Fantasmas de la Cuarta - El Editorial

Por Venezuela Real - 21 de Febrero, 2008, 15:08, Categoría: Libertad de Expresión

El Editorial
El Ncional
21 de febrero de 2008

En una rueda de prensa convocada el martes por el presidente de Petróleos de Venezuela, Rafael Ramírez, en la sede de esa casa matriz, se le impidió a los reporteros de El Nacional el acceso a esas instalaciones, coartando con ello el derecho al trabajo que todos los periodistas tienen para cumplir con su labor de informar a la sociedad.


La orden tiene ese marcado tufillo de retaliación fascista, muy común en los altos burócratas que siempre imaginan que pueden hacer y deshacer a sus anchas sin que nadie los critique, ni desde sus propias filas ni desde la oposición.

Pero lo que olvida el presidente de Pdvsa es que el hecho de informar sobre las actividades de nuestra industria petrolera es una exigencia de la sociedad venezolana, que quiere saber cómo se están llevando a cabo los proyectos en esta área tan estratégica para el país, en qué se ha fallado y dónde se han conseguido logros y avances de relevancia. Este tipo de datos no pueden ser escondidos a los ciudadanos por un alto burócrata, aunque sea íntimo amigo del presidente Chávez. En Venezuela ocultar información sobre Pdvsa de una manera tan pública y vil, debería ser un delito muy grave.

Pero lo más ruin del asunto es que se utilice el dinero de los venezolanos (ahora que Pdvsa es de todos) para aplicar la censura previa a un medio de comunicación impreso, es decir, para conculcar el derecho constitucional de recibir información directa y fiel sobre el funcionamiento de las empresas del Estado.

Si bien el señor Ramírez tiene todo el derecho de no dar una entrevista a este diario (sus razones tendrá) y de prohibirle a sus colaboradores entregar cifras sobre las actividades de la oficina del ministerio o de la presidencia petrolera, no puede negarse a que los periodistas de El Nacional acudan a una rueda de prensa (a la cual estaban invitados tanto los periodistas extranjeros como los de los medios venezolanos) para informarse.

Este apartheid informativo que el señor Rafael Ramírez ha creado especialmente contra este diario y sus trabajadores, debe ser objeto de rechazo no sólo del gremio sino del resto de los venezolanos, así como de las ONG que defienden la vigencia de los derechos democráticos en Venezuela. En este caso en particular se está discriminando a un sector del periodismo del país, y no existe una razón valedera que justifique bloquear, mediante guardias de seguridad armados, el libre acceso a una rueda de prensa de Pdvsa donde se va a hablar de un tema de interés ciudadano.

La única razón, por decirlo así, es que el señor Ramírez se haya enterado, por arte de la telepatía o la anticipación mental, de lo que iba a escribir el periodista y de la traviesa foto que tomaría el reportero gráfico. En esto Ramírez se parece a Blanca Ibáñez, cuando la susodicha trató de impedir que El Nacional publicara una rueda de prensa que ofreció su rival, la señora Lusinchi.

Qué le vamos a hacer: la quinta república cada día se parece más la cuarta, y tiene hasta su Blanca Ibáñez, aunque de pelo blanco.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Febrero 2008  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29   

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog