Venezuela redujo drásticamente cupo de carros colombianos que se pueden importar a ese país

Por Venezuela Real - 8 de Enero, 2008, 17:01, Categoría: Prensa Internacional

EDILMA PEREIRA ROMERO
El Tiempo - Colombia
098 de enero de 2008

Aunque no hay una suma consolidada, se estima que Colombia exportó alrededor de 65.000 vehículos a Venezuela durante el 2007.

20.000 unidades se autorizaron para este año, menos de la mitad de las exportadas entre enero y septiembre del 2007. Es la primera represalia por crisis política entre gobiernos, afirman empresarios.

En todo el 2007, fueron importadas unos 65.000 vehículos colombianos a Venezuela.

Para el 2008, el Gobierno de Hugo Chávez limitó a 500 mil los carros -entre nacionales e importados- que podrán entrar en circulación en el 2008.

De ese total, 219.000 serán vehículos importados para pasajeros, 228.000 corresponderán a la misma categoría pero producidos localmente, y los 53.000 restantes serán de carga.

Apenas el 4 por ciento del total, podrán ser comprados a las tres compañías nacionales que exportan a Venezuela.

Estas compañías son Sofasa, que ensambla las marcas Renault y Toyota; General Motors Colmotores, que produce los Chevrolet, y la Compañía Colombiana Automotriz (CCA), que fabrica los Mazda y algunas líneas de Mitsubishi y Ford.

Las cifras que se han conocido dan cuenta de que a Sofasa le asignaron 8.000 vehículos, lo mismo que a Colmotores, mientras que la CCA recibió una cuota de 4.000 vehículos. Todo esto representa apenas entre el 20 y el 30 por ciento de lo exportado hacia Venezuela por las tres ensambladoras en el 2007.

Entre enero y septiembre del año pasado, las ventas de esas empresas al mercado venezolano alcanzaron las 45.047 unidades: 9.217 correspondieron a ventas realizadas por Colmotores; 24.230 fueron hechas por Sofasa y las restantes 11.600, por la Compañía Colombiana Automotriz.

La noticia cayó como un balde de agua fría en las ensambladoras colombianas, cuyos funcionarios empezaron a regresar de vacaciones ayer. De hecho, los tres presidentes aún están fuera del país. Aunque nadie quiso pronunciarse, en el sector existe un gran inconformismo por el tratamiento que se les está dando a los productores colombianos en Venezuela.

La definición de cuotas, según algunos expertos, pone en riesgo las alianzas que de tiempo atrás se han establecido entre empresarios de autopartes de los dos países y atenta contra los empleos relacionados que se han consolidado a lado y lado de la frontera.

El Gobierno venezolano defiende la inédita medida con dos argumentos: que busca estimular la producción nacional -dentro de un modelo de desarrollo endógeno- y desestimular la importación, y que el crecimiento del sector debe planificarse para evitar riesgos; estos, dice, abarcan desde los cambiarios -por las cuantiosas divisas que se deben asignar para la importación de vehículos- hasta medioambientales.

Al margen de estas consideraciones -según las cuales Colombia no sería el único exportador afectado- y a pesar de que la norma se empezó a ventilar en octubre, empresarios colombianos señalaron que la limitación de las importaciones evidencia que el presidente Chávez ya inició las anunciadas represalias contra la industria colombiana, derivadas de la crisis política con la administración Uribe.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Enero 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog