2008

Por Venezuela Real - 30 de Diciembre, 2007, 15:55, Categoría: Política Nacional

TULIO HERNÁNDEZ
El Nacional
30 de diciembre de 2007

Si leemos con atención las señales que 2007 nos ha dado podemos afirmar, sin temor a equivocarnos, que 2008 será en términos políticos uno de los años más febriles, movilizados y activos que se hayan conocido en la historia contemporánea de Venezuela. Las tendencias parecen indicar que nada volverá a ser igual.

Ni en el seno del proyecto bolivariano chavista, que se verá obligado a discutirse y revisarse profundamente, incluso si su jefe único se negara a hacerlo. Ni en el de las diversas gamas de oposición que se verán obligados a plantearse la construcción del proyecto político con el cual convencer a la población de que es posible salir tanto del fracaso bipartidista adecopeyano como del desastre histórico de la ya casi una década de gobierno "revolucionario".

Cualquiera podría señalar que entre los años 2002 y 2003 Venezuela también vivió una intensa movilización política, tanto en el seno de las fuerzas del gobierno como en el de las diversas gamas de oposición, y que desde entonces el país no ha hecho otra cosa que vivir devorado por la polarización y sometido a diversas formas de consulta electoral, que tanto el gobierno como la oposición han propuesto años tras año.

Pero resulta que estas formas de movilización, incluyendo el laborioso trabajo de base que el gobierno rojo ha intentado, han sido de alguna manera externas, superfluas, circunstanciales, impuestas y poco duraderas. Si el lector tiene alguna duda le pido que piense en las obvias dificultades que la cúpula de militares retirados que hoy detenta el poder ha tenido para crear el Partido Socialista Único de Venezuela, todavía inexistente, o en la vulnerabilidad del aparato de movilización electoral chavista que no pudo impedir la abstención de los casi tres millones y medio de ex votantes por el presidente Chávez en el referéndum consultivo de diciembre.

Lo mismo vale para la oposición. Es cierto que desde 2002 cuando las calles de Venezuela se convirtieron en el escenario de manifestaciones antigobierno de tamaño descomunal, hasta 2007 que ahora termina cuando los estudiantes irrumpieron en la escena política protestando contra el cierre de RCTV, primero, y contra el proyecto de reforma constitucional, después, una buena parte de la gente que disiente de Hugo Chávez y su proyecto de socialismo estatista militar no ha cesado de salir a la calle a expresar su descontento. Pero resulta que tampoco esta movilización ha cristalizado, a pesar de los avances y del rotundo triunfo de la opción No en el referéndum de diciembre, en sólidas y estables organizaciones políticas que se conviertan en una opción irrefrenable para sacar del poder al teniente coronel que hoy nos gobierna y amenaza con convertirnos en el centro de un conflicto bélico internacional.

Lo que viene en 2008 será absolutamente diferente. De una parte, porque los venezolanos de oposición comienzan el año con una voluntad política renovada gracias al triunfo electoral de diciembre y con la conciencia de que en enero empieza una nueva y decisiva etapa para derrotar la amenaza del autoritarismo del siglo XXI.

Y de la otra, porque las fuerzas del gobierno se movilizarán como nunca antes, recordemos el cuento de la bestia herida, para tratar de imponer no importa a que costo ni por cuáles medios, aquello que el pueblo venezolano les impidió hacer por vía constitucional.

El activismo político que viene tendrá su máxima expresión, a diferencia de los años anteriores, en los niveles cotidianos de la sociedad civil. Los sindicatos, los gremios, las asociaciones libres, el movimiento estudiantil, los partidos políticos se verán obligados a actuar, ya no por la simple obsesión de oponerse o apoyar a Hugo Chávez, sino por la necesidad de enfrentar una crisis política y económica que cada vez más afectará la vida de individuos y familias.

Las elecciones de alcaldes y gobernadores, toda vez que Hugo Chávez será un portaviones debilitado, y que no hay una fuerza hegemónica de oposición, reforzará el surgimiento de liderazgos regionales y de nuevos grupos de electores. En el sector oficialista la guerra será a muerte por asegurar el liderazgo que relevará a Chávez, y entre los "duros" y los "blandos" ante el proyecto socialista. Y, en la oposición, veremos un reagrupamiento por razones ideológicas del proyecto futuro que no pasa por la simple oposición a Hugo Chávez. No será "el año que vivimos en peligro" sino el de la más grande movilización política que hayamos conocido alguna vez en el que el país se juega su futuro entre la imposición autoritaria y la convivencia democrática. El inicio de algo nuevo cuya forma y contenido todavía desconocemos.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Diciembre 2007  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31       

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog