa, que está totalmente desbocado y fuera de control.


-¿Pdvsa también incide en el repunte inflacionario?
-Claro. Pdvsa tiene más incidencia, no sólo en este Gobierno sino en los anteriores.


Si antes el gasto de Pdvsa era una caja negra, ahora es un hueco negro. Nadie sabe la cifra, y cuidado si tampoco la conoce la misma empresa debido al desorden administrativo que tiene. También está el gasto del Fondo de Desarrollo Nacional, cuyos recursos se utilizan internamente.

Además, están los problemas monetarios como el crecimiento de la liquidez, que no cede, aun cuando este año ha sido más moderado que en los años anteriores; y la caída en la demanda de dinero.

-¿La población quiere desprenderse de los bolívares que tiene?
-Sí. La gente quiere salir de los bolívares a como dé lugar porque mientras más tiempo lo tenga en las manos mayor pérdida acumulará, bien sea en efectivo o en una cuenta en un banco, ni siquiera con la tasa de interés máxima porque son negativas debido a que están por debajo de la tasa de inflación. Ese dinero está atrapado en la economía porque no hay libre convertibilidad y se produce lo que llamamos aumento en la velocidad de circulación del dinero. La gente dice quiero salir del dinero, pero como no hay vías para hacerlo porque no existe libre convertibilidad, lo que hace es cambiar de mano y gastarlo en lo que sea.


-¿Esa situación pudiera cambiar con el bolívar fuerte?
-No. La cantidad de dinero en circulación no cambia. Lo que tiene la gente en depósitos bancarios y en efectivo, que son los principales componentes de la liquidez, sigue igual. Cualquier persona que tiene un nivel de educación entiende que la reconversión no reducirá la inflación, por tanto se engaña al pueblo que tiene menor nivel de instrucción con la propaganda de que tendrá mayor poder adquisitivo. En un mes nos daremos cuenta de que la reconversión fue un engaño, fue simplemente un maquillaje en la escala de medida de la moneda y seguirán los problemas que tenemos ahora.


-¿Entonces la población va a percibir que la moneda no es fuerte?
-¿Cuál bolívar fuerte que ya ha perdido 20% de su capacidad adquisitiva de bienes y servicios? Por eso lo llamo bolívar flojo porque justo en los tres meses de introducción de la reconversión se produjo una aceleración de la inflación y una presión cambiaria brutal en el mercado paralelo.


-Frente a esa situación, ¿no convendría que el BCV y el Gobierno paralicen o posterguen la entrada en vigencia de la nueva moneda?
-No creo. Se ha gastado demasiada plata en publicidad y en la fabricación de monedas y billetes. En el sector privado se han tenido que cambiar los sistemas de información.


Fue un costo que el Gobierno subestimó y tuvo impactos elevados en muchas empresas e instituciones públicas.

-¿El Gobierno podría tomar medidas adicionales para evitar que en los primeros meses de 2008 no se registre una inflación como la de noviembre?
-No hay medidas que pueda tomar en el corto plazo para contener la inflación, salvo que vuelvan a hacer una estupidez como la reducción del IVA o quieran reforzar los controles de precios. De hecho, el haber anunciado la reconversión monetaria en un contexto inflacionario hizo pensar que venía un control generalizado de precios, sueldos y salarios.


-¿No podría adoptarse una medida similar?
-No lo descartaría, pero agravaría seriamente los problemas de escasez. Una medida de ese tipo exacerbará la existencia de mercados negros en algunos sectores. Parte de los problemas que tenemos de escasez se deben al control de precios que tiene cuatro años, cuando en ese período la inflación acumulada está alrededor de 85%.

-En un artículo que publicó en la revista del IESA usted afirma que la reconversión beneficia a las empresas porque disminuyen sus costos de transacción.
-Eso es correcto si se reduce la inflación. De lo contrario, no tiene el efecto y si la inflación sigue disparada, a la vuelta de pocos meses se tendrán los mismos costos transaccionales y nos vamos a preguntar para qué se hizo esto si los costos no se redujeron.


"Se quiere salir de los bolívares a como dé lugar porque mientras más tiempo se tenga mayor pérdida acumulará"

Los efectos del No
El directorio del BCV seguirá complaciendo al Presidente

Gustavo García no pasa por alto cuestionar la actitud de los directores del Banco Central de Venezuela, que nunca fijaron posición sobre el proyecto de reforma constitucional que eliminaba la autonomía de ese organismo en la definición de las políticas cambiaria y monetaria. "Estamos frente a un directorio del Banco Central absolutamente complaciente con el Gobierno y el Presidente de la República", señala el economista, quien advierte que el BCV continuará financiando los gastos del Gobierno a través de las utilidades cambiarias y de las reservas internacionales, pese al hecho que no se concretó la modificación de la Carta Magna. "Con la reforma constitucional, la situación para el directorio del Banco Central hubiera sido peor porque iba a ser el presidente Chávez quien iba a diseñar la política monetaria y cambiaria, además de administrar las reservas. Ni siquiera les iba a mandar un memo a los directores porque él directamente iba a impartir las órdenes", comenta. Pese a las críticas contra los directores, García destaca que aún el BCV mantiene un equipo de profesionales calificados en el manejo de los indicadores económicos. "Creo en las estadísticas del Banco Central porque sé que están bien hechas. Hasta ahora son perfectamente confiables y creíbles", afirma.








TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Diciembre 2007  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31       

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog