Manuel Sutherland : "Hay compañeros que pertenecen a la derecha chavista"

Por Venezuela Real - 16 de Enero, 2008, 11:44, Categoría: Política Nacional

ANDRÉS ROJAS JIMÉNEZ
El Nacional
16 de enero de 2008

Entrevista » Manuel Sutherland

"Hay un repliegue del Gobierno y una conciliación abierta con personas que siempre se han manifestado contrarias a cualquier revolución", denuncia. Afirma que hay seguidores del presidente Hugo Chávez que crearon empresas para enriquecerse a costa del Estado

Algunos de los miembros de la Asociación Bolivariana de Economistas Socialistas (ABES) intentan dar muestras de que se puede apoyar al presidente Hugo Chávez y al mismo tiempo no decir amén a todo lo que hace el Gobierno o a las decisiones que toman los altos funcionarios públicos.

"Tenemos una postura crítica ante las políticas que consideramos alejadas del socialismo científico y de una revolución", explica Manuel Sutherland, coordinador del área internacional y de formación de la ABES. Cuando habla del crecimiento de la economía que se registra desde 2004, señala que 62% de esa riqueza se reparte sólo entre 5% y 8% de la población.

"No puede ser que en una transición al socialismo, la burguesía se fortalezca económicamente y en la torta de la renta los empleados y asalariados tengan un pedazo más pequeño", asegura el economista, quien en uno de sus escritos asegura que hay chavistas de derecha.

-¿Realmente existe una derecha dentro del chavismo?
-El proceso ha surgido desde la heterodoxia y de la mezcla de corrientes ideológicas de las izquierdas guerrillera e institucional, autonomistas y militares. De todos esos, hay compañeros que pertenecen a la derecha chavista a favor del capitalismo y piensan desde la perspectiva pequeño burguesa. Es una realidad evidente en sus declaraciones y en sus posturas antisocialistas.


-En un escrito difundido en la página de Internet de la ABES dice que "la burguesía jamás será patriota" y que "no habrá revolución" mientras se confíe en ella, ¿por qué esa afirmación?
-Esa es una discusión interesante y dura porque la burguesía en países de la periferia tienen papeles comercializadores e importadores...


-¿A qué llama países de la periferia?
-A aquellos que están en vías de desarrollo como lo diría la ONU. La periferia y el centro son de la Teoría de la Dependencia de la Cepal, que habla de un centro capitalista, donde se fijan precios y políticas; y una periferia neocolonial, donde está Venezuela.


En esa periferia, las burguesías son por lo general importadoras, comercializadoras y tienen alianzas estrechas con el imperialismo.

En Venezuela, la burguesía nacional no tiene la capacidad para librar un proceso de liberación nacional, que es el primer paso antes del socialismo.

-Pero en buena medida es el Estado que promueve las importaciones.
-Hay un problema de desabastecimiento, rubros sensibles están desaparecidos de los almacenes. El Estado tiene que dar una respuesta inmediata al problema, que se traduce en importaciones directas; pero es sólo un desagüe, es tapar el sol con un dedo. La solución es crear industrias nacionales en manos de una tríada entre comunidades, trabajadores y el Estado, nunca de factores ministeriales o burocráticos.


-¿Con la creación de esas empresas no se está reforzando la idea de un capitalismo de Estado? -Lenin en el escrito que tiene sobre la nueva política económica plantea la necesidad del capitalismo de Estado, y en los países de la periferia tiene un papel progresista, siempre y cuando sea guiado y estructurado por el Estado obrero y de los trabajadores.

-¿No es contradictorio un modelo socialista en un capitalismo de Estado?
-El capitalismo de Estado tiene sus bemoles. Si nosotros hacemos revolución, el capitalismo de Estado está partiendo desde una base amplia hasta llegar al socialismo. Tenemos la intención de que ese capitalismo sea por y para satisfacer las necesidades básicas de la población y quitarnos el yugo de la explotación de la burguesía.


-¿Su postura no está llena del radicalismo o extremismo que critica el Presidente a varios de sus seguidores?
-Tenemos que llamar a las cosas por su nombre. Hay personas que claramente son antisocialistas, anticomunistas, son de centro y se consideran que esas no son posturas radicales.


Nosotros somos anticapitalistas y antiburguesía, no tenemos una postura radical sino una postura honesta, digna y cónsona con las necesidades de los trabajadores, y las necesidades de desarrollo de la fuerza laboral y de enterrar el sistema capitalista, como ocurrió con la prehistoria de la humanidad.

-¿El entierro del sistema capitalista supone la eliminación de la propiedad privada?
-La propiedad privada funge un papel alienador y es la principal característica, junto con el trabajo asalariado, del sistema capitalista. El socialismo no se hace de la noche a la mañana, tiene diferentes etapas de acuerdo al contexto nacional, a la economía y a las condiciones subjetivas y objetivas. La propiedad privada se divide para los marxistas en dos: aquella sobre los bienes personales de uso y de consumo, que son intocables como pueden ser un radio, un carro, un reloj o un apartamento, porque son bienes que no sirven para producir otros bienes sino que son empleados para el consumo personal. Y está la propiedad privada sobre los bienes de producción, que están secuestrados por la burguesía y hace que el trabajador sea obligado a vender su fuerza de trabajo. En Venezuela no se tienen que socializar todos los medios de producción, simplemente aquellos estratégicos como electricidad, agua, petróleo, empresas básicas de alimentación y gran cantidad de compañías, que deberían estar en manos del Estado y no de la burguesía que produce sin planificación y lo hace para extraer plusvalía, ganancia e irrespeta los derechos laborales básicos de los trabajadores, los condena a la miseria y a la pobreza.


-¿No cree que hablar de otras formas de propiedad fue una de las causas de la derrota que tuvo la reforma constitucional?
-El artículo de la propiedad privada fue lo que pudo hundir la reforma. A pesar de que el artículo 115 de la reforma era claro, porque garantizaba la propiedad privada sobre los medios de producción y bienes de uso y de consumo. La inclusión de la propiedad socialista y mixta sembró dudas. Hubo mala campaña de información y poca participación de la gente en la construcción de la reforma, y la oposición irrigó una cantidad de mentiras y de desinformación que fue tomada por gran parte del pueblo venezolano.


Hubo gran confusión con la propiedad y mucha gente honesta pensaba que le iban a quitar su bodega, sus dos vacas y sus cuatro gallinas.

-La famosa cuña de la carnicería.
-Sí, la famosa cuña de la carnicería, que tuvo una respuesta sumamente tardía e ineficiente. Eso no es culpa de la gente. Si uno es político debe saber más o menos lo que piensa la población y se tenía que atacar a tiempo.

Eso no se hizo y lamentablemente esa fue una de las tantas razones por la cual se sufrió esta terrible derrota.

-En el documento que tiene en el portal de Internet de la ABES también habla de la política fiscal y que los recursos públicos para el gasto social se transfieren de "forma filtrada, discrecional e inauditable".
-El gasto social ampliado para este año va a ser de 46% del presupuesto y representa un incremento de 6% con respecto a 2007. Eso es algo bastante positivo que se puede defender y digno de admirar en todo el mundo, pero ocurre que la forma como se ejecuta el gasto en la misiones tiene que ser perfecta, clara y fácilmente auditable. Son inexistentes las páginas de Internet a las cuales se debería acceder para ver la información detallada de lo que se gasta.

En las misiones se podría decir que en un módulo de Barrio Adentro se invirtieron 30 millones de bolívares y hay un médico que gana una determinada cantidad de dinero, pero eso no se hace y muchas cosas se siguen haciendo en secreto, y son inauditables los recursos que da el Gobierno; en algunos casos, terminan en corrupción y pasan a manos de personas que no les interesa llevar adelante las misiones.

-Usted afirma que esos recursos están enriqueciendo a "una casta de boliburgueses".
-Hay gente del Gobierno que cree que ser empresario es bueno, ser de la burguesía es un logro y es un secreto a voces que desde su posición han constituido empresas que se dedican a prestar servicios al Gobierno como montar tarimas, hacer logotipos o franelas.

Muchas de esas cosas están en manos de burócratas y hacen diferentes trucos para rozar o mantenerse en un cierto límite de la legalidad. Se aprovechan de comprar y vender cosas y de esa manera enriquecerse. Por eso hablo de social boliburgueses.

-¿Por qué social boliburgueses?
-Porque ahora son neosocialistas.


-¿Cómo interpreta las tres erres del Presidente sobre todo la rectificación?
-Se están equivocando en algunos aspectos, causas y efectos de la derrota. Hay un repliegue del Gobierno y una conciliación abierta con personas que siempre se han manifestado contrarias a cualquier revolución, mientras que hay una injusta y maniquea acusación hacia la izquierda marxista. A las personas que trabajan por una revolución socialista profunda se les acusa de ser los causantes de la pérdida de la reforma, se les dice sectarios.


Eso fortalece el ala de centro y de derecha del chavismo y es una trampa para que el Estado se maneje de acuerdo con criterios de la socialdemocracia.
 





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Enero 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog