Exportaciones venezolanas no son atractivas para Brasil

Por Venezuela Real - 21 de Enero, 2008, 10:48, Categoría: Economía

El Nacional
21 de enero de 2008

Poner en marcha nuevos convenios llevará dos años
El director ejecutivo de Cavenbra afirmó que se deben crear nuevas estructuras para afianzar el intercambio

Desde que el presidente Hugo Chávez puso "en el congelador" las relaciones con Colombia, la situación entre ambos gobiernos no ha mejorado. La petición del jefe del Estado de sacar de la lista de organizaciones terroristas a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia la empeoró.

Aunque el intercambio comercial entre ambos países no se ha interrumpido, tanto empresarios venezolanos como colombianos están a la expectativa de la tensión política. La incertidumbre aumentó cuando en diciembre pasado el presidente Chávez afirmó que desviaría hacia Brasil los negocios que el país tiene con Colombia.

De ambos lados de la frontera, la preocupación no es en vano. Para Venezuela, Colombia –después de Estados Unidos– es el segundo socio comercial; y para el vecino país, Venezuela representa el primer aliado en materia de negocios. En 2007, el comercio bilateral cerró en aproximadamente 7,5 millardos de dólares, de los cuales se calcula que 6 millardos de dólares son importaciones venezolanas.

Además de automóviles –primer rubro de exportación colombiano hacia Venezuela–, el país recibe carne, pollo, huevos y leche. Alrededor de 30% de las importaciones venezolanas de alimentos provienen de Colombia.

Dentro de la CAN.

De concretarse la ruptura de relaciones colombovenezolanas, e interrumpirse el comercio bilateral, Brasil está preparado para atender al mercado venezolano. Según Fernando Portela, director ejecutivo de la Cámara de Comercio e Industria Venezolano–Brasileña, la capacidad productiva ocupada de ese país (con la que atiende al mercado interno y externo) es de 75%, con el resto podría soportar nuevas transacciones.

Sin embargo, Portela afirmó que de suspenderse el intercambio comercial entre Colombia y Venezuela, ambos territorios resultarían afectados por la complementariedad de sus economías. Además de las condiciones geográficas –una frontera de aproximadamente 2.200 kilómetros–, el director ejecutivo de Cavenbra aseguró que "la condición de hermanos vinculados por la Comunidad Andina de Naciones desde hace más de 30 años, también facilita la concreción de negocios".

Portela afirmó que los parques industriales de los dos países fueron concebidos y dibujados dentro de los parámetros de la CAN, "y eso no se puede cambiar de un día para otro". A pesar de que el presidente Chávez formalizó la salida de la organización en abril de 2006, los alcances de la agrupación y las obligaciones de sus miembros se mantienen vigentes por alrededor de 5 años.

"Las estructuras productivas de esas naciones están instaladas con una gran interdependencia. El caso de la industria automotriz es el mejor ejemplo: Venezuela exporta insumos y materia prima de los automóviles que posteriormente Colombia venderá en territorio venezolano", explicó Portela.

A pesar del anuncio del presidente Chávez, Nelson Quijada, presidente de Cavenbra, confía en que la tensión entre Venezuela y Colombia se resuelva y no desencadene en el quiebre de las relaciones. Precisa que "es necesario para ambos países".

"Es una situación delicada y preocupante. Aunque es un problema político, repercute económicamente en los afiliados a Cavecol. Pero, afortunadamente, el intercambio continúa con total normalidad, no se ha paralizado ni ha disminuido", dijo Daniel Montealegre, presidente de la Cámara Venezolana Colombiana de Integración Económica. Agregó que para 2008 se prevé que el comercio bilateral llegue a 8 millardos de dólares.

Problema industrial.

Según los cálculos de Cavecol, de la balanza comercial que alcanzaron Venezuela y Colombia en 2007, el país exportó aproximadamente 1,5 millardos de dólares a la nación neogranadina. De concretarse el quiebre comercial de estos países, habría que reubicar estas transacciones. A pesar de que Brasil tiene capacidad para sustituir las exportaciones colombianas, no garantiza captar las venezolanas.

"Ése es el problema de economías vinculantes. No es que a Brasil no le interese la mercancía que Venezuela le vende a Colombia, se trata de un problema de ingeniería industrial. Habría que diseñar una estructura nueva, que se lleva su tiempo", indicó Portela.

Siguiendo en la onda automovilística, el director ejecutivo de Cavenbra dio el siguiente ejemplo: "En Brasil no se producen vehículos Mazda, por lo tanto, no le interesa comprar los componentes de esa marca que le vende Venezuela a Colombia".

En 2006, Brasil sustituyó a Colombia como segundo socio comercial de Venezuela; en 2007 volvió al tercer lugar. Portela explicó que se trató de un evento en particular: el cierre de las fronteras a propósito del caso de Rodrigo Granda.

Desde que Chávez llegó a la presidencia, las relaciones entre Brasil y Venezuela han aumentado, pero no ha sido favorable para el intercambio.

En 1998 la balanza estaba pareja, después se ha inclinado a Brasil, con una asimetría considerable. Mientras que en 2004 Venezuela exportó 199 millones de dólares, Brasil colocó en territorio nacional 1,4 millardos de dólares.

Detalles logísticos.

Desde que Venezuela manifestó su interés de entrar al Mercado Común del Sur desde 2006 –su ingreso formal aún no se ha concretado–, las transacciones con los países que integran la agrupación han aumentado.

Sin embargo, Portela reiteró que Venezuela no puede desviar los negocios que tiene con Colombia hacia Brasil "de la noche a la mañana". Agregó que poner en marcha nuevos convenios llevará aproximadamente 2 años.

Aparte de los reajustes comerciales que habría que hacer, las condiciones geográficas definen las estrategias. El desarrollo industrial de Brasil está en el sur, porque en el norte está la selva amazónica.

La ciudad más importante de esta área es Manaos, desde la que un camión de productos puede tardar hasta cuatro días en llegar a Caracas.

Lo que llega al país desde Brasil por vía terrestre sólo representa 2% de las importaciones. El grueso (90%) viaja por vía marítima y tarda en promedio 7 días en arribar a puerto venezolano. Por barco ingresa carne, pollo, ganado vivo, textiles y calzados, entre otras cosas.

Mientras que de Colombia, Venezuela importa 70% de la mercancía por vía terrestre – por los estados Táchira y Zulia–, y tarda en promedio 2 días en llegar a Caracas. Al cambiar al país neogranadino por Brasil, hay que tomar en cuenta las vías de transporte porque repercutirían en el flujo de productos.








TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Enero 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog