Apertura petrolera sumó 1,05 millones de barriles a la producción

Por Venezuela Real - 25 de Febrero, 2008, 10:45, Categoría: Petróleo/Energía

ANA DIAZ
El Nacional
25 de febrero de 2008

El proceso dejó a Venezuela $ 41 millardos de inversión extranjera
Sin esta política, la exportación actual de crudo alcanzaría 700.000 barriles, según observadores

La satanización de la apertura petrolera no opaca el impacto beneficioso de esa política para el país: el incremento de la producción de crudo en 1,05 millones de barriles diarios a través de una inversión de 41 millardos de dólares.

Fuentes del sector energético que solicitaron no revelar su nombre, hacen un recuento del proceso que introdujo cambios estructurales en la negociación entre las empresas transnacionales y los países productores de petróleo, sin que ellos perdieran la soberanía.

Precisaron que sin la apertura la exportación actual de crudo alcanzaría 700.000 barriles diarios. Según la Organización de Países Exportadores de Petróleo la producción de Venezuela es 2,4 millones de barriles por día, a los que se deben restar 650.000 barriles del consumo interno.

Esto deja 1,75 millones de barriles diarios para los mercados internacionales, de los que los proyectos de la apertura aportan 1,05 millones de barriles por día.

Los observadores opinan que "es una pena que la producción de crudo de 3,5 millones de barriles diarios, en 1999, se haya reducido por problemas de impericia e ineficiencia de la nueva Pdvsa".

Recordaron que al plantearse la apertura, "en la década de 1990, Venezuela pasaba por una situación económica difícil, agravada por la crisis financiera que hizo que cerraran más de la mitad de los bancos". A esto se sumó la caída continua de los precios internacionales del petróleo, y la cesta venezolana llegó al piso de 9 dólares por barril.

Los pagos de Pdvsa al Fisco Nacional –que absorben 80% del ingreso petrolero por concepto de los impuestos de explotación (regalía) y sobre la renta, más los dividendos– dejaban a la industria poco margen para las inversiones de recursos propios en actividades prioritarias.

Había que incorporar nuevas reservas de crudo, aumentar la producción existente y desarrollar la faja del Orinoco. Pdvsa debió buscar los mecanismos para conseguir los recursos y la tecnología necesarios.

El artículo 5 de la Ley Orgánica que Reserva al Estado la Industria y Comercio de los Hidrocarburos o Ley de Nacionalización Petrolera –derogada por el gobierno de Hugo Chávez– preveía celebrar los contratos de servicio con terceros, lo cual permitió los convenios operativos.

También contemplaba las asociaciones para la exploración y producción de petróleo con terceros, siempre que privara el interés nacional y que los convenios fueran aprobados en sesión conjunta por las cámaras de senadores y de diputados del Congreso de la República.

Desde la nacionalización, el 1º de enero de 1976, Pdvsa ejerció el monopolio de todas las actividades de los hidrocarburos.

De acuerdo con el artículo 5º, la participación estatal en la asociación implicaba el control del Estado, ratificado por el dictamen de la Corte Suprema de Justicia sobre la interpretación solicitada por Lagoven en 1992.

La Corte estableció que el Estado siempre tendrá el control sin importar su participación accionaria a través de la acción dorada, con la que el Estado tiene la última palabra en las decisiones del consorcio, al contar con el voto doble.

Debate intenso.

"La apertura petrolera se llevó a cabo dentro de un gran debate nacional. Todos los sectores fueron informados y consultados", destacaron las fuentes. Las comisiones del Congreso de la República interpelaron muchas veces a los ministros de Energía y Minas y los directivos de Pdvsa y sus operadoras Lagoven, Maraven y Corpoven.

La campaña divulgativa en los medios hizo que la población conociera la apertura, la cual –según encuestas especializadas– contó con 75% de la aprobación del público.

Mediante la modalidad de los convenios operativos, la empresa contratista hacía la inversión para recuperar el petróleo remanente en campos marginales y recibía un pago por el crudo producido que entregaba a Pdvsa. En 1992, 1994 y 1997 se realizaron las licitaciones de 38 campos.

"La tercera ronda –abierta a los medios– fue calificada por los observadores del acontecer petrolero como la licitación más transparente", destacaron los voceros. 131 empresas nacionales y extranjeras acudieron a la cita del 2 al 6 de junio de 1997.

En esa semana, el Fisco percibió 1,4 millardos de dólares sólo por el pago del bono Factor de Valorización. Privó la razón comercial, al punto de que la petrolera de la República Popular China se adjudicó los campos Caracoles e Intercampo Norte.

En mayo de 1996 se licitaron 10 áreas bajo la modalidad de asociaciones de exploración a riesgo y producción compartida. Los consorcios mostraron interés por 8 bloques y pagaron bonos por 244 millones de dólares. Las empresas asumieron la inversión exploratoria –cuyo resultado fue poco exitoso– y que Pdvsa ahorró los recursos que habría colocado si hubiese trabajado sola.

Las asociaciones en la faja del Orinoco posibilitaron la comercialización de parte de las reservas –1,2 billones de barriles– de crudos pesados con alto contenido de azufre y vanadio. Las empresas internacionales petroleras aportaron inversiones y tecnología de punta para mejorar el petróleo y convertirlo en liviano, para que fuera vendido a un precio mayor en los mercados internacionales.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Febrero 2008  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29   

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog