Dos períodos con la promesa de la soberanía alimentaria

Por Venezuela Real - 28 de Enero, 2008, 11:22, Categoría: Economía

ERNESTO J. TOVAR
EL UNIVERSAL
28 de enero de 2008

Luego de recuperado 33% de los latifundios, la producción agrícola aumentó 3,4%

En 1998, la oferta electoral de Hugo Chávez proponía una revolución agraria con justicia social en el campo y el despegue de la producción agropecuaria, a través de la lucha contra el latifundio y la atención a los productores primarios. El concepto de seguridad y soberanía alimentaria se fijó como una de las metas del desarrollo nacional, indispensable para la "suprema felicidad del pueblo".

Hoy, cuando el Gobierno bolivariano lleva 9 años en el poder, las permanentes fallas en suministros de rubros básicos -que obligan a importar cada vez más alimentos- revelan un panorama productivo deprimido por la incertidumbre sobre la economía y por los múltiples obstáculos que deben enfrentar los productores agropecuarios.

La repetida lucha contra el latifundio pareciera no ser la verdadera causa del crecimiento insuficiente, pues desde 2004 (cuando empezaron las recuperaciones de tierras) hasta 2007, se registra un crecimiento de 3,4% en la producción de alimentos, al pasarse de 18.963.151 toneladas cosechadas en 2004, hasta los 19.619.700 toneladas en 2007, según datos del MAT.

Colectivos, no particulares

A principios de su gestión, el Gobierno aseguró que el decreto-ley de Tierras y Desarrollo Agrario (dictada por el presidente Chávez dentro de la Habilitante de 2001) se convertiría en el instrumento idóneo para cambiar las relaciones productivas en el campo e impulsar el sector alimentos. La estrategia de desarrollo incluía la recuperación de unas 6.000.000 de hectáreas de tierras que, según los cálculos oficiales, estaban en manos de latifundios privados improductivos u ociosos.

A estas alturas del Gobierno de Hugo Chávez, se han recuperado unos 2.000.000 de hectáreas, (el equivalente a 33% de las tierras que el Ejecutivo considera son latifundios), tierras que se destinarían a la agricultura.

Desde que asumió el poder en 1999, el Gobierno nacional pretende "colectivizar" la tenencia de la tierra para favorecer a quienes históricamente han carecido de espacios agrícolas, incentivando la creación de cooperativas y dándoles apoyo financiero para la producción.

En este sentido, la ley de Tierras establece en el artículo 4 que "las organizaciones colectivas económicas para la producción agraria se establecerán teniendo como base los principios de mutua cooperación y solidaridad, privilegiando el sistema cooperativo, colectivo o comunitario. Se estructurará al fundo colectivo mediante la organización y destinación de bienes productivos, la organización de personas para el trabajo colectivo y el desarrollo del poder autogestionario de los colectivos".
Fundos, gallineros, saraos

Hace un año, los datos del MAT indicaban que de las 2.000.000 de hectáreas recuperadas, 49% se habían redistribuido entre los campesinos, 40% en proyectos estratégicos estatales y 11% en fundos zamoranos.

El Instituto Nacional de Tierras (INTI, creado en 2001) y el ministerio de Agricultura y Tierras (MAT), visitaron predios en todo el país, dictaminando en actos administrativos cuáles estaban ociosos, incultos o subutilizados. Esto a pesar de que nunca se fijó el parámetro técnico para determinar la clasificación de las tierras, a partir de su productividad posible.

En esos espacios se conformaron estructuras agropecuarias con impulso y financiamiento estatal. Núcleos de Desarrollo Endógeno, Fundos Zamoranos, Saraos, Gallineros Verticales y Cultivos Organopónicos son parte del complejo tejido que ha recibido millardos de bolívares en financiamiento con créditos blandos.

Más tierras, misma producción

En octubre de 2007, el MAT informó que 49,5% de las tierras recuperadas (990.000 hectáreas) están productivas en espacios y predios que fueron emblemáticos durante las recuperaciones de tierras: el Centro Florentino (en predios de La Marqueseña), La Vergareña, San Pablo Paeño o las siembras de maíz en los rescates de Yaracuy. Según el MAT, los 85 fundos zamoranos constituidos producen plenamente.

Pero luego de haberse recuperado 33% de los considerados latifundios, en 2008 la actividad productiva agropecuaria no satisface las necesidades del país, registrando incluso una muy leve reducción en la superficie sembrada respecto a 2004, pues se redujo 0,2% al pasar de 1.990.144 hectáreas sembradas en 2004 a un total de 1.985.435 hectáreas en 2007. La disminución de 2006 a 2007 fue de 3,3%.

Este resultado agropecuario muestra un ritmo de crecimiento insuficiente que no cumple las expectativas de Venezuela, donde el incremento del consumo se acumula, como parte de la política gubernamental para hacer crecer la economía.

Gustavo Moreno, presidente de Fedeagro, explica que si bien se ha crecido en rubros claves como maíz, arroz o caña de azúcar, el Gobierno debe entender que el grueso de la producción recae en el sector privado, que en nueve años no ha sido plenamente incluido y ayudado por el Estado

"Debemos relanzar la agricultura sin exclusión, donde el sector privado se beneficie, por ejemplo, del Banco Agrícola".

En referencia al papel de las cooperativas, indica que "debe entenderse que el agricultor no se decreta, sino que se ha formado con años de experiencia en las asociaciones de productores. Consideramos que debe invertirse en verdaderos proyectos y agricultores".






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Enero 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog