Las cosas claras...

Por Venezuela Real - 18 de Enero, 2008, 14:49, Categoría: Prensa Internacional

Abdón Espinosa Valderrama
EL TIEMPO - Colombia
18 de enero de 2008

El presidente Hugo Chávez, de la muy vecina y hermana República de Venezuela, logró enturbiar el regocijo por la liberación de Clara y Consuelo y la aparición de Emmanuel. Lo hizo, al solicitar para las Farc la abolición del calificativo de terroristas y el alegre otorgamiento de la condición de beligerante, con proyecto político bolivariano, ejército bien apertrechado y financiado y control y gobierno sobre determinado territorio.

Si no fuera tan avezado en cuestiones militares, se diría que lo confundió el espectáculo de la entrega de las dos señoras cautivas por no haber aparecido en él sino el destacamento subversivo a cargo de su guarda, merced a la voluntad del Gobierno de Colombia de facilitar la operación humanitaria.

El presidente Chávez fue más allá de pedir exonerar a las Farc y el Eln del estigma de terroristas. Contra semejante desorbitada propuesta se ha pronunciado sin esguinces la comunidad internacional, en franca coincidencia con el rechazo categórico de la opinión de nuestro país. Por si fuera poco, la puso como condición, afrentosa e inaceptable, para normalizar las relaciones con Colombia, mientras el ministro venezolano del Interior incitaba a las Farc a proseguir su lucha. Sin advertir, ni el uno ni el otro, los desmanes inocultables y el trasfondo también delictuoso del narcotráfico.

Fueron actos públicos de intervención e intromisión en nuestra seguridad interior, de aquellos que la legalidad internacional veda y repudia. Quizá la ambigüedad en el papel de mediador lo llevó a extralimitarse y a creerse autorizado a imponer sus criterios y políticas a la patria de Nariño y Santander, a la Colombia de hoy, dentro del aparente empeño de extender su radio de acción al resto de América Latina.

Las cartas de los cautivos sobre los tratos crudelísimos, inhumanos y degradantes a que están sometidos, corroboran que no fue infundada ni irreflexiva la calificación que a sus secuestradores se les dio. El derecho internacional humanitario condena esas prácticas criminales, lo mismo que la toma de rehenes, los ataques a la población civil y el desplazamiento forzado. Si se trata de acogerse en lo favorable a sus disposiciones, lo primero es, obviamente, ajustar a ellas las conductas, conforme se ha observado en Europa y América. El presidente Chávez se equivocó al pensar que podía obrar con éxito al revés.

Las cosas claras hacen las buenas amistades. Porque accidentalmente no lo fueron, se han prestado a acres disentimientos y azarosas rencillas. Para el buen entendimiento entre los dos países y los dos gobiernos, deben quedar netamente reconocidos, a la luz de la normativa internacional, los campos permitidos y los campos vedados. De ningún modo sería admisible meter las narices y las manos en los asuntos de la incumbencia y la soberanía de la otra nación. Específicamente, en la seguridad interior y en aquellas materias que las leyes reservan a sus legítimos gobernantes.

Una vez más, conviene insistir en que las relaciones entre ambos Estados se manejen con mutuo respeto y cortesía por los cauces diplomáticos que el mundo inventó para ahorrarse conflictos, prevenirlos y, si fuere el caso, limar asperezas y conciliar posiciones e intereses. De estos episodios tormentosos no debiera salir triturada sino indemne la cooperación constructiva entre Colombia y Venezuela.

Las revelaciones de los terribles sufrimientos de los cautivos por largos años nos han estremecido y han arreciado el clamor por que sean liberados. ¿Habrá quedado excluida la posibilidad de un acuerdo humanitario? De ninguna manera. El propio presidente Uribe ha encargado gestionarlo a la Iglesia Católica y a la Cruz Roja Internacional y ha aceptado la opción de una zona de encuentro, en torno a la cual se podría llegar a algún avenimiento si las Farc continúan negándose al gesto civilizado de liberarlos. La dificultad es, según el profesor Georges Burdeau, el "hecho de toda solución negociada". No por ello se la descarte en cuanto fuere útil y viable.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Enero 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog