Muy bien... ¡sigamos!

Por Venezuela Real - 10 de Diciembre, 2007, 17:27, Categoría: REFORMA CONSTITUCIONAL

ILDEMARO TORRES
El Nacional
10 de diciembre de 2007

Por razones en especial humanas, y por percibirlo como una urgente necesidad nacional, soy partidario de todo gesto o acto de reencuentro de quienes habitamos este país y hemos sido divididos en bandos agresivamente antagónicos; si bien no creo en consensos alcanzados por vía de la omisión simplista de los factores de discrepancia o de las concepciones divergentes, sino en el derivado de una seria y franca revisión de lo fundamental que nos enfrenta y distancia. En tal sentido y para no repetir lo aplicado en otros países bajo el nombre de "Punto final", suerte de borrón y cuenta nueva con impunidad de daños y perversiones, pienso que se requiere precisar los términos de esa relación que se propone, y asegurar la vigencia de lo verdadero, el respeto mutuo y conductas realmente éticas.

Por ejemplo, no fue que el pueblo "se opuso a la Reforma", sino que le salió al paso a la enfermiza obsesión de un caudillo de eternizarse en el poder por creerse único e imprescindible. Y ese mismo Presidente, que impidió que el obediente CNE diera a conocer los resultados de los escrutinios hasta él decidir si los aceptaba, con absoluto desparpajo y jugando al demócrata habló por televisión, de su amplitud al admitir esas cifras adversas y de su temple de acero (aunque es más conocido por sus rendiciones que por algún acto heroico), calificó de pírrica la victoria de sus opositores (dolido de ver pulverizado el mito de su supuesta condición de líder invencible), y hasta nos aconsejó, desde su desmesura, que sepamos administrar nuestra victoria...

Oídas esas palabras que pretendían lucir sinceras sin llegar a serlo, es válido pedirle que a nombre de un acercamiento, de una contribución a la seguridad y paz ciudadanas, y de propiciar una actitud de colaboración, haga un alto en su fallido pero persistente empeño en amenazarnos, que atenúe su costoso narcisismo publicitario, que encare el deterioro delictivo de la administración pública, que respete la institucionalidad e integridad de las FAN, que al menos modere su procacidad y si posible estudie los principios en que descansan las relaciones internacionales y en particular las relaciones entre jefes de Estado, en función de su ejercicio de algo tan delicado como es la conducción del país.

Y para abrirnos a un diálogo constructivo, comencemos por instarlo a que deje ya de referirse a nosotros como golpistas y propiciadores de la violencia, entre otras cosas porque el golpista de facto es él, y porque la violencia la practica quien estando al frente de un país ahogado en la miseria y con graves problemas sociales, dedica grandes recursos a la compra de armas y al equipamiento de legiones de pandilleros. Pero no conforme con lo dicho en su discurso, el martes 4 en el programa La Hojilla –su tribuna principal y favorita– exhortó a no atender llamados de la oposición porque "Con el pasado aquí no hay reconciliación".

Vale la pena una reconsideración de nuestra práctica política, si en efecto hemos asimilado aunque sean estas tres lecciones debidas al reciente referéndum: que el pueblo sabe ponerle límites a los abusos de poder; que los pueblos no están obligados a sumarse a los caprichos o veleidades de sus gobernantes, dado lo cual el venezolano no tiene por qué compartir la idolatría del comandante Chávez por Fidel Castro; y que los grandes acuerdos colectivos si además son colectivamente cumplidos, conducen a logros como el de la derrota de cualquier pretensión dictatorial por blindada que ésta pudiera parecer.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Diciembre 2007  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31       

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog