Nuestro día D

Por Venezuela Real - 10 de Febrero, 2008, 15:43, Categoría: Política Internacional

MILAGROS SOCORRO
El Nacional
10 de febrero de 2008

A ver, cómo va a ser la guerra entre Colombia y Venezuela. Ya son demasiados los anuncios, amenazas y chufletas; y muchos de nosotros nos preguntamos cómo va a ser eso. Quién atacará primero. Cuál es la afrenta que aventará a los soldados de los cuarteles.

Aún sin confirmar la veracidad del supuesto encargo hecho por el gobierno de Chávez a Rusia para comprarle tres submarinos, no hay duda de que ha habido un notable incremento de los gastos en defensa. Venezuela ha gastado más que ningún otro país de la zona en la adquisición de armas; y, en la actualidad, el único rubro en que el país está abastecido es en el renglón armamentista. En todo lo demás hay escasez y penurias.

Lo primero que queremos saber es cuál será la causa de la guerra. Es la hora que no sabemos por qué nos vamos a matar con el país que palpita y padece ahí, al lado de nosotros.

Todas las conflagraciones de la historia han tenido un grave conflicto de fondo y, desde luego, un objetivo. Por ejemplo, cuando Eisenhower se puso en camino a Europa, durante la Segunda Guerra Mundial, es porque había recibido la orden de invadir el continente, llegar al corazón de Alemania y destruir sus fuerzas armadas.

Se trataba de detener a Hitler.

Pero la guerra entre Venezuela y Colombia, ¿por qué será? Tendremos que aceptar lo que Chávez ha dicho y admitir que Colombia nos va a invadir para sacarlo a él de la Presidencia.

De lo que se colige que si esta guerra se va a parecer a algo es a la de Troya, arrasada por las huestes griegas para arrebatar a Helena. Pero, ¿vendrán los colombianos escondidos en un caballo de madera? No es necesario, basta que vengan en una caravana de containers de leche. Es seguro que pasan clareados: en las alcabalas, matraqueando; y en las ciudades, ni se diga, escoltados por las masas. Con que se paren en la plaza de Petare con un megáfono, nos ponen de rodillas.

Una vez detectado el motivo, nos preguntamos cuándo será la guerra, en el entendido de que tendrá lugar en los próximos cinco años, los que le quedan a Chávez en el poder. Una vez concluido este plazo, nadie escuchará sus bravatas y más bien deberá agradecer si alguien le contesta el teléfono.

Cuál será el frente de batalla.

En el año 2004, Gloria Gaitán, hija de Eliécer Gaitán, asesinado en 1948, afirmó, en Venezolana de Televisión, que Bogotá estaba preparando una invasión a Venezuela, por el Zulia.

Si tomamos en serio a esta señora, los colombianos entrarán por la frontera y ocuparán Perijá, Maracaibo, el lago y toda el área petrolera. Eso lo pueden hacer en cosa de minutos y, ciertamente, le echarán garra a un formidable botín (en mi criterio, el más apetecible del mundo).

Enfrentando poca resistencia (porque el Ejército venezolano hace rato que se fue de la frontera, a juzgar por la comodidad con que actúan las FARC por esos parajes) los colombianos avanzarán hacia Caracas. Entonces, Chávez les hará frente con su Estado Mayor, ese ramillete doloroso que vimos por televisión el día que el jefe del Estado calificó de mierda el evento que puso fecha de vencimiento a su contrato. Y aquí nos surgen otras preguntas: cómo se las arreglará el Gobierno para mantener abastecido a los miles de hombres que estarán en el frente de batalla, si en condiciones normales –sin que nos estén atacando– no es capaz de poner los productos de primera necesidad en los estantes. Y cómo repararán los puentes destruidos en los bombardeos si, a casi diez años del deslave, La Guaira todavía es un erial; cómo lidiarán con las pandemias que suelen desatarse en tiempos de guerra si no han logrado siquiera mantener el paludismo erradicado.

Más interrogantes: cómo van a hacer para convencer a los reservistas de que se enfrenten con el Ejército colombiano, que tiene medio siglo echándose plomo con guerrilleros, narcotraficantes y forajidos de toda laya, con el entrenamiento, equipamiento y experiencia en conflictos armados que esa misión ha exigido. ¿Quién va a financiar el esfuerzo bélico, si Pdvsa está quebrada y los bancos del Estado cierran en rojo todos los años? Y la última gran pregunta: ¿se pondrá Chávez al frente de los batallones o dirigirá la guerra a control remoto desde el Museo Militar, como corresponde a los comandantes de escritorio?





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Febrero 2008  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29   

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog