Reconocimiento político para las FARC obstaculiza entrada en el Mercosur

Por Venezuela Real - 27 de Enero, 2008, 20:03, Categoría: Política Internacional

VALENTINA OROPEZA
El Nacional
27 de enero de 2008

Congresos de Brasil y Paraguay discutirán la adhesión de Venezuela en febrero y marzo respectivamente
Legisladores brasileños y paraguayos cuestionaron el respaldo del presidente Chávez a la guerrilla colombiana

Reclamar el estatus de beligerancia para las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia y el Ejército de Liberación Nacional no sólo deterioró las relaciones entre Caracas y Bogotá y levantó una ola de negativas frente a la posibilidad de retirar a los grupos armados colombianos de la lista de organizaciones terroristas. La solicitud obstaculizará, al menos a corto plazo, la entrada de Venezuela al Mercado Común del Sur.

La propuesta del presidente Hugo Chávez y la retahíla de enfrentamientos entre Miraflores y la Casa de Nariño encendieron las alarmas de legisladores en Brasil y Paraguay, cuyos congresos son las únicas instancias que faltan por suscribir la adhesión plena de Venezuela. Los parlamentos de Argentina y Uruguay aprobaron la entrada del nuevo miembro el año pasado.

Sergio Zambiasi, presidente de la Comisión Parlamentaria Conjunta del Mercosur en el Congreso brasileño, afirmó vía telefónica que sin importar cuáles sean los argumentos que Chávez presente para justificar el estatus de beligerancia de la insurgencia colombiana, para Brasil "esos grupos siempre serán considerados como narco-guerrilla".

El planteamiento de Chávez no ha sido tema de debate en la plenaria brasileña porque se encuentran en receso parlamentario hasta febrero. Sin embargo, Zambiasi aseguró que el Congreso de su país "no está dispuesto a cambiar la etiqueta terrorista a la guerrilla mientras la insurgencia colombiana asesine, secuestre y coaccione a través de las armas".

El legislador del Partido Laborista Brasileño señaló que la injerencia en los asuntos internos de Colombia por parte de Chávez y la violación a los estatutos internos del bloque son los asuntos que causan más recelo entre los parlamentarios de Brasilia en este momento.

"Ante todo, el Congreso de Brasil apoya la gestión del presidente Álvaro Uribe porque encabeza un poder legítimamente electo y constituido, a diferencia de la guerrilla. Cuando Chávez reivindica la lucha de las FARC y el ELN, desconoce la autoridad de la Casa de Nariño dentro de su territorio. Eso es inadmisible", explicó.

A pesar de que se declara partidario de la incorporación de Venezuela al Mercosur, Zambiasi reconoció que la enconada defensa de los grupos armados colombianos y las descalificaciones lanzadas por Chávez contra la Casa de Nariño desafían la normativa interna del bloque referida a los principios democráticos, y asentada en el Protocolo de Ushuaia, firmado en 1998.

Fuentes vinculadas al Congreso brasileño apuntaron que la decisión de los parlamentarios sobre la adhesión de Venezuela no está amarrada a las afinidades políticas con el oficialista Partido de los Trabajadores, menos aún después de que Chávez cuestionó la independencia del Poder Legislativo tras la salida del aire de Radio Caracas Televisión.

El gobierno del presidente Luiz Inácio Lula da Silva ha señalado que modificar el estatus de las FARC y el ELN podría generar roces con la gestión de Uribe, aunque hasta ahora no han calificado abiertamente a la guerrilla colombiana como grupos terroristas.

Socio incómodo.

Alfredo Ratti, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores y Asuntos Internacionales del Senado paraguayo, indicó vía telefónica que al alinearse con las FARC y el ELN, fue Chávez quien puso una nueva piedra de tranca en la discusión para sancionar la incorporación de Caracas al Mercosur.

"La solicitud de Chávez es muy seria. Su liderazgo ahora se asocia directamente con un movimiento que no sólo es insurgente, sino que recurre al homicidio y el secuestro como herramientas para lograr sus objetivos y por tanto quebranta la institucionalidad del Estado colombiano", declaró Ratti.

El senador apuntó que Paraguay está concentrado en el desarrollo de la campaña electoral para los comicios presidenciales de abril. Sin embargo, está previsto que el Congreso retome sus actividades en marzo con la discusión sobre la incorporación de Venezuela como uno de los primeros asuntos en la agenda legislativa.

Ratti vaticinó que el espaldarazo de Chávez a la guerrilla colombiana se convertirá en un obstáculo para la adhesión de Caracas al Mercosur porque no sólo enturbia la relación del Gobierno venezolano con la comunidad internacional, sino que además obliga a los parlamentarios de Paraguay a justificar la entrada de un miembro que apoya a grupos armados en otros países y fomenta las fricciones con sus vecinos.

"Si Chávez no hubiese propiciado este escenario de enfrentamientos con Colombia, sería mucho más fácil para el Congreso de Paraguay firmar el tratado de adhesión. Ahora los legisladores tendremos que tomar una posición clara de respaldo a la institucionalidad", aseguró.

El senador del opositor Partido Patria Querida presume que las contradicciones de la campaña presidencial paraguaya complicarán la discusión parlamentaria sobre el ingreso de Venezuela. La candidata oficialista Blanca Ovelar respalda la adhesión, al igual que el mandatario Nicanor Duarte. Sin embargo, el Partido Colorado ha tratado de desacreditar al candidato opositor monseñor Fernando Lugo, al vincularlo con las FARC, pero no ha condenado ni respaldado el pedido de Chávez.

A finales de 2007, el legislador paraguayo declaró a El Nacional que existía un clima favorable en el Congreso de su país para ratificar la adhesión de Venezuela tras el resultado del referéndum sobre la reforma constitucional. En ese momento apuntó que Miraflores había demostrado su compromiso con los valores de la democracia al respetar los resultados y aceptar la derrota.

Zambiasi y Ratti no descartaron la posibilidad de que Venezuela y Colombia superen los estragos causados por el respaldo abierto de Chávez a la guerrilla, en cuyo caso podría concretarse el escenario más optimista: la formalización del ingreso pleno de Venezuela dentro de dos meses.

Apuntaron, sin embargo, que mientras el mandatario venezolano insista en desafiar los lineamientos de una política interna colombiana con más de 40 años de historia, atenta contra la esencia de la integración regional.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Enero 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog