Los amigos de las FARC

Por Venezuela Real - 18 de Enero, 2008, 12:03, Categoría: Temas Militares

David Ludovic Jorge
TalCual
18 de enero de 2008

El gobierno de Hugo Chávez parece olvidar que los grupos a los que aspira quitar el calificativo de terroristas han atentado en numerosas ocasiones contra puestos militares de la frontera, causando numerosas bajas

En Apure las Farc asesinaron a 6 efectivos de la GN y una ingeniera de Pdvsa el 17 de septiembre de 2004
15 efectivos de la GN fueron asesinados por una cuadrilla del ELN el 12 de junio de 1987

Aunque el tango lo niegue, veinte años sí es mucho tiempo. En estas últimas dos décadas, Venezuela ha padecido en más de diez oportunidades atentados de gran magnitud por parte de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Sin embargo, la intención de Hugo Chávez de no calificar como terroristas a los grupos insurgentes colombianos "echa tierrita" sobre las decenas de militares fallecidos en combates en la frontera y marca una diferencia diametral en la política exterior venezolana respecto al conflicto colombiano.

Lo que hace más de veinte años era una actitud contundente de rechazo y de reclamo a Colombia para luchar en conjunto contra el flagelo de la guerrilla se ha convertido en una actitud de complacencia hacia los movimientos insurgentes. Sin embargo, tres atentados ocurridos en las últimas dos décadas y atribuidos a ambos grupos dan cuenta de su naturaleza terrorista.

PERIJÁ , UNO DE LOS PRIMEROS

Cerca de las 6:00 a.m. del 12 de junio de 1987, 15 efectivos de la Guardia Nacional fueron asesinados por una cuadrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN). Los militares formaban parte del Comando Especial Antidrogas, que realizaba operaciones en los alrededores de la sierra de Perijá.

Según el general de división Alfredo Sandoval Hernández, comandante general de la GN en ese entonces, el comando se había instalado en las cercanías del río Alto Dabú, a 14 kilómetros de la sierra motilona, tras haber desmantelado pocas semanas atrás un cultivo de 80 hectáreas de coca y marihuana en la zona, así como dos laboratorios de procesamiento de droga.

En aparente represalia, el grupo terrorista efectuó el ataque contra la unidad de la GN, que estaba adscrita al Comando Regional 8 de la Guardia Nacional.

Durante el asalto, que se llevó a cabo con lanzagranadas y morteros, los guerrilleros destruyeron los sistemas de comunicación del comando, por lo que la noticia del ataque no fue pública sino una semana después, cuando cinco efectivos sanos lograron llegar a hasta el poblado de Machiques.

Según anunciaron posteriormente fuentes del gobierno colombiano, durante el asalto murieron 33 guerrilleros, cuya vinculación al ELN fue confirmada Tras enterarse del ataque, un grupo encabezado por el entonces presidente, Jaime Lusinchi, y el comandante general de la GN acudieron a la zona y la acordonaron con efectivos del Ejército.

Pocos días después, el ex mandatario solicitó a Colombia "amplia colaboración para luchar contra la narcoguerrilla", a través de operativos militares y policiales conjuntos.

CARARABO , OCHO AÑOS DESPUÉS

Sadismo y cobardía fueron los términos empleados por la Comandancia General de la Armada, al referirse al ataque efectuado contra el puesto de vigilancia en el río Meta, estado Apure, en la frontera colombiana el día 25 de febrero de 1995.

El asalto, calificado por la prensa nacional como "el peor ataque contra militares venezolanos desde 1987" (año del incidente en Perijá) tuvo lugar a las 11:40 pm, cuando una célula conformada por 80 integrantes entre hombres y mujeres, equipados con armamento sofisticado, superó la vigilancia perimetral de la zona, y tomó por sorpresa al destacamento de 31 infantes de Marina que custodiaban el lugar.

El saldo final de las dos horas de combate fue la muerte de ocho infantes que, según el parte de la Comandancia de la Armada, fueron "tratados con saña". Tras ser atacados con artillería pesada, los cadáveres fueron abiertos, en un ataque "no sólo contra la República, sino contra la dignidad humana". Otros cuatro efectivos resultaron heridos de gravedad.

Pese a la actuación defensiva de los militares venezolanos, los guerrilleros lograron apoderarse de parte del armamento almacenado en el puesto de vigilancia, que incluía fusiles, ametralladoras y granadas, según informó el entonces ministro de Defensa colombiano, Fernando Botero.

La respuesta del gobierno venezolano también fue inmediata. Informado sobre el suceso, el entonces presidente de la República, Rafael Caldera, envió un mensaje a su homólogo colombiano, Ernesto Samper, en el que lo exhortaba a tomar "acción enérgica" para capturar a los autores del crimen.

La petición de Caldera fue respaldada por los partidos Conver encia, AD, MAS y Copei, que calificaron de "sanguinaria" la acción y solicitaron a Colombia ser "más diligente para resolver sus problemas subversivos".

En respuesta, Samper ordenó la realización de un operativo militar para la captura de los guerrilleros involucrados y activó un destacamento de 30 soldados de la IV División del Ejército colombiano para que se desplazara al lugar y le brindara colaboración a las fuerzas militares venezolanas.

También, advirtió a los guerrilleros que las acciones violentas alejaban "las posibilidades de convivencia y los colocan nuevamente en el camino del rechazo colectivo y de la intransigencia.

Un posterior comunicado del ministerio de Defensa colombiano aseveró que el ataque buscaba "crear factores de zozobra y desestabilización" y advertía sobre la existencia de 17 frentes cerca de la frontera, "lo cual ha obligado a reforzar la presencia militar colombiana en esa zona".

APURE , YA EN LA QUINTA

Uno de los ataques más recientes perpetrados por la guerrilla colombiana ocurrió durante el gobierno de Hugo Chávez el viernes 17 de septiembre de 2004. A las 10:30 am, un grupo irregular emboscó y asesinó a seis efectivos de la Guardia Nacional, integrantes del 241 Batallón Cedeño y a una ingeniera de PDVSA, identificada como Mariana Carrasco, mientras transitaban fuera de la población de Tres Esquinas, entre La Charca y La Victoria, en el estado Apure.

Durante el programa Aló Presidente de ese domingo, el presidente Hugo Chávez culpó a Colombia de lo sucedido por romper las conversaciones de paz tras la aplicación del Plan Colombia.

De igual manera, rechazó las declaraciones "irresponsables y manipuladoras" de la nación vecina, que acusaban a Venezuela de permitir el asentamiento de grupos terroristas en tierras venezolanas. Al respecto, aseguró que "así sean las Fuerzas Bolivarianas de Liberación (FBL)" los que cometieron el atentado serían castigados los culpables.

Sin embargo, las contradicciones en las versiones de las partes implicadas (Colombia y Venezuela) parecieron mostrar el interés del gobierno venezolano por no involucrar a sus "amigos" con el ataque. En efecto, las pesquisas iniciales del Cicpc del Táchira apuntaban a la culpabilidad de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Según Eddie Ramírez, jefe del organismo en la región, las primeras investigaciones realizadas, así como las pistas encontradas en el lugar hacían recaer la autoría de la masacre en el décimo frente del grupo guerrillero.

Se trataba de una acusación coincidente con las declaraciones del gobierno de Colombia del sábado 18 de septiembre, y que contrariaban las sospechas del ministro de la Defensa venezolano, Jorge García Carneiro. En esa fecha, García Carneiro atribuyó el hecho a "grupos paramilitares y narcotraficantes" que operaban en la zona fronteriza.

Por su parte, el entonces vicepresidente José Vicente Rangel se limitó a opinar que resultaba "difícil determinar la autoría de los hechos de violencia en la zona limítrofe, por las características de la frontera, que es una caja de sorpresas donde actúan diferentes grupos como guerrilla, paramilitares y delincuencia común".

 TAMBIÉN LO HICIERON NUESTROS AMIGOS ...
3 de marzo de 1985
Tres miembros del ELN murieron durante un choque entre la fuerza irregular y una comisión mixta de la Policía Técnica Judicial y el Ejército, en el kilómetro 30 de la vía El Nula-La Victoria, en el estado Apure.

7 de junio de 1986
Las FARC atacaron el puesto militar de Los Bancos, en el estado Apure, y mataron a cuatro efectivos del Ejército.

28 de abril de 1989
Un vehículo de la Guardia Nacional fue atacado por miembros del ELN en Mata de Coco, estado Apure. Un efectivo militar murió y otro resultó herido.

13 de noviembre de 1993
Cinco efectivos del Ejército murieron durante una emboscada atribuida al ELN en Guafitas, estado Apure.

1 de noviembre de 1994
Dos soldados del Ejército murieron en el sector Palma Africana, vía La Victoria, estado Apure, en un atentado dinamitero atribuido al ELN.

15 de diciembre de 2003
Cuatro efectivos de la Guardia Nacional fueron emboscados y asesinados en el Zulia.









TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Enero 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog