Las trampas del voto - Mal Consejo Electoral

Por Venezuela Real - 10 de Febrero, 2008, 15:44, Categoría: Electorales

El Editorial
El Nacional
10 de febrero de 2008

Si algo debe exigírsele a la democracia, y en esto no puede haber transacciones, es aquello que toca a los métodos electorales a través de los cuales se seleccionan presidentes, parlamentarios, gobernadores, alcaldes, etc. Si es la "voluntad del pueblo" la que opina, discute y finalmente decide, no cabe duda de que un sistema electoral debe ofrecer a los ciudadanos todas las garantías posibles de que sea capaz el Estado de ofrecerles.

En la época posgomecista, o sea el tiempo de los generales de la transición, López Contreras y Medina Angarita, los venezolanos fuimos por primera vez a la urnas en condiciones diferentes a como se hacía en el siglo XIX o bajo las dictaduras de Castro y Gómez en el siglo XX. No obstante, la historia registra sus imperfecciones, la presencia de los jefes civiles y los abusos del poder. Desde 1958 la lucha por la transparencia ha sido incesante. Se progresó en los años posteriores, pero las manchas no desaparecieron, las denuncias fueron persistentes. Ese avance dificultoso pero verdadero está seriamente perturbado ahora: hemos vuelto atrás.

Tenemos un CNE hermético, unicolor, con una excepción (voz que clama en el desierto), manejado desde las alturas de la revolución bolivariana, (léase Miraflores). Dado que se avecina otro proceso electoral para elegir gobernadores y alcaldes, el cual debe celebrarse en noviembre, conviene que pongamos el asunto en la agenda de las cuestiones que debemos resolver.

En Siete Días iniciamos este domingo una serie de reportajes, entrevistas y notas destinados al examen de los diferentes aspectos del sistema electoral. A El Nacional lo anima el propósito civil y ciudadano de responder de esta manera a las expectativas de nuestros lectores en todo el país.

El periodista Javier Pereira aborda hoy un aspecto capital: "La caja negra del Registro Electoral". Allí se pone como ejemplo al municipio Pecaya y el caso de un líder campesino falconiano que quiere postularse para alcalde pero no tiene acceso al Registro Electoral y, por consiguiente, "no sabe dónde encontrar los 5.334 electores inscritos en 11 centros de votación del municipio".

Esta es una anomalía evidente. Pero, además, en Pecaya y según el Instituto Nacional de Estadística, sólo viven 3.300 personas mayores de 18 años. Queda un nubarrón en el Registro Electoral y un dilema para Lorenzo Barrios que no sabe cómo dirigirse a ellos. Una inequidad que altera la legitimidad de la democracia.

La cuestión no queda ahí, leamos a Pereira: "El caso de Pecaya no es una anécdota aislada: más de un tercio de los municipios del país (128 de los 335) tienen hoy más electores registrados que habitantes adultos, incluyendo 5 estados completos", según quedó demostrado en un estudio dirigido por el profesor Genaro Mosquera con la participación de investigadores de la UCV, la Simón Bolívar y la Metropolitana. Abundan las anomalías y, obviamente, es competencia de todos los venezolanos abogar por un sistema transparente.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Febrero 2008  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29   

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog