El ministro policía - Sus antecedentes

Por Venezuela Real - 31 de Enero, 2008, 10:40, Categoría: Gente de Chávez

El Editorial
El Nacional
31 de enero de 2008

¿A cuenta de qué viene el ministro de Interior y Justicia, Rodríguez Chacín, a pretender involucrar a los medios de comunicación en la ola de criminalidad que cada día se afinca con dolor y muerte entre los venezolanos? ¿Qué busca con esta acusación, a todas luces sugerida y monitoreada por su jefe supremo en Miraflores? ¿De cuándo acá los periodistas andamos en negocios sucios, en oscuros contactos con los guerrilleros de la FARC, o participamos en matanzas de campesinos en el sur del país? No es precisamente Rodríguez Chacín quien le puede dar lecciones de derechos humanos a los medios de comunicación, ni mucho menos a los venezolanos honestos y no fanatizados, que ven en este funcionario a un hombre con un extraño pasado, como lo denunció públicamente hace apenas una semana el ex diputado y ex embajador en la India, Walter Márquez. Si alguien conoce a fondo el expediente de Rodríguez Chacín es precisamente el tachirense Walter Márquez, quien asumió con valentía una larga investigación sobre estos hechos.

Que el presidente Chávez, que tanto odia a la cuarta república, lo haya colocado al frente del ministerio que debe reprimir el hampa, sólo nos indica que para restablecer su prestigio perdido el 2 de diciembre es capaz de rodearse hasta de la gente más deleznable, y con los pasados muy oscuros, sin importarle las consecuencias.

Esta es, sin duda, una nueva demostración del deterioro moral del régimen y de su angustia por ganar el apoyo popular. Por este camino el primer mandatario puede convocar también al espíritu de Pedro Estrada, el jefe de represión y tortura de la Seguridad Nacional, y pedirle que aconseje a Rodríguez Chacín. Con ese consejero y con la habilidad del actual ministro todo será coser y cantar, pero con la única mancha de que este sujeto tiene una dolorosa y trágica deuda con la gente pobre de Apure y Táchira, y que nada de eso se podrá olvidar jamás.

¿Por qué el presidente Chávez no llama al ex diputado Walter Márquez para que le corrobore su acusación contra Rodríguez Chacín como "autor intelectual en masacres ocurridas en la frontera venezolana cuando existía el Cejap". Eso lo afirma Márquez porque condujo valientemente una investigación sobre los hechos, y ello le da pie para asegurar que "el ministro fue uno de los autores intelectuales de la masacre de El Amparo, donde no estuvo presente porque el día anterior al hecho sufrió un accidente en helicóptero". Hay otras tres matanzas que la quinta república, tan respetuosa de los derechos humanos, debería investigar para limpiar su imagen de complicidad con los gobiernos del pasado.

Pero Rodríguez Chacín piensa que la situación de los secuestrados de Altagracia de Orituco se agravó por una matriz de opinión que sembraron "los medios de la oligarquía". Era lo que faltaba: los medios como productores de delincuencia, como generadores de la violencia. Muy bien, señor ministro, vaya a un barrio y cuente esta historia de vaqueros. No saldrá ileso de allí.








TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Enero 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog