Dos procesos

Por Venezuela Real - 17 de Enero, 2008, 16:17, Categoría: Política Nacional

Diego Bautista Urbaneja
El Universal
17 de enero de 2008

No me parece tan grave que por algún tiempo más Hugo Chávez siga teniendo la voz cantante

Son como dos procesos a la vez. Uno que tiene que ver con Chávez y su Gobierno. El proceso por el cual ese sector se aboca a lo que llaman "los problemas de la gente", para ver si aumenta la calidad y la efectividad de la gestión gubernamental. Se supone que esa es una de las enseñanzas y consecuencias de lo ocurrido el dos de diciembre. Eso es interesante. Es la profundización del proceso por el cual Chávez deja de ser "Chávez", es decir un ícono, un símbolo, un redentor, etc., y se transforma en un gobernante de carne y hueso; Chávez, cada vez menos distinto de cualquier otro y que cada vez más va a ser medido con la misma vara con la que han sido medidos los otros.

En tal situación, el caballero deja de jugar en su terreno y pasa a jugar en otro, en el cual actúa con desventaja. Chávez no puede moverse con soltura sino en el terreno de lo épico, de lo "trascendente". El terreno de "Chávez", el de la fe ciega y de los corazones inflamados. Allí donde no se miden ejecutorias, ni se sacan cuentas. Allí donde no se le cobra a un Gobierno que dijo que la inflación iba a ser de doce y terminó en veintidós. El otro terreno, el de los gobernantes normales, es un terreno donde Chávez actúa con dos desventajas mortales: el error básico de sus enfoques, y la supina incompetencia del equipo de personas con el que cuenta.

Pareciera que Chávez quiere "normalizar" las cosas, porque el terreno épico no da más. Pero en una situación normalizada, Chávez deja de ser "Chávez". Por su parte, "Chávez" está en proceso de desaparición, y lo que va quedando es Chávez.

Escenario reducido

Le cuesta muchísimo al personaje aceptar esa reducción del escenario. Es así como entra en unas invectivas contra el Nuncio a las que no se les ve sentido, como no sea el de dar salida a una necesidad convulsa de inventarse "batallas", así sean berrinches. Necesidad agudizada por ese paso forzado de líder mundial a gobernante que tiene que ver cómo se hace con la basura. Por eso también ese empeño en lanzar retos "dramáticos", que suenan vacíos, que no provocan otra cosa que un encogimiento de hombros. Como ese de "jugarse a Rosalinda" en un doble referéndum, donde se juegue el todo o nada de la reelección indefinida o de la revocación del mandato. Es como una enfermedad.

Cálmese

Como para decirle: "Cálmese señor, cálmese. Para eso del doble referéndum falta mucho. Antes del 2010 no se puede pensar en referéndum revocatorio. Tiene delante el 2008 y el 2009 completicos. Vea qué hace de aquí allá con ese Gobierno que viene en picada, a ver si por lo menos logra que para finales de ese 2009 el país entero no esté clamando por su salida del poder".

Este primer proceso es pues un trayecto a lo largo del cual Hugo Chávez va perdiendo su aura y su poder simbólico, diluidos por la lejía de la ineficiencia revolucionaria y de la cotidianidad que no perdona.

Alternativa

El otro proceso es el de la construcción de una alternativa convincente al actual Gobierno, que produzca una oferta contrastante y superior a la que representa un Chávez sin aura. Este es un proceso complicado, por lo fragmentado de los materiales -personalidades, partidos, grupos de la sociedad...- a partir de los cuales se ha de poner en marcha y por la amplitud que ha de tener, si va a ser como debe ser. Un proceso que por un tiempo seguramente va a tener lugar sin mayores estridencias ni mayores impactos de opinión, porque por los momentos no hay con qué ni con quién producirlos. Un proceso que irá madurando a medida que los partidos, personalidades, grupos de otro tipo, se organizan, se entretejen, superan diferencias y se entienden, así como a medida que los mejores liderazgos se consolidan y se pulen. Esta es una tarea que debe proseguir sin descanso pero sin precipitación.

Creo que por un tiempo el proceso más notorio va a ser el primero y que el segundo va a transcurrir como si dijéramos a su sombra. Aunque muchos se quejan de ello, no me parece tan grave que por algún tiempo más Hugo Chávez siga teniendo la voz cantante, que sean sus iniciativas las que "fijen la agenda". Esa voz desafina cada vez más, se enreda sola, y produce cada vez menos pasmo. Una tarea permanente de la alternativa en ciernes es por cierto hacerlo ver al público eficazmente.

La sincronización ideal sería la de que a medida que Hugo Chávez pierde su aura y se convierte simplemente en Chávez, vaya por su parte madurando la alternativa nacional y democrática, de modo que en un momento preciso la curva que baja se cruce con la que sube.







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Enero 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog