Sus propias leyes

Por Venezuela Real - 8 de Febrero, 2008, 18:37, Categoría: Política Internacional

HÉCTOR FAÚNDEZ LEDESMA
El Nacional
08 de febrero de 2008

En su afán por ayudar a las FARC, e insistiendo en su propuesta de reconocerles el carácter de fuerzas beligerantes, ahora el presidente Chávez ha señalado que ellas tienen "sus propias leyes", sugiriendo que operan como un gobierno paralelo al gobierno constitucional de Álvaro Uribe, que ejercen el control efectivo sobre una parte del territorio, y que "sus leyes" son acatadas por parte de la población colombiana. Una vez más, Chávez ha ido demasiado lejos en su apoyo a un grupo terrorista, cuyas actividades son condenadas y repudiadas por el mundo civilizado.

Lo que importa es saber exactamente cuáles son las "leyes" por las que, según Chávez, se rigen las FARC, y las "leyes" que les imponen a quienes están sometidos a su poder. Sin duda, esas no son las leyes y costumbres de la guerra, que las FARC han violado sistemáticamente, reclutando a niños para utilizarlos en operaciones armadas, atacando a la población civil, atentando contra personas internacionalmente protegidas, tomando rehenes, destruyendo objetos civiles que no son objetivos militares, saqueando aldeas y pueblos, y cometiendo otros actos de naturaleza semejante, que repugnan a la conciencia de la humanidad.

La única "ley" que han impuesto las FARC es la ley de la selva, que les ha permitido asesinar impunemente a miles de colombianos indefensos, matándolos por la espalda, o colocándoles un collarín con explosivos en el cuello cuando no acceden a sus demandas, y que les ha permitido secuestrar a hombres y mujeres que no participan en ningún conflicto armado. Esa misma ley de la selva, que es la única que ellos conocen, les permite torturar a sus rehenes, y someterlos a tratos crueles, inhumanos y degradantes, más propios de salvajes que de quienes dicen estar impulsados por un ideal social o político. Todos esos actos, que forman parte de su ley y su costumbre, están calificados como crímenes contra la humanidad. Pero a ello han sumado su participación en el narcotráfico, que les retrata como lo que verdaderamente son: una banda de criminales, y no un grupo insurgente, que alguna vez pudo luchar por conquistas sociales o políticas.

Debemos asumir que esas conductas, que a Chávez le parecen perfectamente legítimas, podrían ser imitadas por su gobierno. Si esas "leyes" son buenas para las FARC, ¿por qué no podrían ser igualmente buenas para Venezuela? Después de todo, entre las FARC y el actual Gobierno de Venezuela hay una estrecha sintonía, que se refleja en el trato que sus más altos funcionarios le dispensan a los "camaradas" de las FARC.

Sin duda que las FARC están utilizando a Chávez, para intentar disfrazar la perversidad de sus actos, y para procurar algún grado de legitimidad y reconocimiento internacional. Pero Chávez también está utilizando a las FARC para estimular un conflicto con Colombia y para envolverse en la bandera nacional. De allí a la declaratoria del estado de sitio hay sólo un paso, que le permitirá justificar sus propios atropellos y sus propias leyes, diseñadas para imponer un proyecto político que el pueblo ya rechazó.

Pero una emergencia de esa naturaleza, creada por el propio Chávez, le permitirá restringir aun más nuestros derechos políticos, y justificará mayores restricciones a la libertad de expresión, proporcionándole el pretexto para el cierre de Globovisión, que es la única televisora independiente que va quedando. Una vez logrado eso, las leyes de las FARC y las nuestras no serán muy distintas.







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Febrero 2008  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29   

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog