Chávez y la república aérea

Por Venezuela Real - 10 de Enero, 2008, 10:41, Categoría: Cultura e Ideas

Julio César Pineda
El Universal
10 de enero de 2008

El siglo XX conoce los fracasos de los líderes mesiánicos, con promesas de una sociedad ideal

El pasado domingo, en Aló Presidente, descubrimos el lado pragmático del presidente Chávez, cuando afirmó estar obligado a reducir la marcha de la revolución del siglo XXI por el fracaso de la reforma en la derrota del 2 de diciembre: "¿lo acepto, he ahí uno de mis errores, estoy obligado a frenar", y añadió "¿el primer motor se fundió; la Ley Habilitante se puso en mínimo; el tercero hay que repotenciarlo; el cuarto no arrancó porque dependía de la reforma y el quinto ha funcionado, pero hay que revisarlo", se refería a la educación, a la nueva geometría del poder y al poder popular.

Igualmente, dio la bienvenida a todos los sectores nacionalistas y patrióticos y no sólo como antes "los que nos ponemos camisas rojas". Fue tajante cuando criticó la construcción de "repúblicas aéreas", propias de sueños irrealizables y de líderes mesiánicos. Tal vez evocaba al Libertador en el Manifiesto de Cartagena cuando se refería a estas construcciones políticas irrealizables. La República de Platón, la Ciudad de Dios de San Agustín, las utopías de Tomás Moro y Campanella y los proyectos de las grandes revoluciones como la Soviética y la China en la línea del socialismo marxista o los ideales del fascismo y del nacional socialismo Alemán. El siglo XX, conoció los fracasos de estos ensayos con la promesa de la nueva sociedad ideal.

Mussolini, en 1919 creó el Movimiento Político Fascista con la exaltación de los valores nacionalistas, aprovechando la crisis económica y moral y prometiendo una sociedad ideal dentro del modelo de la Italia eterna. Desde 1922, después de la marcha de los camisas negras sobre Roma, prometió la revolución permanente y progresiva. En 1924 obtuvo la mayoría absoluta y profundizó su revolución con un estado autoritario. Su política expansionista lanzó a Italia a la guerra.

El XX Congreso del Partido Comunista Soviético en 1956, puso freno al proyecto de la sociedad ideal comunista. Se inició así la caída del modelo teórico fundamentado en el marxismo y en la práctica autoritarial que caracterizó a la URSS bajo la férrea dictadura de Stalin. Las únicas expresiones comunistas en estos tiempos son los gobiernos de Corea del Norte y de Cuba cuyas constituciones copiaron el modelo staliniano. Kruschev quiso reformular el proyecto comunista con la denuncia del culto a la personalidad y los métodos represivos del líder único. Fue el inicio de la liberalización política y económica y el acercamiento a Estados Unidos. Todo esto culminó con la perestroika y el glásnost de Gorbachov y la caída del Muro de Berlín. Se estableció la democracia, el Estado de Derecho y la economía de mercado, terminó otro paradigma opresor del hombre con la falsa promesa del paraíso comunista.

Así también, se enterró el sueño de Mao Tse Tung con la reformulación de su comunismo y el triunfo de la tendencia pragmática frente al dogmatismo de los ortodoxos apoyados por los militares de Lin Piao, fracasó su último intento de la revolución cultural. China con la muerte de Mao en 1976 y la conducción pragmática de Deng Xiaoping, pudo tener una constitución en 1982 adaptada a las realidades económicas y políticas del mundo.

EL XIV Congreso del PCCH en 1992, fue el frenazo a la línea tradicional de la revolución original con aperturas en lo económico y en lo político y con el inicio de relaciones económicas profundas con Occidente y con Estados Unidos. En el XVI Congreso, con el cambio de Giang Zeming por Ju Jintao, se instaló una dirección pragmática que reformó inmediatamente la constitución en cuyo preámbulo se estableció la propiedad privada, la libre empresa y los derechos humanos. En esta misma línea ha evolucionado el comunismo vietnamita que en 1980 promulgó una nueva constitución con una presidencia colectiva para eliminar el culto al líder, normalizó las relaciones con China y con Estados Unidos.

El fascismo como el nacional socialismo (1933-1945) con la ideología y práctica política de Hitler en su concepción pan-germánica autoritaria y militarista del Estado, terminaron sin dejar huella como fueron construcciones políticas aéreas, pero terriblemente dolorosas. El comunismo soviético, dejó también la misma herencia y sólo desquiciados y anacrónicos defienden y reclaman su reedición.

La nueva sociedad latinoamericana, debe alejarse de estos paradigmas de repúblicas aéreas y como Europa con justicia y libertad construir modelos inspirados en la utopía, pero anclados en la realidad. Como decía Joan Juares "Ir hacia un ideal pasando por lo real".





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Enero 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog