Motorizados: Anarquía vs autoridad

Por Venezuela Real - 16 de Diciembre, 2007, 15:56, Categoría: Dimensión Social

Juan Martín Echeverría
El Universal
16 de diciembre de 2007

Debemos hacer respetar la ley y consolidar la credibilidad de los funcionarios

Tenemos un profundo respeto por quienes utilizan la moto como medio de traslado, entendemos el problema social y las vicisitudes de los ciudadanos con los medios colectivos de transporte y esta es una solución económica e independiente.

Sin embargo, hay falta de políticas, innumerables desajustes, escasa coordinación y poca aplicación de medidas esenciales, normas de tránsito y la prevención frente a los delitos de alta violencia; además de las conocidas fallas en la matriculación.

En Bogotá y otras ciudades se han implementado indispensables sistemas de control donde cada conductor porta su correspondiente casco de seguridad y chaqueta con la matrícula del vehículo y está señalada su vía de desplazamiento. Ello agiliza las verificaciones y el cumplimiento de las normas de seguridad por el parrillero, que es un factor adicional de riesgo en la colapsada vialidad de la capital, ante la estadística de muertes y accidentes en las vías cuando es habitual el avance de las motos por las aceras y también en vía contraria.

Es injustificable que a estas alturas la Dirección de Tránsito Terrestre no haya puesto en marcha procedimientos que garanticen el carril en que se deben desplazar, ya que por su seguridad se ven obligados en la práctica a cornetazos intermitentes, giros inesperados y el uso del zigzag como tormento adicional en la colapsada Caracas. Sin exageraciones lo único que falta es que nos salga un motorizado convertido en cohete, porque aparecen por todas partes y la anarquía es propiciadora de accidentes, delitos y abusos.

Ocurren hasta choques entre motorizados e incidentes que terminan en violencia, igualmente hay una responsabilidad de las autoridades cuando permiten la circulación sin casco y/o sin placa, porque es un deber del Estado proteger a los usuarios de ese medio de conducción del exagerado nivel de riesgos consecuencia de sus propios incumplimientos. La cuota trágica de lesiones graves y delitos de alta violencia reclaman un estricto seguimiento oficial y sanciones severas.

Se agregan connotados casos de si-cariato, secuestro, robos a bancos y vehículos, con la intervención de motorizados en las acciones decisivas. No basta establecer alcabalas de control si no se fija con rigurosidad un conjunto de reglas y se entrena a los funcionarios para las contingencias más inesperadas.

La moto es una realidad urbana, por ello debe constituirse una comisión integrada por delegados de las asociaciones que los representan, Tránsito y los cuerpos policiales; con el objeto de acordar un código de conducta y un plan que prevenga la actuación de las bandas criminales y los accidentes.

Debemos hacer respetar la ley y consolidar la credibilidad de los funcionarios: sabemos que en el Municipio Chacao se cumple la Ley de Tránsito y se imponen multas, ¿por qué en cambio hay tanta permisividad en otras zonas? Los motorizados desprecian los semáforos y han convertido en una práctica las infracciones de cualquier naturaleza, contando con la solidaridad de sus compañeros, sin importar quién tiene la razón. Hay que terminar con la anarquía e imponer la autoridad, para evitar que se repitan los inaceptables hechos de violencia contra las personas y las propiedades ocurridos recientemente.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Diciembre 2007  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31       

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog