Gobernar

Por Venezuela Real - 19 de Diciembre, 2007, 15:50, Categoría: Política Nacional

GUSTAVO ROOSEN
El Nacional
19 de diciembre de 2007

Regir, administrar, cuidar, dirigir, mandar, guiar son sinónimos de gobernar. No expresan, desde luego, exactamente lo mismo. Los matices tienen su importancia. Así, gobernar no es simplemente mandar, menos aun imponer.

Tampoco es agitar o revolucionar, ni siquiera promover. Ya Tolstoi reconocía que es más fácil hacer leyes que gobernar, a lo que podría añadirse que es más difícil cumplir que prometer, construir que demoler, realizar que proyectar.

Gobernar es una tarea. A quien le corresponde, no puede ni delegarla ni cambiarla por una ficción. Gobernar es la capacidad de conocer las fortalezas y las debilidades, los recursos con los que se cuenta, los objetivos y metas de corto y largo plazo, los tiempos y las prioridades. Es conformar equipos de trabajo y lograr que actúen como tales, ejercer sobre ellos una efectiva y estimulante supervisión, llevar el seguimiento de sus actuaciones en función de las metas fijadas. Es preguntarse cuánta confianza soy capaz de crear, cuánta autoridad delego y cuánta me reservo, cómo distribuyo responsabilidades, cómo cumplo las que me corresponden.

Gobernar, después de casi nueve años de ejercicio del poder, implica hoy preguntarse por la marcha de los diversos programas. En educación: los días de escolaridad efectivos, el número de nuevas aulas, la titularidad de los maestros y su estabilidad laboral, la calidad de la nueva oferta universitaria y su relación con las verdaderas necesidades del desarrollo nacional y de las personas. Sobre las misiones: su efectividad, el paso de una condición transitoria a la institucionalización. ¿Tienen capacidad para atender de manera orgánica las necesidades de salud, de abastecimiento, de generación de empleo? En materia económica: cómo estimular la producción nacional sin atemorizar la propiedad privada y las inversiones, cómo manejar las necesidades de importación especialmente de alimentos, hasta cuándo mantener inalterado el régimen de control cambiario, cómo llevar sin sobresaltos la política monetaria, cómo enfrentar el conflicto entre la aspiración por una moneda fuerte y una inflación descontrolada. Y en otras materias: la situación real de Pdvsa, la seguridad ciudadana, el problema carcelario. Gobernar es responderse éstas y otras muchas preguntas concretas, y hacerlo con atención a lo global y a los detalles.

Gobernar es dedicar tiempo a escuchar: a la gente, a los ministros, a los responsables de los programas. Es establecer prioridades, hacer el debido seguimiento, no dispersarse con intereses ajenos. Es disciplinar y disciplinarse, establecer un orden más allá del entusiasmo. Es hacer de la eficiencia un medio para los fines sociales. Contrario a una postura romántica que parece despreciar la correcta gestión de los recursos para privilegiar la persecución de los objetivos de largo plazo, una visión realista de gobierno comprende que éstos sólo se alcanzan con la buena gestión de los recursos en el presente.

Gobernar es atender de verdad las preocupaciones de la gente. No las ficticias ni las del proyecto, sino las reales. Y eso exige dedicación, método, constancia. Como diría Don Quijote a Sancho: "Para ganar la voluntad del pueblo que gobiernas, entre otras, has de hacer dos cosas: la una, ser bien criado con todos... y la otra, procurar la abundancia de los mantenimientos, que no hay cosa que más fatigue el corazón de los pobres que el hambre y la carestía".

Si algún acuerdo se ha producido en estos días es el llamado al señor Presidente a gobernar. Es lo que el país espera.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Diciembre 2007  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31       

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog