La política exterior ha estado orientada por lo ideológico

Por Venezuela Real - 30 de Enero, 2008, 23:16, Categoría: Política Internacional

REYES THEIS / PILAR DÍAZ
El Universal
30 de enero de 2008

Analistas estiman que selección de aliados no responde a los intereses nacionales

Las relaciones entre Estados Unidos y Venezuela están "en buen pie", así lo señalaba en enero de 1999 el entonces presidente electo de Venezuela, Hugo Chávez, a su salida de la reunión que mantuvo en Washington con el presidente norteamericano Bill Clinton. Aún Chávez no se refería a esa potencia como el "imperio".

La política exterior venezolana durante los nueve años de mandato del actual Presidente, ha tenido un tránsito que ha marchado, obviamente, por el mismo camino que su proyecto político. En ese sentido, el internacionalista Carlos Romero señala: "No podemos comparar lo que fue un gobierno reformista entre el año 1999 y 2001 a uno que se orientó hacia el socialismo a partir de 2002", y añade que eran contextos externos e internos diferentes.

El abogado experto en asuntos internacionales Adolfo Salgueiro diferencia, por su parte, varias etapas de la política exterior del Gobierno "bolivariano". Una que partiría desde 1999 hasta 2002 , en la cual "el barril de petróleo costaba 10 dólares y no tenían (sus allegados) la experticia ni el personal que se requería", otra etapa que va desde 2002 o 2003 hasta la asunción de Evo Morales en Bolivia a principios de 2006, cuando "Chávez ya tenía un control estricto de todos los resortes del Ejecutivo, un barril de petróleo pasando los 70 dólares y una mayor vocación de internacionalismo", y finalmente a partir de 2007, cuando -dice Salgueiro- se "marca el principio de la declinación del prestigio de Chávez en el ámbito internacional y a la vez el inicio de la etapa de locura, de paroxismo".

Según Romero, entre las características de la estrategia venezolana en ese campo destaca la profundización del papel del petróleo como "palanca de la política exterior" sumado al tema ideológico "en el sentido de una política exterior de izquierda" y la falta de consenso, "porque en oportunidades uno no sabe si la política exterior es de interés nacional o es de un presidente o un grupo en particular".

Sobre injerencias

Una de las principales denuncias que se hacen en el plano internacional sobre el desempeño venezolano en terrenos de la diplomacia es su supuesta injerencia en los asuntos de otras naciones. Algo de lo que paradójicamente se queja permanentemente el Gobierno venezolano, en plan de víctima.

Desde Nicaragua, Perú, Ecuador, Colombia, México, Chile, Brasil y Argentina, se han generado reclamos de parte de diversos sectores políticos que cuestionan el financiamiento de grupos y partidos aliados de Chávez y en desmedro de otras alternativas electorales.

"Su afán por su protagonismo internacional, su creencia que la Venezuela bolivariana puede ser un modelo de exportación y su obstinada posición en relación a meter la mano en los asuntos internos de otros países es lo que le ha traído mayores dolores de cabeza al presidente Chávez", señala Romero.

Pero, además, esta forma de hacer "política exterior", que no sólo respalda a los aliados, sino combate encarnizadamente a los gobiernos que no simpatizan con su proyecto político, ha afectado incluso un elemento que debería ser más pragmático, porque de ello depende la subsistencia de los pueblos: el comercio.

Al respecto, Salgueiro explica que "no es que Venezuela se alejó de la Comunidad Andina de Naciones porque él (Chávez) quiso hacerlo, sino que el Presidente privilegia el ángulo ideológico por encima de todo".
El balance
¿Qué se puede decir de los resultados de la estrategia impulsada por el presidente de la República fuera de las fronteras?

Para el ex embajador Adolfo Taylhardat, "lo que está haciendo el presidente Chávez es llevar adelante un proyecto político personal y lo hace a través de una diplomacia personal, sin tomar en cuenta los intereses primordiales del país".

En ese sentido, su política de alianzas con países como Irán y Cuba son cuestionadas. "Todos en Venezuela estamos de acuerdo en que las relaciones sean diversificadas, pero el presidente Chávez determina las necesidades de buscar otras relaciones en tanto y en cuanto le sirva para atacar a Estados Unidos. Algo en lo que muchos países no lo acompañan", señala Romero y añade que "por eso es que se han hecho algunas alianzas estériles, como la que se hizo con la Irak de Hussein".

Al respecto, la también internacionalista Maruja Tarre opina: "Durante mucho tiempo Venezuela no estuvo involucrada en los conflictos mesoorientales. Se llevaba igual de bien con Israel que con los países árabes y con Irán. En cambio, ahora la amistad con (el presidente iraní) Mahmoud Ahmadinaj le ha traído enemistades tanto con Israel como con los socios árabes de la OPEP, que ven a Irán con cierta desconfianza".

Para Adolfo Tayhlardat, el presidente Chávez está "aislando al país" y "los únicos aliados son países como Irán y Cuba que precisamente están aislados del concierto internacional". Además, juzga los casos de Nicaragua y Bolivia como "una incondicionalidad basada en la política petroimperialista".

Hoy en día, el Gobierno venezolano ha perdido antiguos aliados como España, otras naciones toman distancia de la supuesta política injerencista, mientras los dos tradicionales socios comerciales de Venezuela: Estados Unidos y Colombia, significan para el léxico chavista "El imperio y su lacayo".








TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Enero 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog