El artículo de la honra

Por Venezuela Real - 14 de Diciembre, 2007, 16:08, Categoría: Temas Militares

OSCAR LUCIEN
El Nacional
14 de diciembre de 2007

" La Fuerza Armada Nacional constituye una institución esencialmente profesional, sin militancia política, organizada por el Estado para garantizar la independencia y soberanía de la Nación, y asegurar la integridad del espacio geográfico... En el cumplimiento de sus funciones, está al servicio exclusivo de la nación, y en ningún caso al de persona o parcialidad política alguna.

Sus pilares fundamentales son la disciplina, la obediencia y la subordinación"..., consagra el artículo 328 de la Constitución Nacional en su capítulo tercero relativo a la Fuerza Armada Nacional. Quienes acudimos a las urnas electorales el pasado domingo 2 de diciembre, entre las tantas cosas que rechazamos estuvo la pretensión del teniente coronel Chávez de convertir a la Fuerza Armada Nacional en una guardia pretoriana a su servicio. Ratificamos, en consecuencia, votando No el bloque A de la propuesta presidencial el aspecto central que quiero resaltar del citado artículo 328: "En el cumplimiento de sus funciones, está al servicio exclusivo de la Nación y en ningún caso al de persona o parcialidad política alguna". Más claro, imposible.

La humillante sumisión de los poderes públicos al delirante designio mesiánico del teniente coronel Chávez ha dejado desprovista a la sociedad democrática venezolana para lidiar contra este terrible anacronismo que se ha querido imponer en nuestro país: la conducción de nuestra vida social y política bajo la tutela y el arbitrio de una Fuerza Armada Bolivariana (sic) al servicio de la parcialidad política del Presidente de la República. En la película documental Venezuela ¿se uniforma?, producida por la Asociación Civil Ciudadanía Activa, se denuncia el nocivo proceso de militarización que vivimos, y que se nutre de una concepción totalitaria del Estado que busca imponer en los ámbitos civiles los conceptos de jerarquía, disciplina y obediencia propios de la vida castrense. A los ciudadanos se les pretende tratar como si fueran una tropa, cuando una sola persona manda y la nación entera debe obedecer. El reciente toque de diana el pasado 2 de diciembre, convocando a los batallones bolivarianos (sic) a las urnas electorales es una mínima muestra de esta nociva contaminación de lo civil por lo militar.

La excesiva valorización del jefe de Estado de su condición de "soldado" ha repercutido contra la institucionalidad de la Fuerza Armada Nacional, debilitada además con la supuesta creación de la Reserva y de la Guardia Territorial como fuerzas paralelas bajo su mando exclusivo. Desde el momento mismo en que el presidente Chávez anunció su propuesta de otra Constitución, roja rojita, dio por hecho que mucho de lo que allí se establecía era una realidad. En forma abusiva, indebida y contraviniendo la Constitución vigente, el jefe de Estado habla de Fuerza Armada Bolivariana (sic) y promueve la consigna de su partido político "Patria, Socialismo y muerte" en las instituciones militares. Con incertidumbre y resignación hemos tolerado ver a nuestros cadetes, que forman el futuro de la institución, corear esta consigna política en las instalaciones castrenses. Y con estupor hemos visto la penosa rueda de prensa del alto mando militar, la semana pasada, en la cual de manera explícita, ante la pregunta de un periodista relativa a tan delicado asunto, la respuesta del inefable ministro de la Defensa, en coro con el Alto Mando Militar fue, en forma insolente e ilegal, vociferar: "Patria, Socialismo y muerte". Como agravante de su presunto delito, en tono altanero de seguidas, repreguntó: "Les quedó claro la respuesta".

Entiendo que la escatológica calificación del Presidente de la República de "victoria de mierda" relativo al triunfo del No en el pasado referéndum en parte haya podido opacar la gravedad de lo ocurrido, pero es urgente una respuesta de la sociedad civil y de los factores democráticos dentro del chavismo para que restituya el cumplimiento de la Constitución de 1999.

Salvo que se persista en violar la Carta Magna, la Fuerza Armada Nacional no puede ser llamada Fuerza Armada Bolivariana. El voto negativo del pueblo en consulta rechazó la creación de una Milicia Nacional Bolivariana. De inmediato deben retirarse de todas las instalaciones militares los letreros alusivos al lema "Patria, Socialismo y muerte" y, por supuesto, prohibirse de manera expresa su pronunciamiento en los espacios castrenses.

Desde pequeños se nos ha enseñado que el honor militar está en la defensa de la Constitución. El artículo 328 tiene plena vigencia. Honrar honra.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Diciembre 2007  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31       

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog