El robo de las agencias bancarias no es monopolio de grupos organizados

Por Venezuela Real - 3 de Febrero, 2008, 14:15, Categoría: Seguridad/Inseguridad

DAVID GONZÁLEZ
El Nacional
03 de febrero de 2008

Asaltaron 202 instituciones financieras en el país durante el año 2007. Las medidas de seguridad de las instituciones financieras han dificultado la actuación de los delincuentes
Delincuentes comunes, incluso inexpertos, irrumpen en las oficinas y se llevan lo que encuentran a mano. Los hampones comunes son los principales responsables de los atracos según la policía

Todos guardaron silencio en el banco cuando escucharon la voz: "¡Quietos, no se muevan!".

Un hombre menudo, ni blanco, ni negro, vestido de un discreto color beige que lo hacía pasar inadvertido, profirió la advertencia y brincó de inmediato sobre la taquilla número cuatro. Pasó como un gato callejero entre el diminuto espacio que quedaba entre el techo y el vidrio que resguardaba a la cajera. Llevaba en la mano una bolsa pequeña, como las de regalo, y allí metió el dinero.

"Después saltó de nuevo y salió caminando muy tranquilo.

Todos estábamos paralizados", recuerda Mauricio Lemus, un dibujante de 45 años de edad que se encontraba allí, en la agencia del Banco Venezuela del centro comercial Los Ruices, cuando ésta era asaltada antes de las 9:00 am del miércoles pasado sin que nadie mostrara un arma.

Un cómplice, moreno, de cabello corto, tenía la puerta entreabierta. El más pequeño le dio la bolsa y siguió caminando hacia la izquierda. Su compañero subió a una motocicleta y arrancó con rumbo al lado contrario. "Los dos iban riéndose. No tardaron ni un minuto", dice Lemus. Cuando los presentes salieron de la sorpresa, suspiraron con alivio y no dejaron de hablar de lo que ocurrió dos días antes en Altagracia de Orituco, Guárico.

Ahí, cuatro asaltantes provocaron en una agencia del Banco Provincial la situación de rehenes más larga conocida en la historia policial del país, la cual tuvo un final de infarto cuando se entregaron en la vía de Guarenas, después de una fuga frustrada en una ambulancia en la que llevaban a los últimos 6 cautivos de un grupo de más de 40 clientes y empleados de la agencia. En Los Ruices, la gente recordaba las escenas que vieron por televisión. "Hablábamos sobre los asaltantes. Usaron como un arma el miedo que le quedó a la gente por lo que pasó en Altagracia", relata Lemus.

Medidas propias.

En 2007, según datos extraoficiales, robaron 202 bancos en Venezuela: uno cada casi dos días. En enero de 2008, 29 instituciones fueron asaltadas. La mayoría de los delitos (17) fueron perpetrados en Caracas. Una fuente de la policía científica indicó que en la capital han sido identificados tres grupos dedicados a ese tipo de delito: uno está integrado por jóvenes de La Vega, que usan un modus operandi muy semejante al que emplearon los ladrones de Los Ruices. Otro lo encabeza un hombre conocido como "Vicente Cabezón" y uno más está constituido por muchachos de Petare y Guarenas.


Los ladrones de Los Ruices actuaron sin disimulo, con el rostro descubierto, y cargaron con un botín que finalmente no fue de gran magnitud: 5.000 bolívares fuertes, según fuentes policiales. Las instituciones financieras han adoptado medidas internas para evitar que los atracadores carguen con importantes sumas de dinero.

Los directivos de la Asociación Bancaria de Venezuela prefieren no hablar del tema con la prensa, indica Danielle Parodi, gerente de Comunicaciones de la organización, ante la solicitud de una entrevista. Rafael León, quien fue jefe de la División de Robos del Cicpc hasta el año 2000, señala que las bóvedas tienen relojes y sólo abren en momentos específicos del día. Además, es necesaria la reunión de más de un empleado para poder abrirlas. Ésta, entre otras acciones, ha dificultado la actuación de los delincuentes, que terminan llevándose, en la mayoría de los casos, el dinero que se encuentra disponible en las taquillas, de acuerdo con la experiencia del funcionario retirado. Incluso, hay empresas de vigilancia privada que instruyen al personal para no disparar si llegara a presentarse un asalto repentino.

León recuerda que la seguridad de las instituciones bancarias ha sido diseñada, en buena medida, por ex funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, antiguamente llamado Cuerpo Técnico de Policía Judicial: "Los grupos hamponiles ahora tratan de buscar las remesas cuando las trasladan empresas de transporte de valores". O toman caminos distintos, como el del comando armado que robó el jueves pasado dos cajeros electrónicos de Banesco en la sede de la Policía de Brión, en Miranda.

En la operación, sometieron a cinco policías y además liberaron a once presos.

Menos edad.

León trabajó durante 17 años en la División de Robos. Opina que los delincuentes que asaltan bancos tienen otro perfil: "Antes era más común ver grupos organizados, que ejecutaban acciones planificadas, tipo comando. Eran hombres más maduros. Ahora son más jóvenes, se trata de delincuentes comunes, aventureros, que actúan incluso en parejas, y que se llevan lo que consiguen a mano".


Recuerda que el engaño era un arte ejercido por los atracadores: "Usaban disfraces. Una vez enfrentamos una situación de rehenes por un delincuente que tenía puesto un traje de sacerdote". "Mil Caras" era el apodo con el que los viejos policías identificaban a un asaltante de finales de la década de los setenta. Tenía fama de ser un hombre con facultades de camaleón. A principios de los noventa, Oswaldo Martínez Ojeda también actuó con una banda que era conocida por su violencia y que terminó acumulando un récord de atracos a blindados. Pero las cosas han cambiado en las agencias bancarias, y los hombres que trepan por las taquillas y escap







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Febrero 2008  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29   

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog