De maletas, chistes y billares en el eje Caracas-Buenos Aires

Por Venezuela Real - 15 de Diciembre, 2007, 15:10, Categoría: Corrupción

JOSÉ VALES
El Tiempo - Colombia
15 de diciembre de 2007

"Los argentinos somos tan grandes que no nos alcanzaba con un solo presidente. Por eso, ahora tenemos dos".

Si a ese chiste se le suma la relación, plagada de dólares y títulos de deuda, con el mandatario venezolano Hugo Chávez, la integración regional se parece mucho, por estas horas, a un billar. Y la denuncia que el miércoles salió de Estados Unidos, a un mero taco.

Así, los Kirchner y el Presidente venezolano podrían representar una carambola político-judicial digna de transmitirse más por ESPN que por CNN.

Hasta la respuesta de la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, a la denuncia que surgió de una investigación en el estado de la Florida, parece un chiste.

Pero no lo es. Lo que algunos mandatarios presentan como una loable integración regional, podría convertirse en un vínculo sustentado en el financiamiento espurio de la política.

La recordada maleta con 800.000 dólares que el pasado 4 de agosto el americano-venezolano Guido Alejandro Antonini Wilson intentó ingresar a Argentina, habría sido una contribución bolivariana a la campaña electoral de Cristina. Al menos eso es lo que afirma la Fiscalía de Miami, tras detener a cuatro presuntos "agentes venezolanos" que habían amenazado al recordado maletero. Cualquier corrupto de prosapia calificaría el caso como una novatada, pero de confirmarse y ahondarse la investigación, la carambola podría terminar con las bolas saltando de la mesa.

'Operación basura'

La respuesta de Cristina fue, cuanto menos, inusual. Es "una operación basura" de Estados Unidos, porque "esta Presidenta es mujer" y por su "amistad con la República Bolivariana de Venezuela", todo no pasó de una reacción estadounidense por haber dicho que "el gobierno de Colombia y las Farc deben celebrar un acuerdo que permita ayuda humanitaria a los rehenes".

Tal vez los nervios del debut, el agotamiento de una semana cargada de compromisos por los actos de traspaso de mando o las ya mentadas torpezas de los Kirchner -y ahí le hace honor al eslogan de su campaña: "La continuidad en el cambio"- hicieron que la mandataria y su equipo respondieran con tan afiebrados argumentos.

Sin desligarse de la misma, sin detenerse a ahondar sobre la denuncia en sí o a recordar que, en agosto, el caso habría salido a la luz por "peleas internas" en el seno de su gobierno.

Aunque la jefa de Estado no nombró la palabra "Imperio", su respuesta estuvo en sintonía con Caracas, al calificarla como una denuncia surgida "de los basurales de la política internacional".

Pero cuando la política se convierte en "un caso policial", todos los imperios son pardos y los esfuerzos en pos de la integración -y el progresismo puesto al servicio del discurso- se van por el barril sin fondo de la corrupción.

Cuando el caso explotó, las hipótesis sobre el destino del dinero fueron múltiples: que era para pagar "unas comisiones en la petrolera uruguaya Ancap", que estaba destinado a un soborno privado o que "era un negocio" de Claudio 'Pachi' Uberti ("delegado kirchnerista para asuntos bolivarianos"), quien debió renunciar a su cargo al desatarse el escándalo y por quien Néstor Kirchner, dos días antes de dejar la Presidencia, dijo sentir lástima por haber sido "sorprendido en su buena fe (sic)".

Proceso 16.000

Mientras la justicia estadounidense debe mostrar las pruebas y develar la identidad del argentino que dicen participó de reuniones con Antonini, una somera investigación en Buenos Aires, en Caracas y en otras latitudes podría llevar a que "el maletagate" se transforme en la muestra gratis de un escándalo de proporciones.

Algo así como el Proceso 16.000, o sea el 8.000 -cuando el gobierno del colombiano Ernesto Samper fue acusado de recibir financiamiento del narcotráfico-, pero multiplicado por dos.

Con más "continuidad" que "cambio", la Presidenta obvió referirse a la maleta y a su contenido. Algo necesario para que ese otro chiste que ronda por aquí ("el kirchnerismo es el menemismo con derechos humanos") no termine convirtiéndose en una lastimosa realidad. Como la de una región sintiendo que en este billar, la integración pierde por una carambola a dos bandas.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Diciembre 2007  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31       

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog