"Por ahora..." - NUEVAS AMENAZAS

Por Venezuela Real - 16 de Diciembre, 2007, 15:30, Categoría: Política Nacional

El Editorial
El Nacional
16 de diciembre de 2007

La exclamación del 4 de febrero de 1992 que confesaba el fracaso del golpe de Estado, pronunciada por el jefe de la rebelión militar como promesa pero más como reconocimiento de que la aventura de derrocar a un gobierno constitucional por la fuerza fue rechazada, reapareció en la escena la madrugada del 3 de diciembre, pronunciada por el mismo personaje, pero ahora como Presidente de la República. En esta ocasión usada como reconocimiento de que por la vía electoral el proyecto político de eternizarse en el poder tampoco había funcionado. "Por ahora".

Era como otro grito de insurrección. En esta oportunidad contra la decisión soberana del pueblo que rechazó los 69 artículos, contra el rechazo de la presidencia vitalicia y la concentración de todos los poderes en la persona del jefe del Ejecutivo, resucitó el "Por ahora...", con toda la carga de desconocimiento del orden legal que tuvo en sus orígenes de 1992.

La exclamación se diluyó en frases ambiguas, en culpas ajenas, nunca en el "mea culpa", como esta: "Por culpa de ustedes tendré que irme en 2013", una resignación salida del alma, como si desde la cuna barinesa hubiera traído marcado el destino de ser para toda la vida el patriarca de Venezuela.

Al poco tiempo comenzaron los incondicionales su patética tarea de proclamarlo como el hombre indispensable del proceso revolucionario. Entre el lagrimeo y los golpes de pecho fueron apareciendo "constitucionalistas" como el alcalde Bernal, quien reveló que estaba "reflexionando", (usó esa palabra) sobre las reformas que por "vía popular" se intentarán de nuevo para lograr lo que fracasó el 2 de diciembre: o sea, la reelección indefinida de Hugo Chávez en 2012 y en todos los años por venir. Hasta ese momento se supuso que tanto las exclamaciones del alcalde como las de otros voceros se daban como maneras de reaccionar frente a una derrota que no concebían, que los sorprendió y desconcertó.

La voz soberana del pueblo no les importó a los portavoces del gobierno. Los 4.500.000 venezolanos que votaron No (más los que se abstuvieron porque no midieron el peligro que corrió Venezuela), no son pueblo, según los estrategas de la revolución. Pueblo es sólo aquel que se viste con franelas rojas y lleva el rostro importado del Che Guevara.

Aquel "Por ahora..." se ha convertido en algo más grave. De la noche a la mañana la ciudad amaneció "adornada" con pancartas con la expresión que ya se repite como amenaza. Esto indica que existe un proyecto oficial que no le dejará paz a los venezolanos.

Que desconoce los resultados del referéndum del 2 de diciembre.

Que en una palabra, "pueblo" es sólo el que viste de rojo, el que vota por el terror de ser despedido de sus cargos o que les quiten la escasa asignación de las misiones. O sea, el pueblo cautivo.

Si para el oficialismo el referéndum sólo tenía validez si ellos lo ganaban, estaríamos frente a un régimen legal que debe cambiar de nombre. Quizás les convendría leer la realidad.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Diciembre 2007  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31       

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog