Los 11 policías del 11-A

Por Venezuela Real - 23 de Enero, 2008, 10:35, Categoría: Derechos Humanos

Alberto Arteaga Sánchez
El Universal
23 de enero de 2008

Han sufrido una condena anticipada por 3 y 4 años de cárcel, en un proceso injusto

Una lamentable y torcida decisión del 15-1-08 que confirma que "la justicia está al margen de la ley en Venezuela", como me decía un amigo en su tarjeta de Navidad, declaró que no procedía el sobreseimiento por amnistía en el caso de los 3 comisarios y de los 8 metropolitanos, a quienes se les sigue juicio por homicidio en grado de complicidad, por ser desconocidos los autores de las muertes.

La situación no debe ser complicada con lucubraciones teóricas, ni con argumentos políticos. El derecho es sentido común y aspiración sentida de que se sirve a la justicia.

Un decreto-ley del presidente de la República canceló como delitos los hechos del 11-A y, en particular, los hechos de Puente Llaguno. Por lo tanto, para quienes participaron en esos hechos calificados como punibles, quedó borrada o extinguida la acción penal instaurada, por cuanto el Estado renunció a la persecución penal. Es el caso, sin duda, de los comisarios y policías acusados por las muertes que se produjeron en ese lugar. Sólo podría no cubrirlos esa amnistía si estuviesen acusados por crímenes de guerra, de lesa humanidad o por violaciones graves a los derechos humanos, según reza la Constitución. Descartada la categoría de los crímenes de guerra -aunque alguien pudo sugerirlo- y rechazada la calificación de lesa humanidad, por no haber sido acogida todavía en nuestro Código Penal, reformado en 2005, ni estar vigente el Estatuto de Roma el 11-A, ni llenarse los requisitos de tales hechos, algún "torcido" intelecto del "derecho" encontró la solución de las violaciones graves a los derechos humanos porque, al fin y al cabo, como dijo la fiscal general, juzgar por homicidio a unos polícias es juzgar por un hecho que atenta contra el derecho a la vida. ¡Vaya razonamiento!

Según esto, en esa categoría de violaciones graves a los derechos humanos cabe todo delito, cual verdadero cajón de sastre y todo dependerá del arbitrio del juez que decidirá, al margen de la ley, hechos imprescriptibles, que no pueden ser amnistiados y que desconocen el derecho de los procesados a que se presuma su inocencia y a ser juzgados en libertad.

Con estos criterios el derecho penal de guerra adquiere carta de ciudadanía en Venezuela. Pero, lo que no se ha recalcado suficientemente, es que ni siquiera se acusa a los policías como autores de las muertes ocurridas, ya que no se ha determinado autoría, concluyéndose que todos deben responder como cómplices; y que los comisarios, no siendo tampoco autores, son cómplices de otros cómplices, porque no hay certeza sobre quienes habrían ocasionado las muertes.

Sólo entre nosotros cabe una manipulación jurídica como ésta, para justificar la versión oficial que requiere culpables golpistas por las muertes ocurridas el 11-A.

En definitiva, invocando los derechos humanos, los 11 policías han sufrido una condena anticipada por 3 y 4 años de cárcel, en un proceso injusto, sin derecho a ser juzgados en libertad, en breve tiempo y, además, tratados en forma desigual a los amnistiados del 4-F y del 27-N, bajo las mismas normas, todo lo cual los hace víctimas de auténticas violaciones graves a sus derechos humanos.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Enero 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog