Mi pie izquierdo

Por Venezuela Real - 7 de Febrero, 2008, 11:03, Categoría: Política Nacional

Maye Albornoz
TalCual
07 de febrero de 2008

El presidente Hugo Chávez parece haber comenzado el año empavado. Una racha de equivocaciones, escándalos y metidas de pata nutren la agenda del primer mandatario en el mes de enero, presagiando un oscuro pronóstico para el resto del 2008. ¿Annus horribilis?

El año que comienza no pinta mejor que el anterior. Si se toma enero para hacer una proyección de lo que será el 2008, todo parece apuntar hacia un oscuro pronóstico

No pega una. El "año pírrico" que tuvo el presidente Hugo Chávez en 2007 fue apenas el augurio de lo que le vendría en 2008. El rey de España lo mandó a callar, el presidente de Colombia lo despidió como mediador, mientras el anuncio del parto inconsulto del PSUV y el desafío a 80% de venezolanos qu
e se oponían al cierre de RCTV, tuvieron su memorable desenlace la madrugada del 3D.

Un diciembre tan lleno de sobresaltos dejó a un Jefe de Estado reflexivo y con tres R como promesa para el año que comenzó. Pero por ninguna parte se observan ni revisión, ni rectificación, ni reimpulso. Algo salió mal en el camino. El año que comienza no pinta mejor que el anterior y si se toma a enero para hacer una proyección de lo que será el 2008, todo parece apuntar para el Presidente hacia un oscuro pronóstico.

EL ENGAÑO DE LAS FARC

El año nuevo no pudo empezar peor para Chávez. Antes de que sonaran las campanas el 1 de enero, la operación Emmanuel, bautizada así por el mandatario para la liberación de las secuestradas de las FARC, Consuelo González de Perdomo, Clara Rojas y su pequeño hijo, nacido en cautiverio) debió ser suspendida porque el principal protagonista de la epopeya no se encontraba en manos de las FARC.

Durante las jornadas iniciales del proceso Chávez despotricó contra el presidente colombiano Álvaro Uribe y ensalzó a las FARC sosteniendo que el grupo insurgente jamás le había mentido. Pero cuando la farsa de la guerrilla se develó, no encontró otra opción para esquivar su incómoda posición, que destacar el que el niño, afortunadamente, estaba a salvo.

"Fue una operación frustrada, por ahora. Lo más bonito, lo más importante, es que Emmanuel está libre", dijo el mandatario en el primer Aló, Presidente del año.

Pasado por inocente (no en vano la operación Emmanuel se activó el 28 de diciembre), lo que empezó como un acto de desagravio para Chávez estuvo al borde de dejarlo en ridículo. En definitiva, la pretensión de montar un show con los liberados fracasó y el director Martin Scorsese, especialmente traído desde Hollywood para filmar las glorias del comandante, se fue sin rodar un centímetro de película.

Pero ante todo, el intento de Chávez por erigirse como líder indiscutible del intercambio humanitario quedó en entredicho.

El gobierno colombiano recuperó el control del proceso de liberaciones para que nunca más se le impongan a la nación neogranadina comisiones internacionales designadas por el presidente de al lado.

PANDEMIA MINISTERIAL

Una nueva metida de patas ocurrió en la primera reunión del gabinete, cuando el Presidente preguntó por su ministro de Cultura, Francisco Sesto, y queriendo hacer una gracia le salió una morisqueta: "Bueno, Farruco viene saliendo de un dengue, lo agarró el dengue, ha repuntado el dengue".

Quizás no previó el mandatario que las miradas se dirigirían al último boletín del Ministerio de Salud que registró un total de 80 mil 646 casos en el país para el cierre de 2007, 38 mil 617 pacientes más que en 2006. Así, el chiste de Farruco dejó de serlo.

No contento con destapar la caja de Pandora epidemiológica, para enmendar el entuerto Chávez salió al paso con una temeraria teoría de ciencia ficción: la guerra bacteriológica imperialista. El Jefe de Estado mandó en seguida a investigar y Nancy González, inmunóloga del Hospital Chiquinquirá de la ciudad de Maracaibo, trató de sustentar el guión con el argumento de una quinta cepa creada en laboratorios.

La decana de la Facultad de Medicina de La Universidad del Zulia, Milagros Sánchez de Rosales, salió al paso y descartó la hipótesis revolucionaria: "La mutación, creada en laboratorio –dijo– no existe. Esto es producto de la imaginación de quienes declararon esta situación que ha generado incluso un incidente internacional para el Gobierno nacional.

Hasta que no se haga un estudio detallado y de secuenciación de aislamiento de los virus, no podemos hablar de un nuevo serotipo", concluyó.

SER O NO SER

Luego, lo que pretendió ser el 10 de enero un examen de conciencia en cadena nacional terminó siendo para Chávez una confesión de la incompetencia de su administración.

Durante la presentación de su informe anual de gestión ante la Asamblea Nacional el Presidente lanzó en tono reflexivo, un conjunto de preguntas que no obstante quedaron en el aire y sin respuesta: "¿Por qué desapareció la leche?; ¿por qué un gobierno revolucionario no ha podido cambiar la terrible situación de las cárceles?; ¿por qué la inseguridad sigue siendo un problema tan grave en las calles, en los pueblos y en los barrios?; ¿por qué no hemos podido solucionar problemas tan graves que azotan en cada esquina? ; ¿por qué sigue tan fuerte y descarado el contrabando?; ¿cuál es la razón de la impunidad?; ¿por qué las mafias siguen incrustadas en los servicios públicos?; ¿por qué las gestiones ante las instituciones públicas siguen siendo una pesadilla?; ¿cuándo acabaremos con los chantajes de permisología?; ¿por qué cuesta tanto producir bienes?; ¿por qué seguimos consumiendo alimentos importados? y ¿por qué la corrupción no ha sido derrotada?", inquirió.

mbuido en su espíritu de las 3 eres (revisión, rectificación y reimpulso), las interrogantes del presidente no plantearon un dilema filosófico profundo. Por el contrario, representaron el resumen de su gestión, de lo que no ha hecho por el país en nueve años de gobierno.

Una vez pasada la sorpresa entre quienes esperaban un discurso presidencial que exaltara los "logros" del 2007, muchos se cuestionaron: ¿por qué él mismo no se responde? Al fin y al cabo, ¿quién si no él puede conocer mejor las razones de su incompetencia?

MISIÓN GUERRILLA

Desde la Asamblea Nacional y por tres días consecutivos, Chávez lanzó también en una de sus más desafortunadas tesis peregrinas: reconocer la beligerancia a las FARC.

"Presidente Uribe, si usted le reconoce a las FARC estado de beligerancia y las FARC lo aceptan, entrarían de inmediato en los Protocolos de Ginebra, no podrían usar el secuestro", aseguró.

En ese momento perdió los puntos que obtuvo con la liberación de Clara Rojas y Consuelo González. Ante la propuesta, Colombia y la Comunidad Internacional reaccionaron de inmediato. Ni siquiera sus más cercanos aliados lo apoyaron en la aventura.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, se apuró a descalificar el secuestro como estrategia de lucha al señalar que "independientemente de juzgar los objetivos, el fin no justifica los medios". Mientras, el mandatario guatemalteco, Álvaro Colom, manifestó que su gobierno no apoyaría la petición del presidente Chávez de calificar a guerrilleros colombianos como fuerzas insurgentes.

Más al sur, el jefe de gabinete de Argentina, Alberto Fernández, dijo que no se "metía" en ese punto y en Perú, el primer ministro de Alan García, Jorge del Castillo, declaró que "un grupo que mantiene a más de 700 personas secuestradas y los somete a torturas, que ha matado gente a sangre fría y coloca coches bomba, tiene esa denominación (terrorista) en el mundo". Cuba y Bolivia prefirieron hacer mutis.

Por su parte, el presidente Álvaro Uribe emprendió una gira por Europa para fortalecer su posición.

Consiguió lo que esperaba: apoyo irrestricto. Uribe alcanzó esa semana el 80% de popularidad, las FARC continuaron en la lista de terroristas y el Jefe de Estado venezolano tuvo que consolarse con el apoyo de la Asamblea Nacional.

Pero la mala racha no quedó allí.

La resolución emitida por el Parlamento apoyando la aventura presidencial a favor de la beligerancia, levantó tanto polvo en la Comunidad Internacional, que quienes lo suscribieron tuvieron que salir a "aclarar" su carácter "simbólico". Lo único que quedó claro fue el jalabolismo.

¿Y LOS DE AQUÍ QUÉ ?

El tema de las FARC y la beligerancia le produjo al mandatario dos outs en un mismo inning. En la misma alocución, el mandatario venezolano dijo que la guerrilla no tenia ni a un solo secuestrado venezolano: "Si los tuvieran, hace rato que los hubiéramos rescatado, pero todo lo hacen para atacarme, de una manera además muy mezquina, para decir que yo sólo estoy preocupado por los hermanos de Colombia", dijo.

La intervención de Chávez en el caso de los secuestrados colombianos destapó lo que durante sus nueve años de gestión han representado quizás la mayor caja negra de la administración Chávez: el tema de los venezolanos raptados y privados ilegítimamente de su libertad.

Las liberaciones de Clara Rojas y Consuelo González dispararon las denuncias de familiares de secuestrados venezolanos y Fedenaga. Ambos argumentaron que al menos 66 venezolanos han sido retenidos en contra de su voluntad desde 2002, y que algunos de ellos se encuentran en poder de grupos guerrilleros colombianos. Después de tanto tiempo sin acciones ni respuestas por parte del Ejecutivo, los familiares se preguntaron con desesperación, "¿de qué lado está el Presidente?

EL ALIMENTO DE LA DISCORDIA

Durante su mensaje anual ante la Asamblea Nacional, el mandatario venezolano confesó que mastica "pasta de coca, todas las mañanas". Ante las reacciones, el Presidente aprovechó para corregirse (diciendo que se trataba sólo de hoja de coca) y burlarse públicamente de quienes lo acusaron de consumir drogas: "La hoja sagrada de los aymara.

La coca no es cocaína. El capitalismo la convirtió en cocaína", dijo. El asunto no quedó ahí y se reavivó la polémica en torno al negocio propuesto por el Gobierno Nacional de comprar toda la producción de hojas de coca a Bolivia para ser incorporada en la dieta alimenticia del país.

Para Mildred Camero, jueza jubilada y ex presidenta de la Comisión Contra el Uso Ilícito de Drogas (Conacuid), el Presidente promovió e incitó al consumo de drogas al masticar en público hojas de coca. En su opinión, lo que hizo puede constituir apología del delito y viola la ley venezolana y las convenciones internacionales.

Además, la planta posee un alto porcentaje de alcaloides que la hacen adictiva y a su vez, sin ellos, queda tan desprovista de proteínas que no se justifica su utilización con fines alimenticios.

CARRETERAS LIBRES

En un intento por congraciarse con la clase media, los transportistas y los usuarios de vehículos automotores, el 13 de enero el presidente Hugo Chávez anunció la eliminación de los peajes. El miércoles siguiente, se difundió la Gaceta Oficial número 38.850, en la que se oficializaba el cierre de los puestos de recaudación en 42 estaciones en todo el país.

El decreto conjunto de los ministerios de Infraestructura y Defensa indicó que la eliminación del cobro obedeció a la falta de vialidad alterna a aquella donde se cobra por transitar, a que muchos peajes no cumplen con la distancia mínima permitida entre ellos y que el cobro no ha cumplido con su objetivo esencial de mantener la vía en óptimas condiciones.

Sin embargo, de nuevo no se midieron las consecuencias. Las grúas, los paramédicos y los servicios de mantenimiento vial, desaparecieron también con los peajes. Miles de trabajadores en más de 16 estados salieron a la calle a protestar por la medida que los dejaba sin empleo y a exigir, por parte del Ejecutivo, una explicación a su situación laboral. El 20 de enero, el Jefe de Estado les envió un mensaje: "Ya los ministros tienen instrucciones para que nos organicemos a ver cómo le solucionamos ese problema". Un problema que el solito creó.

FIN DE UN EJÉRCITO

Para no terminar el primer mes del año sin un nuevo revés, el 27 de enero el presidente Chávez propuso a sus homólogos de los países miembros de la Alternativa Bolivariana para los pueblos de Nuestra América (Alba) crear el Consejo de defensa y fuerzas militares de esta instancia.

"Deberíamos trabajar los países Nicaragua, Bolivia, Cuba, Venezuela y ahora Dominica para conformar una estrategia de defensa conjunta e ir articulando nuestras fuerzas armadas, aéreas, el ejército, la marina, la Guardia Nacional, las fuerzas de cooperación, los cuerpos de inteligencia, porque el enemigo es el mismo, el imperio", señaló en presencia de su par nicaragüense, Daniel Ortega.

Otra vez quedó solo.

En esa oportunidad Ortega asintió, pero el jefe de los diputados del gobernante Frente Sandinista en el Parlamento, Edwin Castro, aclaró que se trataba de "una expresión de solidaridad". Por su parte, el ministro de Defensa de Ecuador, Wellington Sandoval, aseguró que su país se excluirá de cualquier iniciativa que no siga su línea de paz y respeto a la autodeterminación de los pueblos.

Mientras que el ministro de Defensa de Bolivia, Wálker San Miguel, aseguró que el Gobierno boliviano aún no ha considerado la posibilidad de respaldar la propuesta del Presidente venezolano. Así, con tan poco quórum, el ejército del Alba murió antes de nacer.

Con tal racha de equivocaciones, escándalos y metidas de pata acumulados en enero, el primer mes de 2008 no le presagia a Chávez nada bueno para el resto del año.

Como van las cosas sólo resta desearle al primer mandatario un buen baño de cariaquito morado y sugerirle que, bajo ningún concepto, monte un circo pues al paso que va, seguro se le crecen los enanos.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Febrero 2008  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29   

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog