Enrique García: "La CAF puede compartir proyectos con el Banco del Sur"

Por Venezuela Real - 18 de Enero, 2008, 11:11, Categoría: Economía

AHIANA FIGUEROA
El Nacional
18 de enero de 2008

ENTREVISTA : Enrique García, presidente de la Corporación Andina de Fomento
El presidente del organismo dice que la filosofía es respetar las diferencias ideológicas de los países. A su juicio, la iniciativa es positiva, si se toman en cuenta las necesidades de financiamiento externo que demanda la región latinoamericana

Las medidas que defendieron organismos como el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional buscaban ayudar a Latinoamérica a recuperarse de la crisis financiera de la década de los años ochenta, pero algunos gobiernos de la región insisten en que la persistencia de la desigualdad y la pobreza han generado un enorme rechazo a esas recetas.

Para el presidente Hugo Chávez, principal promotor del Banco del Sur, esta institución tiene el potencial para alzarse como una voz alternativa a la de las grandes instituciones multilaterales.

Esta semana se cuenta con la presencia en Venezuela de técnicos de los ministerios de Economía y Finanzas de los países miembros del Banco del Sur. El encuentro servirá para definir el capital inicial de la institución financiera y la cuota que corresponderá aportar a cada nación. Por lo que su puesta en funcionamiento es, cada día más, un hecho.

Para el presidente de la Corporación Andina de Fomento (CAF), Enrique García, los países necesitan tener opciones de financiamiento, por lo que considera que hay espacio más que suficiente en la región Latinoamericana para que todas las instituciones, puedan operar sin pisarse los talones.

–¿Qué opinión le merece la creación del Banco del Sur? ¿Lo considera un organismo que competirá con los actuales multilaterales?
–No vemos problemas en que nazcan otras instituciones de carácter multilateral, especialmente con las necesidades de financiamiento de los países de América Latina.


Si la región quiere mantener un crecimiento económico adecuado de 5%, aproximadamente, tiene que invertir por lo menos 26% del Producto Interno Bruto en proyectos de infraestructura.

Las naciones tienen que tener estrategias que les permitan captar recursos de los mercados internacionales y de otras fuentes, por lo que los multilaterales cumplen un papel fundamental dentro de esas necesidades. En este contexto, que aparezca una nueva institución no me parece mal; al contrario, es positivo.

–¿Teme que pueda desplazar a la CAF o al Banco Interamericano de Desarrollo?
–En la medida en que el Banco del Sur comience a operar, que tenga políticas apropiadas, podemos inclusive cofinanciar y compartir proyectos. La filosofía de la CAF, y creo que será la del Banco del Sur, es actuar con respeto a las diferencias que puedan existir entre los países en cuanto a enfoque, ideología, no ser paternalistas sino socios activos, y que las iniciativas que se financien tengan contenido serio; que sean técnica, ambiental y socialmente viables.

 –Analistas sostienen que el Banco del Sur nace con un objetivo político. De ser así, ¿cree que la institución tendrá éxito?
–Creo que no es recomendable opinar sobre las instituciones, creo que los que han concebido el banco tienen que ser los que definan para dónde va. Sin embargo, para que todo organismo como éste tenga éxito tiene que contar con tres principios fundamentales: que tenga un capital pagado y adecuado para apalancar los proyectos, obviamente que tenga políticas adecuadas y un instrumento jurídico que lo califique como multilateral.

–Una de las críticas hacia los multilaterales es que no contribuyen a financiar proyectos sociales o que los préstamos son de muy alto costo.¿Cuál ha sido la política de la corporación en este sentido?
–La CAF tiene condiciones favorables, es decir, siempre hay que comparar con las alternativas. Evidentemente, el dinero más barato es la donación y los créditos concesionarios a los cuales tienen acceso los países más pequeños. Aunque nosotros tenemos una tasa más alta que las del BID o las del Banco Mundial, somos mucho más baratos que otras fuentes de financiamiento, como la de los mercados internacionales. Hubo momentos en que los países no tuvieron acceso al financiamiento externo, y la CAF ha sido como el banquero que saca el paraguas cuando está lloviendo. Sin embargo, los países son los que tienen que definir hacia dónde deben ir los recursos externos; las políticas de los organismos dependen mucho de los pueblos.


–¿Cómo ha sido la relación de la CAF con los gobiernos venezolanos? El ex ministro de Finanzas, Tobías Nóbrega, dijo que paralizó algunos préstamos del organismo por las altas tasas.
–Las relaciones con Venezuela han sido excelentes.


Que recuerde, nunca en la historia con la República Bolivariana de Venezuela nos han rechazado préstamos. La prueba clara es que somos el único multilateral que ha estado presente en las buenas y en las malas. Nuestro financiamiento al país ha sido permanente y a un promedio de 800 millones de dólares anuales. La CAF ha trabajado con todos los gobiernos venezolanos y con países con ideologías y de manera de pensar diferentes.

–¿Cómo ve el futuro del Banco Mundial, del BID y del FMI? ¿Cree que se deben adaptar a las circunstancias actuales?
–Toda institución de este tipo necesita adaptarse a las situaciones cambiantes, es decir, lo que es importante hoy no lo era hace 10 años.


Otra consideración es que América Latina pasa por una coyuntura económica extremadamente favorable, lo que se traduce en oportunidades de financiamiento. Lo importante es que los organismos funcionen bien, que tengan recursos, que ayuden a los países de la región a reducir la pobreza y a obtener una mejor calidad de su crecimiento económico.

–Le preocupa una posible ruptura de relaciones comerciales entre Venezuela y Colombia, y la salida del país de la Comunidad Andina de Naciones?
–Como organismo, esperamos que se logre un punto de encuentro. Lamentamos que la relación entre los dos países esté pasando por dificultades. Hay que hacer votos porque se retome el sendero de la cordialidad y esperar que en términos económicos no se afecte. Aspiro a que la sensatez de los líderes de los dos países se imponga y se restablezcan las relaciones en beneficio de ambos pueblos.


–¿Qué proyecciones prevé para la economía venezolana en 2008, tomando en cuenta la política de controles del Gobierno?
–En términos macroeconómicos, 2007 fue un año bueno para Venezuela y 2008 será igual. Creo que la economía continuará su senda de crecimiento. Sobre el tema de los controles, estoy seguro que buscarán una fórmula para mejorar la oferta y la demanda de productos esenciales para el país.









TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Enero 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog