El delirio de la guerra

Por Venezuela Real - 29 de Enero, 2008, 17:38, Categoría: Temas Militares

Patricia Clarembaux
TalCual
29 de enero de 2008

Aunque el conflicto armado entre Colombia y Venezuela es para el general Usón un hecho posible, el ex ministro Raúl Salazar lo descarta, mientras el comandante del frente Cívico Militar asegura que el país está listo para lo que venga

Hay movimiento en la Fuerza Armada Nacional (FAN). Eso es lo que presume el general Francisco Usón en su análisis sobre la crisis diplomática entre Venezuela y Colombia. Cree que –tal como están las cosas– en los cuarteles deben andar analizando la situación y mirándola con "mucho cuidado". A final de cuentas, frente a un conflicto bélico serán los uniformados quienes "apoyarán o no esta locura", producto del "caos" que utiliza el presidente Hugo Chávez "para solventar sus problemas coyunturales".

La teoría de "la liguita", la llama el G/D (r) Raúl Salazar: "La estiro, pero nunca la dejo reventar", explica. El mejor ejemplo es –dice el general– que el ministro de Relaciones Exteriores, Nicolás Maduro, viajó hasta Colombia para sentarse a dialogar con el canciller de esa nación, Fernando Araújo.

Con este panorama se preguntó el general Usón en entrevista para Unión Radio: "¿A quién obedece esta Fuerza Armada?". De inmediato, se planteó algunas respuestas posibles: "¿A unas razones de Estado, de seguridad y defensa nacional? ¿O a los objetivos de un determinado jefe político, en este caso Hugo Chávez?".

Lo cierto es que el Presidente, como comandante en jefe de la FAN, hizo formalmente la acusación contra Colombia el sábado. Dijo que la nación neogranadina actúa "como peón del imperio" y que "está fraguando una conspiración bélica contra Venezuela". Además, aseguró que ese gobierno "y su Presidente" prefieren la guerra.

PREPAREN , APUNTEN , FUEGO

Usón solicitó un poco de sensatez en el discurso presidencial. Mientras eso ocurre, llamó a la reflexión a los militares venezolanos, con la recomendación de que analicen el poder de combate que poseen frente a Colombia: "Están en franca desventaja", les dijo, y los alertó además, pues la reciente adquisición de armamento no es garantía de la victoria: "Una cosa es que se compren las armas y otra es que las sepan utilizar y que los funcionarios estén adiestrados". Entonces, les recordó las fortalezas del soldado colombiano, "aguerrido, pues está acostumbrado a luchar continuamente con los grupos guerrilleros".

El general Salazar no cree que Venezuela esté pronta a un conflicto armado con Colombia: "Ésta es una guerra de micrófono", considera. Para él, todos son fantasmas creados por el presidente Chávez "para mantener la zozobra y llamar al nacionalismo". La misma depreciación de una guerra la hace el comandante Héctor Herrera Jiménez, presidente del Frente Cívico Militar Bolivariano, por las relaciones comerciales entre ambas naciones y porque para él "Venezuela histórica y constitucionalmente ha sido un país pacífico".

Sin embargo, asegura Herrera Jiménez que la FAN "está pendiente de lo que pueda pasar, siguiendo las órdenes del Presidente". Además reafirma que sí han estado reemplazando armamento "como los fusiles Fal que tienen más de 50 años".También confirma que "se están haciendo operaciones de adiestramiento cívicomilitar, con lo que aumenta la relación y conocimiento del pueblo sobre la defensa de la nación", lo cual para él es una "ventaja táctica" sobre la hermana República.

Independientemente de lo que ocurra, el general Raúl Salazar concluye que "a los venezolanos no nos gusta la guerra, sino la paz. Buscamos el desarrollo y no la destrucción". Éste –dice– debe ser el escenario.

PARQUE RENOVADO

Que Estados Unidos frenara la venta de armas a Venezuela no fue impedimento para conseguir otros proveedores. Las puertas de Rusia estaban abiertas desde 2005, y ya para 2006 el presidente Hugo Chávez esperaba la llegada de 40 helicópteros MI-17 y MI-35 y 100 mil fusiles Kalashnikov. Así comenzó la carrera armamentista venezolana.

Luego, a Rusia se unió la firma brasileña Embrear, que vendería una veintena de aviones Supertucanos para el patrullaje en la frontera. España fue el siguiente país que colaboró, con la venta de 10 aviones de transporte C295, dos de vigilancia marítima CN235, cuatro barcos patrulleros y cuatro oceánicos.

Pero con los 100 mil Kalashnikov no terminó la colaboración rusa, pues entre 2005 y 2006 Venezuela adquirió equipos bélicos por 3.4 millardos de dólares. En 2006, Serguéi Ladiguin, representante de la exportadora de armas Rosoboronexport, sugirió duplicar y hasta triplicar el monto de los contratos que ya tenían con Venezuela.

Fue entonces cuando se asomó la posibilidad de construir dos fábricas de armas en la sede de Compañía Anónima Venezolana de Industrias Militares (Cavim), en Maracay: una para los fusiles Kalashnikov y otra para municiones. Pero aquello quedó en nada hasta 2007, año en que la empresa rusa Izhevsk Mechanical Plant (IMP) confirmó la suscripción del contrato para fabricar los fusiles de asalto y sus municiones. El presidente de la compañía, Vladimir Gorodetsky, aseguró en rueda de prensa que la construcción de ambas fábricas comenzaría en 2007 y culminaría en 2010.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Enero 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog