La plaga de la época - Secuestro y maldad

Por Venezuela Real - 29 de Diciembre, 2007, 15:52, Categoría: Política Nacional

El Editorial
El Nacional
30 de diciembre de 2007

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC, han consagrado el secuestro como una de las prácticas más perversas de los últimos tiempos. Se trata de una táctica terrorista, despiadada e inhumana, que tiene bajo amenaza permanente a la sociedad colombiana. Basta leer las páginas de Noticia de un secuestro de Gabriel García Márquez, para asomarse al abismo de dramas humanos verdaderamente indescriptibles.

Los secuestradores someten al ser humano a todos los vejámenes, mientras paralelamente se le utiliza como objeto de negociación, por lo general en operaciones comerciales a través de rescates millonarios. Es insólito el número de secuestrados en poder de las FARC. Es insólito, asimismo, el tiempo que estos seres han estado y están bajo el suplicio de condiciones brutales, tal como quedó descrito en la carta desesperada de la ex candidata presidencial colombiana Ingrid Betancourt a su madre.

El secuestro es una de las más brutales formas de terrorismo que se practican en nuestros días. Ya dijimos que son innumerables los secuestrados de Colombia, pero no olvidemos que es alto también el número de venezolanos convertidos en rehenes de esta peste, también bajo control transfronterizo de las FARC y de sus tentáculos internacionales. El Gobierno Bolivariano de Venezuela no puede persistir en su actitud de indiferencia frente a este drama que padecen tantas familias de nuestro país.

Con estos argumentos a la vista, frente a un fenómeno que reclama compromiso, que debe ser condenado por todos los sectores y gobiernos de la región, pensamos que es hora de que las prácticas del secuestro entren a formar parte de la agenda de las cumbres regionales y de las cumbres iberoamericanas.

Ser indiferentes ante algo tan monstruoso como el vejamen de la persona humana sería extremadamente grave para el futuro.

Sería bueno conocer lo que los jefes de Estado y de Gobierno de nuestros países piensan de estas prácticas.

Debemos mirarnos en otros espejos, aunque sean remotos.

El terrorismo que azota a Pakistán y a otras regiones de Asia se ha convertido en un poder inmanejable porque no se valoró a tiempo su capacidad de destrucción y de desestabilización.

La muerte de Benazir Bhutto no es sino consecuencia de ese terrorismo que, como en el caso de las FARC, no se combate debidamente.

Observemos con atención el lenguaje que se usa en ciertos círculos para referirse a las FARC. No dejemos pasar inadvertido el trato que el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, le dispensa a Manuel Marulanda. Lo llama "hermano Marulanda". Aquí hay algo más que palabras.

Es bueno saber quién es quién en el trato y en las relaciones con las FARC. Pues el "hermano Marulanda" es el jefe de esta gigantesca red de secuestros que mantiene en vilo a colombianos y venezolanos. El combate al secuestro debe estar en la agenda de jefes de Estado, de partidos, de medios y de toda clase de organizaciones sociales en 2008.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Diciembre 2007  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31       

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog