Por ahora

Por Venezuela Real - 10 de Enero, 2008, 15:07, Categoría: Política Nacional

Isabel Pereira Pizani
El Universal
10 de enero de 2008

El 2D fue una verdadera revolución, una avanzada de conciencia y libertad

Las exclamaciones de nuestros amigos en diversas partes del mundo eran: "¿qué pasó? ¿Cómo derrotaron la propuesta del líder carismático, populista y con petrodólares?, ¡es increíble!". Y en verdad pareciera que aún no hemos asumido la trascendencia de ese acto.

Diversos análisis sobre el venezolano concluían reafirmando el peso de nuestras creencias y valores relativos a la falta de autonomía del individuo para influir en su entorno. El estudio sobre la pobreza de la UCAB señala que 87% de los venezolanos creen carecer de control sobre sus vidas y que todo se debe a factores externos.

Si esto es o era cierto, el 2 de diciembre fue una verdadera revolución. Un cisma, una avanzada de conciencia y libertad ciudadana frente a quien tiene en su puño todos los poderes, el fisco y lo más importante: afecto popular.

La obra parecía montada, la población aceptaría mansamente que en adelante no habría necesidad de aspirar, pensar o decidir, todo estaría cómodamente resuelto desde arriba.

Pero, entre sus propios seguidores, en la medida en que conocían la propuesta, las dudas progresaban. Abundaban expresiones ingenuas y llenas de fe:

"No creo que él vaya a planear algo malo contra nosotros, pero, ¿él va a nombrar a un militar para que mande al Gobernador y al Alcalde?, a esos los mando yo". O también: "me voy a morir sin conocer otro Presidente". "Si ahora todo es colectivo, ¿van a meterse con mi propiedad?"

Escepticismo

En la medida en que pasaban los días, el escepticismo crecía: "yo lo quiero mucho, pero no votaré para que siga regalando el dinero, mientras aquí vivimos en ranchos y sin agua". Las personas sentían que podían actuar según su conciencia y decidir sobre aspectos trascendentales de su vida, a pesar del miedo tasconiano y del afecto al líder.

Se oía por todas partes: "bueno, no votaré para no perjudicarlo, hay que frenarlo". U otra más definitiva: "¡ya me decidí!, votaré contra esa locura". Cada momento representaba un paso en la toma de conciencia colectiva.

Con los resultados, otra sorpresa aguardaba, la inversión del significado del "Por ahora": "puede que lo siga apoyando, pero hay cosas que no se pueden permitir, cada uno tiene que decidir, yo tengo el ojo pelao, a lo mejor sigo con él, por ahora, ¡eso depende!

Por eso cuando veo las relucientes vallas en las carreteras con el desafiante "Por ahora", quedo confundida: ¿será una amenaza del Gobierno a la población o una advertencia de la población al gobierno? ¡Veremos!





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Enero 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog