¿Y ahora qué?

Por Venezuela Real - 20 de Enero, 2008, 18:51, Categoría: Política Nacional

Luz Mely Reyes
Ultimas Noticias
20 de enero de 2008

Vistos los acontecimientos de la semana pasada puedo afirmar que el presidente Chávez se metió en camisa de once varas. Como ya lo hemos dicho, en el país no hay mucha conciencia del conflicto interno colombiano. Que el ciudadano común desconozca los alcances de una realidad que considera no le afecta, no exime al Gobierno venezolano de medir con tino las consecuencias de involucrarse en una situación en donde la violencia es el signo.

Desde que empezó todo el proceso del canje humanitario, Venezuela manejó muy mal sus movimientos. El Presidente hasta permitió que el guerrillero (de las Farc) Iván Márquez declarara en las puertas del Palacio de Gobierno. Se olvidó de la discreción, tan necesaria en situaciones similares.

Mucho se ha especulado sobre las razones que llevaron al Mandatario nacional a solicitar públicamente el reconocimiento de la beligerancia de las Farc y que la excluyan, junto al ELN, de la lista de organizaciones terroristas. Se comentó que esta acción era el pago por la liberación de Clara Rojas y Consuelo González.

Me permito dudar de tal hipótesis porque el costo es demasiado alto. Después del embarque con Emmanuel (por cierto así es que se escribe el nombre del niño, no como lo hice en ocasiones anteriores), las Farc no estaban en posición de exigir o negociar condiciones. Si el asunto era un pago a la guerrilla, Chávez podría haber evaluado sus costos y mandar a uno de sus soldados a que lanzara el globo de ensayo y esperar la reacción internacional. De esta manera tenía chance de recoger la cuerda si no contaba con el apoyo necesario, como en efecto ocurrió.

Tengo una presunción más sencilla y por ello menos creíble. El Presidente no pudo, una vez más, controlar su impulsividad y lanzó esa declaración en el momento menos oportuno.

El Mandatario ni siquiera se permitió disfrutar el triunfo que le significaba la liberación de Clara y Consuelo. Lo empañó con ese ruido terrible de la beligerancia.

Es preciso señalar que la propuesta presidencial, en otro momento y en circunstancias distintas no hubiese sido considerada descabellada. Los gobiernos que le precedieron tenían una especie de cohabitación forzosa con los grupos irregulares, calificados en aquellos tiempos como insurgentes, aun cuando tenían los mismos métodos de lucha que ahora. La razón de esta permisividad era evitar que el conflicto afectara a ciudadanos venezolanos, lo que no siempre se lograba.

Pero el momento fue inoportuno y por eso hay que preguntarse ahora qué es lo que va a hacer Chávez.

Cuesta imaginar al Gobierno colombiano dar su brazo a torcer en medio del pulso que mantiene con Venezuela. Uribe, le guste o no a Chávez, es popular en su país y su política de "seguridad democrática" le ha ganado fuerte respaldo de sectores institucionales. Son los colombianos los que se maman las consecuencias del conflicto interno y muchos apuestan por la solución militar, aunque eso implique la muerte de secuestrados o de otros civiles.

Daños colaterales le llaman.

Para colmo de males, el Mandatario venezolano se expone como blanco de cualquier grupo violento que sea contrario a la guerrilla. ¿Estarán los encargados de la seguridad presidencial preparados para enfrentar a expertos en la violencia? Ojo con eso.

No es un juego fácil en el que se ha metido el Mandatario venezolano. Ojalá encuentre una salida decorosa, discreta y sin mayores tensiones.

...ni siquiera se permitió disfrutar el triunfo que le significaba la liberación de Clara y Consuelo





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Enero 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog