RRR

Por Venezuela Real - 11 de Enero, 2008, 14:19, Categoría: Política Nacional

ÓSCAR LUCIEN
El Nacional
11 de enero de 2008

"R con R cigarro, R con R barril, rápido corren los carros cargados con hierro del ferrocarril".

Recién llego a Caracas y me encuentro con la última producción de la revolución (nominalista) bolivariana. Fundidos los motores de la revolución (como reconoció Chávez, el 2 de diciembre pasaron aceite con lata y todo), ponchados los "gran batazos" del fraude a la soberanía popular disfrazado de reforma constitucional, ahora el teniente coronel Chávez nos sale con el cuento de las tres R: revisión, rectificación y reimpulso. Parece un trabalenguas, pero tiene connotaciones dramáticas, cuidado si no trágicas, para la vida política y social de los venezolanos. A la luz de las declaraciones y actuaciones políticas de la administración chavista de estos primeros días del año, de la curiosa Ley de Amnistía, de los cambios en el gabinete ministerial, de la nueva directiva (sic) en la Asamblea Nacional, del desempeño del teniente coronel en el primer programa de su show dominical que abrió y cerró con la imagen en primer plano del Che Guevara, el cuento de las tres R no puede verse sino como una nueva táctica de reacomodo y de aggiornamento del anacrónico y fracasado modelo cubano que se pretende imponer en nuestro país, y de la obsesión por la reelección presidencial.

De una nueva trampa, pues, más allá de que el resultado electoral obliga a pisar tierra.

Revisión, rectificación y reimpulso ha proclamado el teniente coronel. Los hechos, conductas y decisiones gubernamentales de esta primera semana no parecen corresponderse con el significado de las palabras revisión ni rectificación. O bien no se revisó, o, lo que parece más probable, se revisó y no se rectificó. El caso más patente, la nueva directiva de la Asamblea Nacional.

En el seno del propio chavismo se cree que una cuota muy importante de responsabilidad en el fracaso de la propuesta presidencial de reforma corresponde a la propia AN y, en particular, a quienes desde la directiva condujeron el proceso, complicando la propuesta con el galimatías del Bloque B y el supuesto parlamentarismo de calle que lo alimentaba. Curiosa manera de revisar y rectificar una política errada y fracasada manteniendo en sus puestos a los responsables. La nueva directiva anuncia que atacarán de frente la corrupción, mal endémico del Gobierno. ¿Puede alguien decirnos qué hizo esa directiva, ratificada, con la carretilla que consignó el padre Palmar en meses pasados? ¿Cómo entender el proceso de revisión y de rectificación respecto del nuevo gabinete (sic)? Enroque de ministros y funcionarios ineficientes cuyas políticas contribuyeron al desapego popular, puesto que dedicados casi cien por ciento al politiquerismo revolucionario se desentendieron de los problemas de inseguridad que siembran de muertos la geografía nacional, de la escasez de vivienda, de la precariedad de la asistencia hospitalaria. Peor aun, lo que saben muchos, varios de los destituidos fueron sacados del tren ministerial para incorporarlos a las lides electorales (a la batalla, en palabras de Chávez) en el Zulia, en Barinas, en Guárico. ¿Hay alguna muestra de rectificación con algunos de los ministros reincidentes en cargos que ocuparon en el pasado? "R con R cigarro, R con R barril, rápido corren los carros cargados con hierro del ferrocarril".

Pero lo más confuso de las tres R resulta el término reimpulso. El diccionario nos enseña que impulso es el empuje o fuerza con el que se produce un movimiento. También nos indica que "tomar impulso" es correr antes de dar un salto o de realizar un lanzamiento, con el fin de llegar más lejos.

Comencé a tener un poco de luz y, buscando reimpulso, topé con el vocablo "reincidencia", que significa reiteración de una misma falta, delito o error, o nueva caída en ellos.

Lo dicho por el Presidente en su programa dominical, según lo cual se imponía una disminución de la velocidad en la marcha de los cambios revolucionarios, que la realidad (el fracaso de su propuesta de reforma) lo obligaba a meter el freno, a bajarse de un supuesto Formula 1 y montarse en un asno, me suena un tanto contradictorio y me refuerza la convicción de que esta tercera R, la del reimpulso, se acuerda más con la acepción de la palabra reincidencia. O, en el propio lenguaje del teniente coronel, de repliegue táctico, es decir, cambiar para que todo siga igual.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Enero 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog