Colombia: Objetivo de La Habana

Por Venezuela Real - 22 de Enero, 2008, 9:50, Categoría: Política Internacional

Asdrúbal Aguiar
El Universal
22 de enero de 2008

Al desviar la opinión pública hacia el tema colombiano tal vez busca diluir su derrota electoral

A riesgo de fastidiar insisto en la relación de Hugo Chávez con la guerrilla colombiana. Vuelvo sobre el sentido estratégico de la misma, ajeno a circunstancias por importantes que sean, de su diatriba con nuestra hermana República. Y lo hago como remedio para la memoria: por carecer nosotros, los venezolanos, de ella, y por poseerla de un modo excepcional el propio Chávez, hombre terco y capacidad mayúscula para la mentira táctica.

En su maridaje con la narcoguerrilla confunde, deliberadamente o por impulso de lo imprevisto, sus actos con las apariencias, a fin de desdibujar el compromiso cierto que le ata con un proyecto cuyo cerebro reside en La Habana; y que, si acaso corre a contrapelo de la historia, no cede ante la adversidad ni el corto plazo.

Que el susodicho se haya involucrado con la "paz de Colombia" relanzando, con apoyo de las FARC, su menguante liderazgo -luego del "affaire" de la maleta de Antonini- o que ésta apele a él como tabla de salvación, en un momento declinante de su insurgencia, es, como hipótesis, probable.

Que en su empeño por desviar la opinión pública hacia el tema colombiano o a sus diarios desencuentros con el presidente Uribe, busque diluir los efectos de su derrota electoral en el referéndum constitucional reciente o, mejor, atenuar la pérdida de apoyo de la fuerza armada a su gobierno, vale como argumento de ocasión.

Mas lo constante es, en primer término, el cruce y uso por Chávez y para su citada estrategia de los dos "mitos" que nos otorgan identidad y en cuyo defecto, según parece, nada seríamos como nación: lo bolivariano y lo petrolero.

En cuanto a lo último vale recordar a Rómulo Betancourt y su mensaje al Congreso de 1964: "Fácil resulta explicar y comprender por qué Venezuela ha sido escogida como objetivo primordial por los gobernantes de La Habana para la experimentación de su política de crimen exportado. Venezuela es el principal proveedor del Occidente no comunista de la materia prima indispensable para los modernos países industrializados, en tiempos de paz y en tiempos de guerra: el petróleo (¿). Resulta así explicable cómo dentro de sus esquemas de expansión latinoamericana, el régimen de La Habana conceptuara que su primero y más preciado botín era Venezuela, para establecer allí otra cabecera de puente comunista en el primer país exportador de petróleo del mundo; (¿)".

El dato postrer es que los ministros de la Isla ya despachan desde Caracas, y los milicianos cubanos sitos en nuestra geografía, excluidos los médicos y los maestros, suman 30.000 hombres.

La inteligencia exterior afirma que Chávez habría viajado a La Habana bajo nombre falso, cuando era oficial activo. Lo veraz es que en el libro de Agustín Blanco Muñoz, Habla el comandante, aquél confiesa su filiación marxista y explica sus primeros vínculos con la guerrilla, desde los inicios de su carrera militar.

A su salida de la cárcel visitó a Fidel Castro, quien lo unge en la Universidad de La Habana como comandante revolucionario y fomenta su relación con el eje árabe: Irak y Libia. Y así recibe apoyos para su campaña presidencial, canalizados por el gobierno cubano y su embajador en Caracas: el de siempre.

Luego, como presidente electo, envió una misión ante las FARC y el ELN, quienes lo ayudaron a organizar los comandos electorales de la frontera.

No huelga señalar, como anécdota, que Castro fue testigo presencial y animador de El Bogotazo, en 1948: partida de bautismo de la guerrilla colombiana.

El rompecabezas de la relación de fidelidad triangular Chávez-La Habana-FARC, por ende, ni es tal ni es elucubración, salvo para quienes cultivan la amnesia.

Lo bolivariano es el agregado novedoso de tal "liaison" de añeja factura marxista, y no hace sino suministrar, a partir de la idea grancolombiana, un contexto menos impermeable y vivificador de un sueño que aún trastorna al imaginario colectivo, como a Chávez en su enfermedad de mesianismo.

De allí que hoy le de nuevo aliento al credo del Libertador y lo use para dividir a los colombianos hasta con el argumento de que su oligarquía lo asesinó, y para explicar, al paso, que el reconocimiento a la guerrilla salda una deuda de historia con unos idealistas auténticos.

En noviembre de 2004, en fin, Chávez anunció que en cuanto a Estados Unidos "utilizaremos todas las estrategias posibles, desde una estrategia de defensa móvil frente al gigante hasta el ataque". Y al decirlo ("La Nueva Etapa"), ordena la asunción del método de guerrillas por nuestro Ejército y le fija un teatro de operaciones: "Fortalecer las acciones defensivas en la zona fronteriza con Colombia (...) por la implementación del plan Colombia".

"A buen entendedor, pocas palabras"





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Enero 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog