La industria socialista no impulsa la producción

Por Venezuela Real - 29 de Enero, 2008, 14:58, Categoría: Economía

ERNESTO J. TOVAR
EL UNIVERSAL
29 d enero de 2008

Sin producción 67% de las cooperativas; 74,5% de las activas ofrecen servicios

A principios de esta década se anunció el Plan de la Nación 2001-2007 del gobierno de Hugo Chávez, que explicaba que "el equilibrio económico y la reactivación del aparato productivo son requisitos para una mejor distribución del ingreso (¿) El cambio estructural de una economía rentista a otra de tipo productivo permitirá mejorar la calidad de vida de todos los venezolanos". El optimista enunciado gubernamental aseguraba que ese cambio se lograría "dándole un gran impulso a la industria, la agricultura, el comercio, el turismo y la construcción de infraestructura".

A siete años del Plan (y en total nueve de Gobierno bolivariano), la realidad industrial del país dista mucho de ser un pilar del desarrollo en los cinco equilibrios (económico, social, político, territorial, internacional) que propuso Hugo Chávez en 2001, pues las empresas privadas se desempeñan en medio de grandes incertidumbres y restricciones; y las iniciativas públicas no despegan por el naufragio entre la ineficiencia, la corrupción y la escasa rendición de cuentas.

Cooperativas improductivas

El incentivo a las pequeñas y medianas industrias; y la creación de una clase empresarial de corte social mediante cooperativas debían ser puntas de lanza del Gobierno para lograr el crecimiento.

Desde 2001 se ha incentivado la formación de cooperativas. Y desde 2004 existe la otrora misión Vuelvan Caras (ahora misión Che Guevara) dedicada exclusivamente a la formación de cooperativistas que han recibido asignaciones mensuales del Gobierno para los lanceros que componen la misión, así como financiamiento de 2004 a 2006 por un billón de bolívares (un millardo de bolívares fuertes) para todas las cooperativas, de acuerdo con los balances anuales anunciados por el Ejecutivo.

El examen oficial a la gestión de las cooperativas demuestra que estas asociaciones no han significado el resurgir del aparato productivo porque se dedican principalmente a los servicios. A esto se suma una poca rendición de cuentas.

De acuerdo con cálculos del Ejecutivo nacional, hay unas 200.000 cooperativas registradas en todo el país. De ese total, apenas 47.000 asociaciones (23,5% de las existentes) acudieron al Censo de 2006, que fue realizado para conocer la situación del sistema cooperativo y sus aportes al aparato productivo.

De las cooperativas que informaron al Gobierno sobre su desempeño, 67% (31.486) no producen, incluyendo las creadas desde 2003 (cuando arrancó Vuelvan Caras), según un informe del Instituto Nacional de Estadística.

El objetivo del cooperativismo de acelerar el proceso productivo no se ha cumplido, pues los datos del Censo indican que 74,5% de las asociaciones se dedican a las actividades de servicio: 23,2% trabaja en comercio, 22,3% en servicios comunales, 18,7% en trabajos agrícolas complementarios, y 11,2% en servicios a la construcción.

Las cooperativas de Vuelvan Caras I y II (hasta mediados de 2007 unas 5.800 asociaciones) tampoco cumplen la premisa de aporte productivo, pues el informe indica que "sólo 49% (2.370 asociaciones) son cooperativas activas con producción o servicios". Cerca de 76% de llamados "lanceros" se dedican a los servicios, principalmente comercio y servicios comunales. El resto, 24%, produce bienes, manufacturas y agricultura.

En cuanto al financiamiento, anunciado siempre como una de las bondades de la política gubernamental, se calculó que solamente 14% de las cooperativas censadas (unas 6.580) han recibido soporte financiero de la banca pública o privada. De esta porción de asociaciones con créditos y recursos frescos, apenas unas 3.300 cooperativas han sido fiscalizadas.

Las EPS prometidas

El Plan de la Nación 2001-2007 expone que es necesaria la diversificación industrial para que sostenga la política fiscal. Sin embargo, cuando el Gobierno bolivariano pudo aprovecharse del boom petrolero de esta década, decidió que el control y gestión del Estado (o cogestión con los trabajadores) en el sector industrial era el camino a transitar, gracias a los millardos de dólares en las cuentas a discreción del Ejecutivo.

Desde 2004 se ha anunciado la creación de 7 Empresas de Producción Social (EPS) en el sector agroalimentario, así como al menos unas seis empresas emblemáticas en cogestión (una papelera, una textilera, una tomatera, una siderúrgica y un central azucarero en Sucre).

Sin embargo, con dificultades, aparentes luchas internas y denuncias de los trabajadores han iniciado operaciones la Industria Venezolana Endógena de Válvulas (Inveval) y la Industria Venezolana Endógena del Papel (Invepal), luego que fueran expropiadas en 2005. También arrancó a finales de 2007 la tomatera Caicara, en Monagas.

Invepal ha transitado problemas y "desórdenes administrativos", como determinó una auditoría del Ejecutivo. Se detectaron pérdidas por Bs 300 millones por "malos manejos y fallas de control", falta de inventarios en los depósitos y falta de pago de las cotizaciones del Seguro Social y de la Ley de Política Habitacional, recursos que no eran transferidos a los entes de Seguridad Social oficiales.

No obstante los resultados, el Gobierno proyecta unas 13 EPS más para el sector alimentos.









TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Enero 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog