Narcos, secuestradores y terroristas

Por Venezuela Real - 27 de Enero, 2008, 20:32, Categoría: Política Nacional

Juan Martín Echeverría
El Universal
27 de enero de 2008

Las visiones extremistas esconden la realidad e imponen una sola verdad: es la del poder

Nada puede decidirse en política sin oír a la sociedad civil y no es participación, sino autoritarismo, escoger a dedo a los representantes del CNE, la AN y el Poder Moral. También es un engaño imponer complejos proyectos de ley, alegando un presunto parlamentarismo de calle; en fin, participar es construir la gobernabilidad desde la base de la pirámide social, lo cual exige la total y absoluta separación del Estado, el Gobierno, las organizaciones partidistas y la sociedad civil. Por ello el escenario político criollo rechaza la aclamación, requiere diversidad y está en contra del pensamiento único, lo cual explica los resultados del pasado 2 de diciembre.

Es una tarea difícil defender a las FARC o al FBLN, aunque se quiera utilizar el nombre del Libertador para legitimarlas; la primera es la mayor productora de cocaína y de secuestros del mundo; la segunda es la figura inédita de un grupo subversivo, que publica remitidos en el Diario VEA, se desenvuelve en los llanos y el occidente y es señalada de extorsión y secuestro, con vínculos que explican su supervivencia.

Recientemente Fedenaga informó que son numerosos los compatriotas secuestrados por las FARC y el ELN, y las cifras totalizan 208 ciudadanos venezolanos secuestrados en el año 2007; de allí la imagen "surrealista" de la AN exigiendo su reconocimiento como fuerzas beligerantes, con todas las consecuencias internacionales y nacionales: nunca el Gobierno ganará una elección en el Táchira y la seguridad alimentaria queda herida en su propia línea de flotación. Mientras tanto circulan los videos y fotos de los secuestrados encadenados por el cuello, las noticias sobre el asesinato de los once diputados y los actos de terrorismo donde perecieron una docena de personas en la iglesia de Bella Vista y las numerosas víctimas del coche bomba que estalló en un club de Bogotá.

Las visiones extremistas esconden la realidad e imponen una sola verdad, que es la del poder, y la sociedad es empujada en una sola dirección, de manera irracional, por una cultura de lo contrario. Eso obliga a los habitantes de los barrios a protestar por la inseguridad, falta de viviendas, fallas en los servicios y la basura, sin embargo la reacción del poder se limita a implementar paliativos, en vez de concretar soluciones. En paralelo, cuando las protestas son de disidentes se les acusa de traidores, siguiendo el invariable guión de desconocer las condiciones objetivas. Increíblemente ante el reclamo de las comunidades, la respuesta es el reparto de más de 30 mil millones de dólares a Cuba, Bolivia, Nicaragua, Argentina y otros.

Preocupa el discurso guerrerista de quienes dicen estar dispuestos a morir por sus ideas, y lo que buscan es una coartada para hacerle daño al adversario político, convertido por la maquinaria de propaganda en enemigo, a pesar de las bondades de la democracia y sus mecanismos autocorrectivos, donde la denuncia permite descubrir las irregularidades, corregirlas y sancionarlas. La autocracia es diferente, porque lo que hace es reafirmarse en sus errores, hundirse en la ineficiencia y proclamar que la grandeza de la revolución está por encima de las necesidades de los ciudadanos. Por eso la libertad de expresión es perseguida y en contraste el narcoterrorismo florece.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Enero 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog