Con ayuda de Chávez - Petróleo y disparate

Por Venezuela Real - 6 de Febrero, 2008, 23:17, Categoría: Petróleo/Energía

El Editorial
El Nacional
06 de febrero de 2008

Mientras las grandes empresas temen ser adquiridas y controladas por los fondos de inversión de los países petroleros, y sus mayores consorcios financieros –como Citibank y Merryl Lynch– son auxiliados por los países del Medio Oriente, en Venezuela se ensaya un proceso que dice ser ¡ay! alternativo. Todos los participantes del negocio de producir hidrocarburos se han beneficiado de manera tangible por el aumento de los precios petroleros, y los gobiernos productores más prudentes han creado fondos de reserva e inversión que les permiten enfrentar el debilitamiento de las cotizaciones que, al parecer, ya empieza a producirse.

Esa cautela resultaba aconsejable, debido al comportamiento cíclico de los mercados y la experiencia histórica. Las corporaciones transnacionales petroleras también han disfrutado la bonanza. La cifras del último trimestre de 2007 muestran que la Exxon Mobil obtuvo en esos tres simples meses un beneficio de 11,7 millardos de dólares, el mayor registrado por una empresa en Estados Unidos en toda su historia. ¡Gracias, Chávez! La Chevron también tuvo, como es lógico, ganancias récord.

¡Gracias, Chávez! De manera que puede constatarse que los altos precios de los hidrocarburos pueden ser aprovechados para mejorar las condiciones de quienes cuentan con recursos petroleros y hasta para prepararse para males futuros.

En contraste, el proceso intentado en Venezuela ha desembocado en estantes vacíos, altos precios de los alimentos básicos (cuando se consiguen) y ausencia de las medicinas, y en un desmantelamiento del aparato productivo, incluso el petrolero, que ya ni las autoridades oficiales se molestan en desmentir.

Por exaltar las glorias de Simón Bolívar e intentar prepararse para librar una guerra asimétrica contra el más grande imperio de la tierra, y cualquier otro que olvide que "Venezuela se respeta", los ingresos petroleros de la última bonanza se han despilfarrado en fusiles rusos y otras armas, cuando no se han perdido por el camino o se han destinado a llenar maletines de Pdvsa para fines inconfesados.

Esos mismos recursos hubieran podido servir para invertir en unidades productoras de leche, caraotas, azúcar, aspirinas, automóviles y otros bienes que hoy ni siquiera podemos importar y que se ha prohibido que se exporten. Tal proceder requería planificación y buena administración, en vez de las improvisaciones que sorpresiva y reiteradamente se nos han ofrecido como pomada mágica para lograr la abundancia y la seguridad alimentaria.

Sirvan de ejemplo las empresas de producción social, los núcleos endógenos, los ejes de desarrollo y tantos otros inventos que alimentan las fantasías del turismo revolucionario internacional. Pero que, como podemos comprobar todos los días, cuando vamos al abasto, al Mercal, a la farmacia o al supermercado, no han servido para que las madres, los niños y, en general, los venezolanos puedan satisfacer las necesidades alimenticias a las que estaban acostumbrados.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Febrero 2008  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29   

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog