PETRO FINANZAS: Trabajan 50 mil y cobran 110.000

Por Venezuela Real - 10 de Diciembre, 2007, 11:10, Categoría: Petróleo/Energía

José Suárez Núñez
TalCual
10 de diciembre de 2007

La actividad productiva en Pdvsa se ha reducido y la plantilla de personal se ha doblado. Incluir en la nómina a los 20.000 trabajadores que extraen el petróleo y lo refinan es una abusiva discriminación

La nómina propia de Pdvsa era de 40.000 personas y disponía de otra fuerza laboral contratada de 29.000 personas de las empresas contratistas, al finalizar el 2001. Esa fuerza laboral propia y contratada era de 69.000 personas, y producían 3.3 millones de barriles diarios, sin incluir las actividades de la Faja del Orinoco y los convenios operativos.

No se contaban los condensados, ni los líquidos del gas, y había estudios adelantados para ir jubilando y reduciendo personal, mientras el Cied, iba entrenando esa fuerza de choque que son los artesanos y la gerencia media, que es la que saca a flote la producción diaria y opera las refinerías sin accidentes. Para medir la productividad, a fin de año aparecían unos numeritos en el informe anual, con el rendimiento de cada trabajador.

A partir del 2003 se redujo abruptamente la nómina a unos 50.000 trabajadores con el despido inconsulto después del paro, de 19.000 empleados, operadores especializados, técnicos y profesionales.

Las cifras actuales anunciadas por los voceros gubernamentales registran una nómina de 110.000 mil trabajadores, que son 60.000 trabajadores más en relación a las épocas normales de la industria petrolera con sus nóminas propias, y la de las empresas contratistas.

Los gerentes también sienten el peso de los nuevos lineamientos, y deben estar pendientes además de su trabajo básico de gerenciar las actividades petroleras en los campos de operaciones y las refinerías, ocuparse de los huecos en las poblaciones aledañas, problemas en las comunidades, salud y educación y docenas de conflictos que son responsabilidad de los gobiernos municipales, estadales y del poder central.

Incluir en la misma nómina y beneficios a los quienes trabajan en exploración y producción, refinación y otras actividades medulares, con años de experiencia, en extraer el petróleo y refinarlo que son unos 20.000 empleados, no es saludable! para el negocio.

La industria petrolera estatal se ha ido desprendiendo de los contratistas de bienes y servicios, unas empresas pequeñas, medianas y grandes, la mayoría nacionales, y de terceros, un segundo frente de apoyo que tuvo la industria petrolera cuando se produjo el paro y siguieron bombeando petróleo los convenios operativos y las asociaciones estratégicas de la Faja del Orinoco.

LOS CONTRATISTAS DESAPARECEN

Los contratistas siempre fueron una alternativa. Esos servicios llamados conexos, Pdvsa los está eliminando y está concentrando un poder unipersonal, vertical, en perjuicio de empresas especializadas.

En la primera fase están los taladros y las empresas sísmicas, y les tocará su turno los empresas de cementación y otras más. Muchas consultas a expertos y afectados coinciden en decir, "que esa es una politica obsoleta", porque son negocios especializados que están al tanto de las últimas novedades técnicas.

Cuando tengan engrasado la maquinaria de taladros y empresas sísmicas, se encontrarán que las técnicas que utilizan son obsoletas.

Esta política abarca a comprar flotas petroleras y otras actividades, que las grandes compañías del negocio ya no realizan. Prefieren la contratación a especialistas, porque los petroleros no pueden ser fabricantes de taladros, dueños de astilleros y suplidor de los múltiples bienes y servicios alrededor del pozo.

Los sindicatos están sintiendo los rigores de esta política, porque las negociaciones de contratos colectivos, no les permite actuar libremente y la más mínima protesta de reivindicación, es calificada de golpismo y agentes del imperio. Sin embargo, entran en el escenario algunas organizaciones sindicales de maletín, que la única experiencia que poseen es decir que son leales al proceso y usan una franela roja.

Hay señales de que en los años venideros no habrá discusiones de contratos colectivos y Sisdem ! ahogará toda la legítima disidencia que necesitan las sindicatos de las empresas.

Si la actividad de producción no ha repuntado; hace más de 10 años que no se descubre un nuevo yacimiento; proliferan los accidentes en las refinerías y la nómina subió más del doble; se presume que esa nueva nómina está sentada jugando dominó en los patios de los campamentos, o cobrando en las distintas misiones que auspicia y paga Pdvsa.

En el más reciente informe que divulgó el Ministerio de Finanzas, el Fonden había recibido 30.000 millones de dólares en los últimos dos años, con aportes de Pdvsa y del BCV (y el único producto que genera divisas es el petróleo). Esa montaña de dinero es el equivalente a diez años el presupuesto de exploración y producción, y nunca se sabe al final de cada año que porcentaje se ha ejecutado.

En el frustrado proyecto de reforma constitucional faltó la creación del Ministerio de Bienestar Social, que sería la sinceración de la ayuda directa y legítima, a los millones de venezolanos que no tienen empleo y tienen dificultades económicas, y a esa gestión nadie se opone y sería más transparente. Nadie se explica que una potencia petrolera como Pdvsa, lleva dos años hablando de cuentos chinos (perdón de los taladros chinos) y sólo han llegado dos, cuando hacen falta más 110 taladros de perforación y desarrollos y no "chivos" para mantenimiento y limpieza de pozos.








TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Diciembre 2007  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31       

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog